Política chilena del litio ahuyentará inversores, según magnate minero Friedland

Chile es el segundo productor mundial del metal y el presidente Gabriel Boric busca un mayor papel del Estado en el sector

Fotógrafa: Anita Pouchard Serra/Bloomberg
Por James Fernyhough
24 de abril, 2023 | 10:12 AM

Lea esta historia en

Inglés

Bloomberg — El multimillonario magnate de la industria minera Robert Friedland ha criticado el plan del Gobierno chileno de exigir una participación de control en todos los futuros proyectos de litio, advirtiendo de que podría disuadir la inversión y arriesgarse a paralizar la transición hacia la energía limpia. En una entrevista, el canadiense, presidente de Ivanhoe Mines Ltd., describió el anuncio como “bastante desafiante para el capital internacional, y hace más difícil invertir en Chile”.

VER +
Marcela Hernando: Estrategia nacional del litio de Chile “no es una nacionalización”

Friedland también dijo que “el dinero es un cobarde” y “huye a la primera señal de problemas”. Se espera que la demanda de litio, ingrediente básico de las baterías de los vehículos eléctricos, aumente en las próximas décadas a medida que los fabricantes de automóviles abandonen los modelos impulsados por gasolina y gasóleo. Chile es el segundo productor mundial del metal, y el presidente Gabriel Boric busca un mayor papel del Estado en el sector, al tiempo que intenta crear una industria nacional de transformación y proteger el medio ambiente.

Gabriel Boric, presidente de Chiledfd

La política tiene algunas similitudes con lo que el presidente Joko Widodo está intentando hacer con el níquel en Indonesia.

La medida de Santiago socavará la reputación de Chile como uno de los lugares más seguros para los inversores extranjeros en América Latina y equivale a la “nacionalización” del sector del litio del país, dijo Friedland. El magnate minero ha participado en la explotación de algunos de los mayores yacimientos de cobre del mundo, como Oyu Tolgoi, en Mongolia, y Kamoa-Kakula, en la República Democrática del Congo.

PUBLICIDAD
VER +
Qué es el litio, para qué sirve y cómo será la estrategia de Chile para su explotación

Es “probable que el Gobierno retroceda mucho, negando a empresas como Río Tinto, Teck y BHP la posibilidad de entrar e invertir”, afirmó Friedland. “Eso no acabará bien, en mi opinión”.

Los gobiernos son ineficientes mineros, y era “mucho más eficiente” animar al sector privado a invertir, afirmó, añadiendo que las políticas nacionalistas “poco meditadas” corrían el riesgo de hacer descarrilar la transición hacia una energía limpia.

La nueva política de Santiago se produce en un momento en que los aumentos propuestos en las regalías mineras en Chile, el malestar social en Perú y la amenaza de subidas de impuestos en Panamá han retrasado proyectos de cobre en esos países y han asustado a los inversores. El cobre, al igual que el litio, es un ingrediente fundamental en las aplicaciones de energías limpias, y Chile y Perú son los productores número 1 y número 2 del mundo de este metal.

Lea más en Bloomberg.com