¿Qué bonos dólar linked usar para cubrirse de una devaluación en Argentina?

El mercado está convencido de que el Gobierno hará lo imposible para no devaluar en este año electoral. Pero los agentes toman cobertura para cuando llegue la devaluación

Foto: Michael Nagle/Bloomberg
05 de abril, 2023 | 10:46 AM

Buenos Aires — Los enormes desequilibrios monetarios que tiene Argentina, más la falta de reservas en el Banco Central (BCRA) –las netas líquidas están en valores negativos– y la sequía como frutilla de un postre agrio hacen suponer que tarde o temprano el país sufrirá un salto discreto del tipo de cambio oficial, aunque nadie está seguro de cuándo llegará ese momento. Sin embargo, el mercado es consciente que el Gobierno hará todo lo que sea necesario para que dicho salto no llegue antes de las elecciones 2023.

En ese marco de zozobra, muchos analistas creen que los bonos dólar linked, ya sean del sector público o privado, son una buena opción para cubrirse ante una eventual devaluación, ya que se trata de instrumentos que ajustan por la evolución del dólar oficial.

VER +
Devaluación en Argentina: dos bancos proyectan dólar oficial arriba de $800 en 2024

“El mercado ya casi da por hecho que existirá un salto devaluatorio, la única duda es cuándo será”, sostiene, sin eufemismos, un informe elaborado por Juan Pedro Mazza, estratega de renta fija en el bróker Cohen Aliados Financieros. Y añade: “Con una dinámica del mercado cambiario acelerada en tiempos, vemos cerca el momento adecuado para dolarizar portafolios”.

Aunque el Gobierno logre evitar el salto devaluatorio hasta después de las elecciones, tal como se prevé, el Banco Central viene aumentando con fuerza el ritmo de depreciación del dólar oficial.

PUBLICIDAD
VER +
Argentina anunciará medidas cambiarias e impositivas: qué pasa con la Ley de Alquileres

Los bonos que permiten cubrirse de una devaluación

En el mencionado documento, Mazza evaluó las ventajas y desventajas de cada tipo de bono dólar linked. Al respecto, reseñó:

  • Bonos dólar linked soberanos: “Surgen como primera opción contra una devaluación. En lo que va del año hubo una gran demanda de estos instrumentos y tanto el TV24 como el dual TDF24 tuvieron un retorno de 28% y 23%, respectivamente. Sus tasas se encuentran actualmente en devaluación +6% y +3%, relativamente altas contra sus pares corporativos, que se colocan a niveles del 0% en el mercado primario. Otra ventaja de los soberanos es que son muy líquidos y es posible comprarlos y venderlos rápidamente con un bajo costo de transacción”. No obstante, el ejecutivo de Cohen advirtió que estos premios en las tasas tienen una razón de ser y que es muy posible que a medida que nos adentremos en el año electoral reaparezca el ruido alrededor de la deuda en pesos como consecuencia de las tensiones políticas.
  • Bonos corporativos dólar linked: “El problema que muestra es la baja cantidad de opciones disponibles, particularmente cuando limitamos la búsqueda a bonos con vencimiento en 2024. Dada la naturaleza de la inversión, es importante analizar la exposición de la empresa al riesgo cambiario (particularmente que no exista un riesgo de descalce). Por esto, priorizamos empresas con una parte considerable de sus ingresos en exportaciones o en actividades en el extranjero. Algunos ejemplos de esto son los bonos de Molinos, Vista o Cresud. En caso de que esto no ocurra y que la mayor parte de los ingresos de la empresa sean en pesos, es clave que la empresa no tenga costos dolarizados y que la proporción de la deuda en dólares sobre sus ingresos sea reducida. Lo primero es esencial, pues una empresa con ingresos en pesos y costos en dólares (como Edenor) tienen una gran exposición al riesgo cambiario, riesgo que se amplificó por tener su deuda indexada al dólar”.
  • Bonos y letras provinciales dólar linked: “Se presentan como otra alternativa interesante. Aunque implican una mayor exposición que la del riesgo soberano, esto se compensa parcialmente por el hecho de que suelen estar garantizados ya que las provincias cuentan con sólidas cuentas fiscales. Un ejemplo reciente de esto fueron las letras dólar linked que licitó Neuquén el martes 28 de marzo, con vencimiento en 2024 y 2026,
  • garantizadas por la coparticipación y las regalías del petróleo, respectivamente”. Al igual que sucede con los corporativos, el problema de este segmento, destaca Mazza, es la falta de liquidez.
  • Fondos Comunes de Inversión dólar linked: “Permiten acceder a muchos instrumentos que ya no se consiguen en el mercado, además de contar con la ventaja de ser cartera diversificada y con una administración activa. Pero estos vehículos tienen un riesgo propio: un salto devaluatorio puede disparar una ola de rescates intentando capitalizarlo, lo que implica que posiblemente el salto devaluatorio no puede ser capturado en su totalidad. En este sentido, recomendamos los FCI de Balanz Capital Renta Fija, Compass Renta Fija III, Delta Gestión IX y Toronto Trust Global Capital”.
VER +
Argentina pierde juicio por US$ 1.500M en caso de bonos atados al PBI

