Embajador de Colombia en Caracas: Hay que esperar que el aparato productivo venezolano se reactive

Milton Rengifo, exasesor legislativo del presidente Gustavo Petro, está al frente de la embajada de Colombia en Venezuela desde agosto y habló con Bloomberg Línea

Gustavo Petro y Nicolás Maduro
26 de octubre, 2023 | 11:56 AM

Caracas – Las relaciones entre Venezuela y Colombia cumplieron el pasado agosto el primer aniversario de su nuevo capítulo. Tras años de distanciamiento entre los dos países unidos en frontera e historia, sus gobiernos presididos por Nicolás Maduro y Gustavo Petro -desde el año pasado- se han dedicado a reforzar los lazos de amistad, aún y en medio de los conflictos internas de cada uno.

El politólogo Milton Rengifo Hernández, figura de confianza del presidente Petro, ha podido percibir ese proceso aunque de segunda mano. Rengifo se instaló al frente de la embajada de su país en Caracas a principios de agosto, tras la salida urgente de su antecesor Armando Benedetti, quien hace parte del proceso que llevan las autoridades colombianos por unos audios en los que el político habla de supuestas irregularidades en la financiación de la campaña de Petro.

VER +
Milton Rengifo Hernández sustituirá a Benedetti en Venezuela tras escandalosa salida

En conversación con Bloomberg Línea ha explicado cómo el recibimiento en el país caribeño ha superado sus expectativas con respecto al escenario que dejó 15 años atrás, cuando visitó Venezuela en una gira con el entonces senador Petro. Asegura que el clima de diálogo es diferente, con el entendimiento de todas las partes por igual.

Rengifo aplaude el levantamiento de sanciones a Venezuela por parte de Estados Unidos, precisamente por el impacto que tiene tanto en la comunidad venezolana como en la colombiana dentro del país. Ve con optimismo la firma de acuerdos en Barbados, y prefiere mantenerse distante con temas álgidos como el caso del empresario colombiano, Alex Saab, detenido en EE.UU.

PUBLICIDAD

BBL: ¿Cuáles son los puntos fáciles que usted destacaría a nivel personal de haber asumido esta responsabilidad?

MR: Se me ha facilitado mucho el haber estado antes en Venezuela. La idiosincrasia, las particularidades, la hospitalidad, la cultura política del venezolano que creo es muy particular, y tuve tiempo de asumirla, de entenderla en el momento de la primera década de este siglo, del año 99 al 2007-2008 que estuve viniendo a Venezuela. Creo que también un punto fácil ha sido encontrar un clima de diálogo, de mucho respeto, hay diferencias por supuesto, hay profundas diferencias entre diversos actores, pero todos están entendiendo, tanto actores sociales como políticos que el diálogo es la mejor manera para superar esas dificultades. Yo he dicho que la sociedad venezolana está muy politizada por diversos factores, que a mí me parece importante de rescatar, y yo rescato eso de la sociedad venezolana y que eso ha hecho posible que se abran puentes de diálogo, puentes de entendimiento. Es muy importante.

Embajador de Colombia en Venezueladfd

Yo creo que el hecho de que Colombia generara la reapertura diplomática, comercial y consular entre los dos países la puso en una posición de ventaja, por el intercambio comercial y también todo lo que tiene que ver con asuntos consulares. La comunidad colombiana es la más grande en territorio venezolano. Nosotros hemos sido críticos y hemos solicitado con otros países que se dé el levantamiento de sanciones a Venezuela, en el entendido de que la comunidad colombiana también se ve afectada, y también el país, eso es evidente. La ruptura de relaciones significó para nosotros pérdidas de 350.000 empleos aproximadamente.

PUBLICIDAD

BBL: ¿Qué puntos han sido los más los difíciles?

MR: No, no, hasta ahora no he visualizado puntos difíciles. Ha sido todo una una serie de felices encuentros, con actores públicos y privados, sociales y políticos, en medio de la discusión, por ejemplo, del levantamiento de sanciones, del proceso electoral de las primarias. Creo que en medio de todo eso se ha facilitado y hay mucha expectativa en Colombia con lo que podamos hacer aquí y eso nos ha abierto las puertas de unos y otros, entonces yo hasta el momento la dificultad no la he tenido, no la he encontrado.

BBL: A más de un año del restablecimiento de relaciones entre Venezuela y Colombia, ¿cuál es el balance?

MR: En un año ha sido pródigo volvernos a reencontrar, ir superando lentamente la desconfianza para ir generando espacios de entendimiento, superando dificultades. Ir abriendo lentamente los cuatro consulados donde están las oficinas más importantes, con más presencia de colombianos, y estas son San Antonio, San Cristóbal, Maracaibo y Caracas. Es muy importante la macro rueda que se acaba de hacer, tenemos la Filven donde somos país invitado de honor, diversas actividades muy puntuales, mucha expectativa, mucha invitación a gremios de la producción de los dos países, acabamos de terminar un encuentro sobre asuntos fitosanitarios con presencia de técnicos de los dos países, de la Organización Panamericana de la Salud para abordar el tema de la frontera, los temas fitosanitarios, vegetales y animales a todos. Eso nos pone muy contentos. El presidente Maduro acaba de decretar la entrada libre de colombianos a los 29 municipios del estado Táchira, como una manera de integrarnos y de reactivar el empleo, el consumo, la producción en los dos países, en los dos departamentos limítrofes, que son Norte de Santander y el Táchira. Nos vienen más actividades, viene la Feria Internacional del Turismo en Barquisimeto. En fin, creo que ha sido una dinámica muy importante, ha sido un trabajo bastante extenso pero creo que hasta ahora muy productivo.

