Salida del cepo en Argentina: el paso clave que dio el Gobierno y las dudas por el swap

El equipo económico dio un importante paso para sanear el balance del BCRA empujando a bancos a cambiar pases por deuda del Tesoro. En paralelo, crece la incertidumbre a semanas del vencimiento de US$4.800 millones del swap

Argentina debate cómo salir del cepo cambiario
19 de mayo, 2024 | 06:00 AM

Buenos Aires — El Gobierno argentino ha reiterado su intención de eliminar el cepo cambiario lo más rápido posible. Todos los esfuerzos que está realizando la administración de Javier Milei, dijo esta semana su ministro de Economía, Luis Caputo, conducen a ese objetivo. Pero mientras en los últimos días el equipo económico dio un paso clave para remover los controles de capitales, también surgieron dudas respecto de una negociación que puede entorpecer esa salida.

A través de una serie de decisiones que incluyeron una nueva baja de la tasa de política monetaria y cambios regulatorios, el equipo económico empujó a los bancos a que migren una porción significativa de la montaña de pesos que tenían colocados en pases a títulos del Tesoro, lo que implicó continuar saneando el balance del Banco Central (BCRA).

Pero en paralelo, volvieron a asomar los interrogantes respecto de los millonarios vencimientos por el swap que deberá afrontar el Gobierno en junio y julio, por 35.000 millones de yuanes, equivalentes a más de US$4.800 millones.

Pesos migran del BCRA al Tesoro

El jueves, la Secretaría de Finanzas informó que adjudicó ARS$11,7 billones en una licitación en la que enfrentaba vencimientos por algo más de ARS$3,2 billones. El excedente, explicó Economía en un comunicado, se utilizará para reducir la base monetaria.

PUBLICIDAD

Esa fuerte demanda estuvo impulsada no solo por la baja de tasas que convalidó el BCRA el martes, que llevó la Tasa Efectiva Mensual (TEM) a 3,3%, casi un punto porcentual por debajo de lo que pagó el Tesoro. Además, la autoridad monetaria flexibilizó dos límites normativos para empujar a los bancos a que se vuelquen sobre los títulos que ofrecía Finanzas: eximió a las LECAPs del cálculo de la Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) y ofreció puts para bonos CER, de modo que las entidades pudieran suscribir a esos títulos de deuda sin que ello implique un aumento del llamado ‘riesgo Tesoro’.

Esta migración de pesos del Central al Tesoro resulta clave en el objetivo del Gobierno de sanear la hoja de balance de la entidad que preside Santiago Bausili, condición necesaria para eliminar el cepo cambiario.

Santiago Bausili, presidente del Banco Central, y Luis Caputo, ministro de Economíadfd

Cerrando los grifos de emisión

La jugada, sin embargo, tiene otro efecto monetario significativo: reducirá las necesidades de emisión que debe realizar el BCRA para el pago de intereses de su deuda. No solo por el recorte de tasa, sino también porque esos intereses devengan sobre un stock menor. En apenas 48 horas, el stock de pases pasivos se redujo en casi ARS$2,9 billones, de ARS$35,5 billones el 14 de mayo a ARS$32,6 billones el 16 de este mes, último dato oficial disponible.

PUBLICIDAD

Con la licitación del jueves, señaló en redes sociales Federico Furiase, asesor del ministro de Economía, los pases y la emisión endógena se reducirán en torno a un 25%. En noviembre pasado, agregó, la emisión monetaria endógena por intereses de pasivos remunerados alcanzaba casi el 30% de la base monetaria, mientras que ahora esa cifra cayó al 8% de la base monetaria.

En un informe a clientes enviado en los últimos días, la consultora Econviews lo resumió con otro encuadre: “Mientras en noviembre se pagaban casi ARS$ 5,5 billones (en pesos actuales), para mayo estimamos que serán ARS$1,3 billones”, escribieron.

Según cálculos de Facimex Valores, a mediados de diciembre, el déficit cuasifiscal ya es una quinta parte de lo que era en diciembre ya que los pasivos remunerados pasaron de devengar intereses al 119% a hacerlo al 25%. A mediados de diciembre, agregaron, había 13,5% del PBI en pasivos remunerados, desde el lunes habrá 8,6% y anticiparon que en las próximas semanas seguirán bajando.

La primera etapa del proceso para eliminar el cuasifiscal estuvo marcada por las bajas de tasas de interés. Esta semana arrancó la segunda etapa donde se termina de eliminar el cuasifiscal desarmando los pasivos remunerados en pesos (quedan los pasivos en dólares)”, señaló en su cuenta de X Adrián Yarde Buller, economista jefe de Facimex.

El equipo económico del Gobierno también cerró en estos días otra de las principales canillas de emisión. Anunció esta semana que retomaría la discrecionalidad para intervenir en el mercado secundario de títulos del Tesoro en pesos, hasta ahora limitada por precios predeterminados en la normativa (spread del 2%) vigente hasta esta semana.

El bid más esos 200 puntos básicos (bps), explican desde el BCRA, se estableció durante la gestión anterior cuando el Tesoro necesitaba seguir colocando títulos. Entonces, agregan, los bancos pidieron los puts y el bid que los proteja. Con esa decisión, argumentan ahora desde la entidad que preside Santiago Bausili, el BCRA entregó a los bancos la decisión de cuando compra, a qué precio, y qué monto. En otras palabras, explican, el BCRA perdió el control de cuánto expande la base monetaria y ahora lo retoma al intervenir con discrecionalidad.

Del lado de los activos, el BCRA también continuó saneando su hoja de balance al mantener la racha de compras de divisas en el mercado de cambios. Desde el cambio de Gobierno, ya sumó US$16.612 millones a sus reservas. Esta fuerte recomposición de reservas se da incluso antes de que ingrese el grueso de dólares de liquidaciones del agro que se esperan para este segundo trimestre.

PUBLICIDAD

Dudas por el swap con China

Luego de que la semana pasada los estados contables del Banco Central revelaran que la entidad deberá afrontar vencimientos por unos 35.000 millones de yuanes entre junio y julio, equivalentes a unos US$4.844 millones, en estos días volvieron a asomar las dudas respecto de si el Gobierno de Javier Milei logrará alcanzar un acuerdo con China para renegociar esos montos.

Fuente: Cancillería Argentinadfd

La incertidumbre que había dejado el viaje oficial que realizó Diana Mondino a China a principios de mayo volvió a escalar en los últimos días. Dos consultores con vínculos con ejecutivos en el país asiático, que pidieron reserva, dijeron a Bloomberg Línea que la negociación se empantanó.

Uno de ellos, incluso, expresó que si no renegocian urgente, el Gobierno argentino deberá devolver esos casi US$4.900 millones entre junio y julio.

El otro consultor, en tanto, coincidió con esa visión y sumó que la información que le llegó desde el país asiático en estos días es que a no habría rollover del swap y deberían pagarlo. Incluso, sumó que Mondino habría vuelto de China con una serie de exigencias difíciles de cumplir, como por ejemplo la apertura al acero y aluminio chino, que podrían complicar la negociación futura con el FMI.

Ante la consulta de Bloomberg Línea, desde el equipo económico y desde la Cancillería argentina dijeron no contar con información al respecto. Días atrás, una fuente del equipo económico, que pidió reserva, había dicho a este medio que durante aquellas reuniones que se mantuvieron con los funcionarios chinos se establecieron los equipos técnicos que llevarían adelante las conversaciones sobre los próximos pasos. Y recordó que ya se había ingresado en una etapa de conversaciones directas y sensibles que no deben comentarse públicamente ya que publicaciones imprecisas podrían interferir en ese diálogo.