Slim apuesta a empresas detrás de megaproyecto petrolero de México

El empresario está ampliando sus apuestas energéticas en México en un momento en que AMLO ha revertido parte de la apertura de la industria realizada por la administración anterior

Carlos Slim, presidente emérito de América Móvil SAB, habla durante una conferencia de prensa en la Ciudad de México, México, el lunes 16 de abril de 2018. Slim dijo que México tiene muchas ventajas en las negociaciones del TLCAN.
Por Benjamin Stupples - Andrea Navarro - Amy Stillman
18 de diciembre, 2023 | 10:33 AM

Bloomberg — Carlos Slim está acumulando inversiones en empresas detrás del mayor esfuerzo de exploración petrolera de México apenas unos meses después de que su imperio empresarial adquiriera una participación en una empresa involucrada en el mismo proyecto.

La firma de inversión familiar del multimillonario mexicano, Control Empresarial de Capitales, ha acumulado participaciones por valor de alrededor de US$327 millones en Talos Energy Inc. y Harbour Energy Plc a través de al menos media docena de transacciones desde octubre, la más reciente este mes, según documentos regulatorios.

VER +
Fortuna de Carlos Slim supera US$100.000 millones por primera vez

Su conglomerado, Grupo Carso SAB, completó por separado un acuerdo en septiembre para adquirir una posición minoritaria en una unidad de Talos, con sede en Houston, que le permitió ingresar al campo Zama, uno de los proyectos energéticos más prometedores de México. Tanto la compañía estadounidense de petróleo y gas como Harbour poseen participaciones.

“Talos nos invitó a ser socios en el campo Zama”, dijo en una entrevista telefónica Arturo Elías Ayub, yerno y portavoz de Slim. “Somos participantes activos en la industria petrolera desde hace 15 años”.

PUBLICIDAD

Las inversiones adicionales tanto en Talos como en Harbour fueron “puramente por razones financieras”, señaló.

Un portavoz de Harbour se negó a hacer comentarios, mientras que un representante de Talos no respondió a una solicitud de comentarios.

Slim, de 83 años, es la persona más rica de América Latina con una fortuna de US$102.100 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg, en gran parte a través del gigante de las telecomunicaciones América Móvil SAB de CV.

PUBLICIDAD

El empresario está ampliando sus apuestas energéticas en México en un momento en que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha revertido parte de la apertura de la industria realizada por la Administración anterior. Obrador ha insistido en que el Gobierno mantenga el control de activos clave a través de Petróleos Mexicanos y la eléctrica CFE.

VER +
Elecciones e inseguridad, los riesgos que ven empresas mexicanas hacia 2024

Auge del peso

Slim ha sumado unos US$27.700 millones a su fortuna este año en medio de un auge del peso mexicano que ha contribuido a impulsar las acciones de las empresas de su imperio, que abarcan desde la construcción hasta la operación de restaurantes y tiendas. La semana pasada, su riqueza superó por primera vez los US$100.000 millones, lo que lo convirtió en la undécima persona más rica del mundo, según el índice de riqueza de Bloomberg.

La firma de inversión de la familia Slim reveló por primera vez una participación en Talos en agosto y desde entonces la ha duplicado con creces hasta una participación del 12,2% valorada en unos US$212 millones.

Control Empresarial de Capitales figuró por primera vez como accionista de Harbour en octubre y ahora posee una participación del 5,1% en la compañía con sede en Londres por valor de unos US$115 millones, según una presentación del 6 de diciembre.

Slim y su familia también poseen una importante participación en la refinería de petróleo estadounidense PBF Energy Inc. incluso después de deshacerse de acciones el año pasado cuando la compañía se recuperó de una caída de la era de la pandemia.

Talos y el conglomerado de Slim, con sede en Ciudad de México, comparten una participación de aproximadamente el 17% en Zama, mientras que Harbour posee el 12,4% y la alemana Wintershall Dea casi el 20%. Petróleos Mexicanos, la petrolera estatal, tiene una participación mayoritaria en el proyecto, que recibió la aprobación reglamentaria en junio y se prevé que represente alrededor del 10% de la producción total de petróleo de México.

© 2023 Bloomberg L.P.