Opciones en corporativos largos

Por su parte, Tobías Pejkovich, economista de Facimex Valores, consideró que para inversores que estén buscando cobertura cambiaria y tengan el objetivo de capturar un eventual escenario de unificación el próximo año, hay más valor en corporativos largos a 2024 por encima de los soberanos TV24 o TDF24, por dos razones.

  • “Por un lado, el Tesoro estuvo aumentando bastante la oferta de estos dos instrumentos, ya que son los únicos vehículos que tiene a disposición actualmente para hacer el roll over a 2024 sin convalidar rendimientos de dos dígitos”, indicó.
  • Por otro lado, concentrar la exposición en instrumentos corporativos un poco más largos a 2024 permite bajar considerablemente la dependencia de un abrupto levantamiento de los controles de capitales”, añadió.

¿Cuándo puede llegar la devaluación?

Pejkovich subrayó que, si bien la sequía elevó los riesgos en el frente cambiario, el Gobierno evitará una devaluación de salto restringiendo importaciones e implementando esquemas de tipo de cambio diferencial. Sin embargo, aclaró, dado lo ajustado que está el frente externo, “el ritmo del crawling peg mantendrá una alta velocidad crucero ya que no hay margen para atrasar el tipo de cambio real”.

PUBLICIDAD
Gentileza de Aurum Valoresdfd

¿Qué dicen los futuros?

En ese sentido, hay que señalar que el Banco Central aumentó el ritmo de devaluación del peso, y se sintió en los contratos atados al dólar oficial. Como consecuencia de ello, los futuros de dólar subieron a lo largo de toda la curva, con excepción del contrato de abril. Tras la suba, las tasas efectivas rondan entre el 8% y 8,5% mensual, con excepción del próximo vencimiento que se sitúa en 7,4%.

VER +
Argentina rumbo al waiver y dudas por la sequía: lo que dejó el cambio de metas del FMI

Las tasas implícitas son elevadas y hoy no creemos que se vayan a materializar”, reseñó un informe de Delphos Investment. El mismo documento, afirma: “Sin embargo, sí creemos que mientras reine la incertidumbre respecto al mercado de cambios pueden seguir subiendo, aunque un eventual éxito del dólar soja 3 y/o un dato de inflación menor al esperado para marzo podrían traer cierta calma temporal”.

Al analizar la curva de contratos de dólar futuro ROFEX, comparando a finales de febrero con finales de marzo, muestran un aumento de las expectativas de devaluación. “El precio de los contratos (precio esperado del dólar a vencimiento del mismo) tuvo un remarcable salto a partir del mes de agosto, el mes de las PASO”, indica un informe de Aurum Valores.