Apuestas de recorte de tasa en Chile alimentarán emisiones corporativas de bonos

Las tasas de los bonos del Gobierno en pesos a dos años han caído casi 40 puntos base en solo diez sesiones a un 7%, y deberían seguir bajando a medida que se acerca el esperado recorte de TPM

Los peatones pasan frente al Banco Central de Chile en el centro de Santiago, Chile, el jueves 28 de junio de 2018.  Fotógrafo: Cristobal Olivares/Bloomberg
Por Valentina Fuentes
27 de junio, 2023 | 08:52 AM

Bloomberg — Todavía no ha llegado el primer recorte de la tasa de política monetaria en Chile, pero la expectativa de que ello ocurra en julio está impulsando un aumento en las emisiones de bonos bancarios.

Las tasas de los bonos del Gobierno en pesos a dos años han caído casi 40 puntos base en solo diez sesiones a un 7%. Y éstas deberían seguir bajando a medida que se acerca el esperado recorte.

En lo que va de junio los bancos locales y algunas empresas han emitido bonos por US$813 millones. Esto se compara con un promedio mensual de unos US$685 millones en el resto del año, según datos de RiskAmerica. Y es probable que ese monto aumente en julio a medida que más empresas busquen refinanciar pasivos.

Las emisiones bancarias se han venido reactivando este mes y ahora, con mayor probabilidad de que venga un recorte de TPM en julio, debiésemos ver mejores condiciones financieras para que emisores corporativos se sumen a esta tendencia en las semanas que vienen”, dijo Diego Pino, jefe de trading de bonos corporativos y acciones de Scotiabank Chile.

PUBLICIDAD
Suben emisiones de bonos bancarios y corporativos | Emisiones al 20 de junio casi superan máximo mensual de 2023dfd

Los bancos locales han estado vendiendo bonos para gradualmente refinanciar los cerca de US$50.000 millones que tomaron en créditos del banco central durante la pandemia, dijo María Eugenia Díaz, gerenta de sales de renta fija local e internacional de Banchile Corredores de Bolsa. Esos créditos vencen en julio de 2024.

Cambio de tono

Como se esperaba, el Banco Central de Chile mantuvo sin cambios la semana pasada la TPM en 11,25%. La sorpresa estuvo en que fue un voto dividido 3 a 2 y en la redacción del comunicado en el cual borró la alusión a que está a la espera de que la inflación se “consolide”.

El banco central también recortó su pronóstico de inflación para este año de 4,6% a 4,2%. La presidenta del consejo, Rosanna Costa, dijo que el IPC estaría cerca de la meta del 3% en el segundo semestre del próximo año.

PUBLICIDAD

El cambio de tono hizo que las tasas swap a dos años bajaran 28 puntos base la semana pasada, lo que llevó la caída de junio a casi 90 puntos base, la mayor baja mensual desde noviembre. En esa ocasión, la caída provocó un auge en las ventas de bonos en diciembre.

Ese mes se vendieron más de US$2.000 millones en bonos, la mayoría en Unidades de Fomento, según datos de RiskAmerica. El año pasado el promedio mensual fue de US$678 millones.

La perspectiva de un recorte de tasas en julio “favorece a los emisores corporativos que necesitan salir a refinanciar pasivos en el largo plazo, ya que la tasa larga está más estable”, dijo Díaz de Banchile. “Por ahora sigue siendo conveniente emitir localmente versus afuera, ya que la Reserva Federal aún no ha terminado el ciclo alcista”.

En lo que va del año, abril ha sido el mejor mes en términos de monto de nuevos bonos emitidos, con US$978 millones, según RiskAmerica. Pero con una semana restante, junio podría superar esa cifra.

Lea más en Bloomberg.com.