¿Se agotarán los subsidios de Mi Casa Ya? Así están los cálculos

Camacol informó que si bien están asegurados los recursos para los 50.000 subsidios familiares de vivienda de Mi Casa Ya, solo hay disponibles 33.000 coberturas a la tasa de interés, lo cual compromete el desembolso de 17.000 subsidios:

.
21 de junio, 2024 | 01:00 AM

Bogotá — El Gobierno Petro se comprometió a entregar este año 50.000 subsidios familiares de vivienda como parte del programa Mi Casa Ya. Sin embargo, Camacol (Cámara Colombiana de la Construcción) advirtió que, aunque están asegurados los recursos, solo hay disponibles 33.000 coberturas a la tasa de interés, lo cual compromete el desembolso de 17.000 subsidios.

Ver más: Precios de la vivienda en Colombia: ¿qué explica que estén entre los de mayor crecimiento mundial?

Por lo que el gremio emite una alerta para que las 17.000 coberturas a la tasa faltantes puedan ser tramitadas con tiempo suficiente con el fin de que no haya suspensión de los procesos de asignación. “A la fecha se habrían asignado casi 22.000 de las 33.000 coberturas disponibles, de manera que, sin el trámite de las coberturas faltantes, los subsidios se estarían agotando hacia mediados de agosto del 2024″, enfatizó la Cámara.

Recordemos que Mi Casa Ya es un programa a través del cual el Gobierno Nacional otorga subsidios para facilitar la compra de vivienda nueva de interés social y prioritario (VIS y VIP) a los hogares más vulnerables. Además, que de esos 50.000 cupos que habla el Ejecutivo, los hogares beneficiarios deben recibir un subsidio familiar de vivienda de entre 20 y 30 salarios mínimos, y una cobertura a la tasa de interés.

PUBLICIDAD

El manejo que se le ha dado a esta iniciativa durante la actual administración ha sido fuertemente criticada. Sandra Forero, expresidenta de Camacol (Cámara Colombiana de la Construcción) y concejal de Bogotá por el Centro Democrático, le dijo a Bloomberg Línea en abril que las decisiones que se han tomado han sido terriblemente nocivas.

“Acabar un programa eficiente y efectivo como Mi Casa Ya, que había trascendido en sus distintos componentes. Con argumentos que faltan a la verdad el Gobierno decidió cambiar su metodología, reducir los recursos y construir vivienda solo en pequeños municipios donde ni la demanda está lista ni se requiere tanta vivienda”.

En esa línea, explicó, que lo que se hizo fue tomar decisiones contra la VIS y que la muestra es que caen las ventas del sector constructor más de 40%, caen las iniciaciones casi 50%, y que es ahí, precisamente, donde se genera el golpe negativo al empleo.

PUBLICIDAD

Sobre la situación actual, Guillermo Herrera, presidente de Camacol, sostuvo que en un escenario en el cual el mercado no repunta, hay preocupación por la disponibilidad de recursos para financiar la totalidad de los subsidios anunciados para Mi Casa Ya en el 2024 y en el 2025.

Explicó que, aunque el sector privado está haciendo su parte al mantener una oferta sólida de viviendas, y las tasas de interés están bajando, todavía hay incertidumbre sobre si se podrán financiar los subsidios prometidos.

Ventas no despegan

De acuerdo con cifras de Camacol, en valor de ventas, el mercado constructor registró una contracción del -10,9 % en los primeros cinco meses del 2024, frente al mismo periodo del 2023. En total se registraron preventas por COP$15,46 billones, un valor que contrasta con los periodos equivalentes del 2023 ($17,35 billones) y 2022 ($27,25 billones).

“Si bien el valor de las ventas de Vivienda de Interés Prioritario (VIP) se incrementó en un 58,8 %, lo que representa un crecimiento de COP$299.704 millones en el 2024, el segmento VIS diferente de VIP (COP-$1,2 billones) y la No VIS (COP-$969.848 millones) registraron una caída acumulada de COP-$2,19 billones”, indicó el gremio.

En cuanto a la construcción de nuevas viviendas, a mayo del 2024, se registró una disminución del -11,2%.

Por segmentos, si bien la VIS creció el 1% frente al 2023, esto se explica por una variación de cerca de 4.237 unidades iniciadas en el segmento de hasta 90 salarios mínimos (VIP).

“El comportamiento comercial de la VIP es destacable, pero su volumen de ventas está lejos de compensar las caídas generales del mercado, y por lo tanto no se puede hablar de una reactivación sustentada en la Vivienda de Interés Prioritario”, expresó Guillermo Herrera, presidente de Camacol.

PUBLICIDAD

Ver más: Las ventas de viviendas nuevas en EE.UU. saltan a su nivel más alto desde septiembre

La construcción en Colombia mueve 32 cadenas productivas y 54% del aparato productivo. Según Forero, en el país había más de 700 empresas construyendo VIS y se estaban desembolsando subsidios en más de 350 municipios, “ya hay unas compañías que han dicho que esto no es viable y hay quienes compran y desisten por esas condiciones, dejando así el inventario a las constructoras”.

La expresidenta de Camacol concluyó que la ministra de Vivienda, Catalina Velasco, falta a la verdad cuando dice que los subsidios le están llegando a la clase media. Refirió que hay un estudio de la Universidad de los Andes que demuestra que el 75% de los subsidios de Mi Casa Ya le estaban llegando a hogares hasta de dos salarios mínimos de ingresos.