Pemex eleva producción por encima de 1,9 millones de barriles diarios

La producción de Pemex alcanzó su nivel más alto en lo que va del sexenio del presidente López Obrador

Planta de endulzamiento de gas amargo en la batería de separación Perdiz que procesa producción de gas y condensados del campo terrestre Ixachi, uno de los campos prioritarios del Gobierno mexicano (Foto: Pemex).
26 de mayo, 2023 | 04:00 PM

Ciudad de México — Petróleos Mexicanos, la compañía estatal conocida como Pemex, elevó su producción de hidrocarburos líquidos a 1,9 millones de barriles diarios durante abril, el nivel más alto en el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La petrolera mexicana extrajo 1,905 millones de barriles diarios de petróleo crudo y condensados de gas, según sus indicadores petroleros más recientes.

La producción petrolera de Pemex incrementó 1,4% mensual o 27.000 barriles diarios comparado con marzo. En su comparación anual, Pemex aumentó 8% o 138.000 barriles diarios.

El gigante estatal dirigido por Octavio Romero Oropeza comenzó a contabilizar los condensados de gas de forma separada al inicio del sexenio, y aunque levantó críticas en el sector, la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos reconoció este año que México estabilizó su producción de hidrocarburos líquidos y puso fin a 20 años de declive petrolero.

PUBLICIDAD

La consultora noruega Rystad Energy coincidió con la perspectiva de EIA, y estimó que este año México producirá cerca de dos millones de barriles diarios de petróleo crudo y condensados.

AMLO y su equipo energético tienen como meta que Pemex logre una producción 2 millones de barriles diarios, luego de quitarle 500.000 barriles diarios al objetivo original durante la pandemia de Covid-19.

Exportaciones de petróleo mantienen ritmo

Pero la política de autosuficiencia de AMLO sigue inconclusa con exportaciones promedio de 973.000 barriles diarios de crudo este año, 20.000 barriles por encima del promedio de 2022.

El incumplimiento se explica por los retrasos en la construcción de dos plantas coquizadoras en las refinerías de Tula y Salina Cruz.