Moody’s revisa al alza calificación de Aeroméxico tras salir de la quiebra

Grupo Aeroméxico, una aerolínea mexicana que pasó por un proceso de quiebra bajo el Capítulo 11 hace casi dos años, recibió un alza de calificación crediticia

Moody's explicó que la aerolínea mejoró su estructura de costos, debido a que optimizó su flota para hacerla más eficiente en el uso de combustible y con un costo de propiedad reducido.
23 de noviembre, 2023 | 07:08 PM

Ciudad de México — Grupo Aeroméxico, una aerolínea mexicana que pasó por un proceso de quiebra bajo el Capítulo 11 hace casi dos años, recibió un alza de calificación crediticia por parte Moody’s, quien señaló que la aerolínea está positivamente posicionada, en términos financieros, frente a sus competidores de bajo costo, como Volaris y Viva Aerobus.

La calificación de la línea aérea subió de B3 a B2, del sexto al quinto lugar dentro del grado especulativo, ante lo que Moody’s consideró como “una operación financiera y robusta durante 2023″. Además, la agencia cambió la perspectiva de la aerolínea de positiva a estable.

S&P incrementó en octubre la calificación de Aeroméxico, pasando de B- a B, del sexto al quinto escalón dentro del grado especulativo.

La agencia explicó que la aerolínea mejoró su estructura de costos, debido a que optimizó su flota para hacerla más eficiente en el uso de combustible y con un costo de propiedad reducido.

PUBLICIDAD

“Las mejoras en las estructuras de capital y costos de Aeroméxico después de la quiebra también la han posicionado positivamente frente a competidores de bajo costo y otras aerolíneas globales de servicio completo”, dijo Moody’s.

El alza en la calificación crediticia se da en medio de las presiones operativas que enfrentan sus competidores Volaris y Viva Aerobus, ante la revisión que realiza Pratt & Whitney a los motores que impulsan una parte de su flota de aeronaves Airbus.

La flota de Aeroméxico está compuesta por aeronaves Boeing y Embraer. La calificadora apuntó a vientos a favor para la aerolínea por el nearshoring, pero alertó que deberá sortear mayores costos laborales, denominados en pesos mexicanos, en medio del fortalecimiento de la moneda.

PUBLICIDAD

Las acciones de Aeroméxico dejaron de cotizar en la Bolsa Mexicana de Valores, hace casi más de un año, reduciendo con ello el acceso público a la información sobre sus finanzas. La salida de las acciones de la bolsa formó parte del acuerdo con los acreedores, que también modificó la estructura de capital de la empresa, teniendo como principales accionistas a Apollo Global Management y a Delta Air Lines.

Moody’s espera que Aeroméxico alcance niveles de apalancamiento de 3x este año, una disminución si se compara con el 4,3x registrado en 2022.