México

Peso mexicano se prepara para los efectos de la política monetaria de la Fed

La moneda mexicana se prepara para un nuevo objetivo de corto plazo; el resto del año comenzará una depreciación limitada, de acuerdo con analistas

Peso mexicano se prepara para los efectos de la política monetaria de la Fed
20 de julio, 2023 | 04:00 AM

Ciudad de México — El peso mexicano se dirige a un nuevo objetivo enfocado en aprovechar aún el diferencial de tasas de interés entre México y EE.UU. previo a más detalles sobre el rumbo de política monetaria de la Reserva Federal.

VER +
Peso mexicano presenta desalineación, regresará a los $20 por dólar: Moody’s Analytics

En el corto plazo, la moneda mexicana podría llegar a los MXN$16,42 por dólar, de acuerdo con analistas de Banorte. Lo anterior como niveles de resistencia estimados por la correduría; dentro del mismo análisis, se estima que la divisa local llegue a los MXN$16,65 y MXN$16,50 por unidad.

Sin embargo, los estrategas advierten que se observa una compresión del diferencial de la Reserva Federal de EE.UU. desde los 600 puntos base hasta los 550 puntos base ante la serie de alzas que pueda realizar la institución en lo que resta del año.

“Sería más que compensado por el mayor crecimiento del PIB en México; y un mayor atractivo regional por la disminución del carry de otras monedas en Latam, con el real brasiñeño, peso chileno y el peso colombiano iniciando bajas de tasas más rápida y agresivamente comparado con Banxico”, mencionaron en una nota.

PUBLICIDAD

Lo que resta de la semana bursátil se mantiene con poca afluencia de información económica relevante que pueda generar cambios en la tendencia del peso mexicano; sin embargo, el mercado espera atento la reunión de la Fed.

Depreciación gradual del peso mexicano

Aunque se espera un aumento un cuarto de punto para llevar al referencial a un nuevo rango entre el 5,25% y 5,50%, la atención estará en el informe de la Reserva Federal donde se dará más color sobre la perspectiva de los miembros y el posible rumbo de la política monetaria de ese país.

Para el caso de México, analistas de la firma neerlandesa, ING Bank, esperan que Banxico se adelante a la Fed e inicie el ciclo a la baja en la tasa de interés en noviembre.

PUBLICIDAD

A través del reporte “Giro del tequila”, los analistas de la firma explican que existe mucha ‘comodidad’ para que este proceso comience a darse mismo que es respaldado por la apreciación del peso mexicano y la caída de las tasas de mercado.

Incluso comienzan a marcar una desinversión en pesos mexicanos. “Desde aquí nos gustan las operaciones de desinversión. Pero preferiríamos hacerlas con más convicción una vez que la Reserva Federal haya tocado techo”, mencionaron en una nota.

VER +
¿Cuándo subirá el dólar en México? Analistas apuntan al límite del superpeso

Los estrategas adelantan que en los siguientes seis meses se iniciará un proceso de relajación. Lo anterior, representará un coste de carry a rolldown de 40 puntos básicos para el peso mexicano.

Uno de los elementos que ha respaldado al superpeso mexicano es el atractivo diferencial entre la tasa de interés de Banco de México y la Fed, actualmente de 600 puntos base.

Este elemento generó una convergencia entre el diferencial de tasas y la apreciación del peso mexicano. En un análisis, el subdirector de análisis Económico y Financiero en CiBanco, James Salazar, encontró que, por cada disminución de 40 puntos básicos se genera una depreciación de un peso en la moneda local.

Peso mexicano vs carry tradedfd

“¿De qué depende el carry trade? Del diferencial de tasas de interés, de la liquidez que haya, de la volatilidad por lo que es difícil de estimar”, mencionó.

Tanto Finamex como BX+ Casa de Bolsa estiman que rumbo al cierre de año, el peso mexicano comenzará a presentar una depreciación ‘moderada’ proveniente del acotamiento del diferencial de tasas entre México y EE.UU.

PUBLICIDAD

“Uno de los elementos que ha explicado esta apreciación del tipo de cambio es el diferencial de tasas entre Banxico y la Fed de 600 puntos básicos”, dijo a Bloomberg Línea el Economista en jefe en BX+, Alejandro Saldaña. “Este diferencial podría estar entre 500 y 550 puntos base a finales de año suponiendo que la Fed la suba solo en 25 puntos base; eso generará que el tipo de cambio este algo mayor a lo que estamos observando actualmente”.

Además de ello, Saldaña agregó el elemento de desaceleración económica que podría detonar mayor aversión al riesgo y, con ello, menor apetito por las monedas de países emergentes como el peso mexicano.

“Otro elemento son las cuentas externas del país se han fortalecido en los últimos años podrían deteriorarse moderadamente en los próximos trimestres si la economía estadounidense se desacelera o entra en recesión y podría traducirse en menor crecimiento de las exportaciones y una menor captación de remesas”.

¿Exportaciones afectadas por el superpeso mexicano?

La última cifra reportada de la balanza comercial muestra que las exportaciones continúan mostrando fortaleza pese a la apreciación de 16,63% que acumula el peso mexicano en lo que va del año.

PUBLICIDAD

La coordinadora de Comercio Exterior y Mercado Laboral del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), Alejandra Gutiérrez, dijo a Bloomberg Línea que este efecto es complicado de reflejarse en el monto de productos mexicanos enviados al extranjero.

“Definitivamente tiene un impacto, pero en México se da el monto en dólares y no se tiene información oportuna como en dólares en terminos de cantidad, aún no se puede medir ese impacto”, dijo la especialista.

Agregó que sí se genera una afectación negativa principalmente por las exportaciones no petroleras. “Estan las manufactureras, pero también las de vestido y calzado”.

VER +
Especuladores del peso mexicano en Chicago vuelven aumentar posiciones a favor de la apreciación
VER +
Emisiones temáticas y verdes se reactivan en el mercado accionario mexicano