Las emisiones mundiales de carbono podrían haber alcanzado el máximo en 2023 y disminuir en 2024

Hubo en el pasado reciente dos años con caída de emisiones, pero el uso de combustibles fósiles aumentó en ambas ocasiones, dando como resultado más crecimiento en las emisiones

Alcanzar el nivel máximo de emisiones sería un avance para que los países se encaminen hacia economías de cero emisiones netas y acelerar el desarrollo de tecnologías.
Por Matthias Kimmel
28 de mayo, 2024 | 03:00 AM

Bloomberg — Las emisiones globales de CO² pudieron haber registrado un máximo en el 2023 antes de empezar un declive estructural en este año, de acuerdo con los nuevos escenarios sobre energía y el clima a largo plazo de BloombergNEF respecto a la transición energética hacia una economía baja en carbono.

Se prevé que las emisiones se reduzcan entre un 2% y un 2,5% en el 2024, de acuerdo con el más reciente informe de BNEF sobre las Nuevas Perspectivas Energéticas, difundido la semana pasada, como consecuencia de la reducción de generación eléctrica a base de carbón en China y la disminución en la demanda de combustibles fósiles en las economías europeas y asiáticas más desarrolladas.

Torres de refrigeración de una central térmica en Peitz, Alemaniadfd

Se trataría de la primera disminución estructural de las emisiones de gases de efecto invernadero a raíz de los esfuerzos conjuntos de los países en la lucha contra el cambio climático.

Lea más: Cinco lecciones climáticas de la millonaria carrera hacia las cero emisiones netas

PUBLICIDAD

Las emisiones ya se recortaron en otras ocasiones, en los años 2009 y 2020, como consecuencia de las recesiones económicas derivadas de la crisis financiera global y de la pandemia del Covid-19. No obstante, la utilización de combustibles fósiles se incrementó en ambos años, lo que se tradujo en un mayor crecimiento de las emisiones.

Alcanzar el punto máximo de emisiones supondría el inicio de la transición hacia las cero emisiones netas en 2050. Para que la temperatura mundial no aumente más de 2°C, es necesario acelerar considerablemente los esfuerzos para el desarrollo de energías no contaminantes y la introducción en el mercado de nuevas tecnologías, tales como la captura de carbono y el hidrógeno.

Lea más en Bloomberg.com