México frena gasto público mientras ingresos caen y costo de la deuda aumenta

Hacienda espera que los ingresos petroleros se moderen a partir de marzo debido a la baja en el precio del crudo y negó que el costo de la deuda presione las finanzas públicas

En el primer trimestre de 2023, México recibió MXN$123.816 millones menos por ingresos petroleros.
02 de mayo, 2023 | 04:00 AM

Ciudad de México — México frenó el gasto público cuando los focos amarillos se encendieron sobre los ingresos presupuestarios y el costo financiero de la deuda, durante el inicio de 2023 en el que la economía creció más de lo esperado por los analistas.

El gasto público ascendió a MXN$1.868 billones en el primer trimestre del año, monto que resultó menor a los MXN$2.058 billones programados en el Presupuesto de Egresos 2023, lo que implicó un subejercicio de MXN$190.527 millones, de acuerdo con el informe trimestral de la Secretaría de Hacienda.

Además, el gasto público disminuyó 3,7% real anual en el primer trimestre de 2023, que es la mayor contracción observada desde 2019 para un mismo periodo.

Para dimensionar el tamaño del subejercicio registrado, este es similar a la bolsa de recursos aprobada para todo 2023 de seis programas prioritarios del presidente Andrés Manuel López Obrador, que son Sembrando Vida, Pensión para personas con discapacidad, operación de la Guardia Nacional, Jóvenes Construyendo el Futuro y las becas Benito Juárez, que juntos suman casi MXN$194.000 millones

PUBLICIDAD

Del subejercicio detectado en los primeros tres meses del año, 84% corresponde a gasto programable, es decir, MXN$160.955 millones fueron subejercidos de forma directa por el Gobierno de AMLO, como se le conoce al presidente, en las Secretarías de Estado, ramos autónomos, el IMSS, ISSSTE, Pemex y CFE.

Pemex fue la entidad que más recursos subejerció con MXN$41.740 millones en inversión física y servicios generales, después siguió Turismo que subejerció MXN$38.735 millones en la construcción del Tren Maya, y el IMSS que dejó de gastar MXN$25.577 millones en pensiones, servicios generales, servicios personales y materiales y suministros.

Caen ingresos por efecto del precio del petróleo

El Gobierno de AMLO comenzó a gastar menos de lo que se aprobó en el Presupuesto cuando los ingresos presupuestarios registraron una reducción producto de la caída de los ingresos petroleros.

PUBLICIDAD

Durante el primer trimestre de 2023, los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en MXN$1.742 billones, monto menor en MXN$117.486 millones respecto de lo estimado en el programa y en 5,5% real anual, la contracción más alta desde el 2018 para un mismo periodo.

Hacienda dijo en su informe trimestral que los menores ingresos se explican por la disminución del precio internacional del petróleo que afectó los ingresos por la venta de crudo y por la apreciación del tipo de cambio, principalmente.

El precio del petróleo programado para el primer trimestre era de US$81,8 por barril, pero se observó un precio de US$68,1 por barril, en tanto que el tipo de cambio esperado era de 20,2 pesos por dólar y el observado en el periodo fue de MXN$19,1 por dólar.

En el primer trimestre estaba programada la entrada de MXN$379.017 millones de ingresos petroleros, pero se recibieron MXN$255.200 millones, lo que implicó dejar de recibir MXN$123.816 millones.

A tasa anual, los ingresos petroleros cayeron 18,3% real, la mayor caída desde 2020, el año de la pandemia de Covid-19.

Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, dijo en conferencia de prensa virtual el viernes 28 de abril que los ingresos presentaron una “recomposición” en el primer trimestre y que hacia delante se espera una “moderación” de los ingresos petroleros ante menores precios del crudo, aunque confió en que la recaudación del impuesto de las gasolinas ayude a compensar algo del faltante petrolero.

Costo de la deuda sigue subiendo

El costo financiero de la deuda en México siguió con la tendencia al alza y en el primer trimestre del 2023 se incrementó en 46,3% anual real, el mayor aumento desde el 2017 para un mismo periodo, de acuerdo con Hacienda.

PUBLICIDAD

En el Presupuesto 2023 se programó un gasto de MXN$244.198 millones para el pago de los intereses de la deuda del primer trimestre del año, pero se observó que ese monto fue mayor en MXN$14.097 millones para ascender a MXN$258.296 millones.

Este aumento en el costo de la deuda se da en medio del pico del ciclo alcista de Banco de México (Banxico), que en marzo llevó a la tasa de interés a un nivel récord de 11,25%.

Hacienda afirma en su informe trimestral que el costo financiero de la deuda “está controlado” y que el gasto en ese rubro se compara favorablemente respecto a episodios anteriores de altas tasas de interés.

Yorio indicó que en marzo de 2017 la tasa de referencia había aumentado en 275 puntos base respecto de marzo de 2016 y el costo financiero subió 46,5% anual real; mientras que ahora en marzo de 2023 la tasa de interés acumula un alza de 475 puntos base en un año y el costo de la deuda subió 46,3% anual real.

“El costo financiero no representó una presión significativa para las finanzas públicas y no puso en riesgo la ejecución del gasto para los primeros meses del año”, declaró Yorio.