BBL: Se espera que para el cierre del año, las exportaciones de Colombia a Venezuela alcancen los 1.000 millones de dólares. No es a niveles de 2008, pero es un avance. ¿Qué haría falta para llegar a esas cifras de años dorados, de hasta 6.000 millones de dólares?

MR: Bueno, eso de los US$6.000 millones y algo más, casi US$7.000 millones llegó a tenerse en la edad dorada, y ahora hay unas dificultades con Venezuela, que no está en la CAN. Creo que habíamos impulsado muchísimo el tema porque nos facilitaría la integración realmente en la frontera, pero en las dificultades que tiene el aparato productivo venezolano por diversas circunstancias, yo creo que ese reingreso no se va a dar en el corto plazo. Apenas la semana pasada se acaba de anunciar el levantamiento de sanciones y hay que esperar a que el aparato productivo venezolano se reactive. Vamos a ver hasta dónde. Hay una ventana de seis meses, ojalá eso se vuelva permanente, y ojalá los actores implicados aprovechemos al máximo esta ventana. Ahí lo que hay es que esperar. Como responsable de política y por la presencia aquí en Venezuela, a Colombia le toca jugar un papel muy importante a partir de generar oportunidades de empleo, de inversión, primero de comercio y luego de inversión entre los dos países. Yo sería cauteloso, tendría un compás de espera, porque eso se atraviesa por el proceso político venezolano, que esperemos que siga primando el cordial consenso, que el clima político sea el más adecuado, porque eso nos lleva a un positivo clima de negocios,que necesitamos con bastante urgencia.

BBL: Algunos empresarios en Venezuela aunque aplauden el aporte que ha dado al comercio el restablecimiento de las relaciones, todavía consideran que Colombia es el más beneficiado. ¿Qué considera usted? ¿Cómo podrían equilibrarse esos beneficios?

PUBLICIDAD

MR: Sí, hay algunas voces pero son mínimas, porque efectivamente la razón es la debilidad del aparato productivo. Porque hay que resetear, como han dicho algunos expertos, hay que resetear. Venezuela en el entretanto de las sanciones y el rompimiento de relaciones, ha intentado y ha hecho un esfuerzo muy importante en la agroindustria. Entonces creo que es bastante positivo e importante. Pero cuando se normalice, el peso específico que tiene Venezuela en frente a Colombia es muy elevado. Aquí tienen petroquímica, nosotros apenas estamos en un proceso de reindustrialización y nosotros en Colombia acabamos prácticamente con la industria en los últimos 30 años confiados en las bondades del libre comercio, que finalmente no fueron los ríos de mieles que nos prometieron. Estamos empeñados, en el gobierno del presidente Petro, en un proceso de industrialización y eso va de la mano, por supuesto con la industria venezolana, por eso hablamos insistentemente de integración binacional, más allá del escenario de comercio, pues porque aquí reside la base energética de ese proceso que nosotros estamos tratando de impulsar en nuestro país.

(En Venezuela) tienen petroquímica, nosotros en Colombia apenas estamos en un proceso de reindustrialización y acabamos prácticamente con la industria en los últimos 30 años confiados en las bondades del libre comercio, que finalmente no fueron los ríos de mieles que nos prometieron”

Milton Rengifo

BBL: ¿Cuál es la postura de Colombia ante una más firme negociación de Venezuela con EE.UU.? ¿Cómo cree que podría beneficiar esto a la región?

MR: No estamos de acuerdo con sanciones ni para Venezuela, ni con Cuba, ni con ningún otro país. Nosotros en nuestro momento sufrimos las desertificaciones por la política antidrogas, esas son unas figuras que no están contempladas, no hacen parte del diariismo, de la de la integración, del multilateralismo, de todo lo que contempla y abarca el derecho internacional. Entonces por supuesto que no, no estamos de acuerdo con ese tipo de de sanciones porque, ya se lo he dicho, nos ha afectado a la comunidad colombiana y afecta también a la economía colombiana directamente, y pues sin olvidar el asunto humanitario, ¿no? Entonces, creo que en los Estados Unidos lo han entendido, el presidente Biden lo ha entendido, así lo hemos comprendido y bueno, esperamos que eso se mejore y que esas sanciones sean parte del pasado.

BBL: Sobre el caso del empresario colombiano Alex Saab, detenido en EE.UU., ¿cuál es la postura de Colombia?

PUBLICIDAD

MR: No, sobre el tema de Alex Saab no me pronuncio. No estoy enterado de los detalles. Tengo entendido que es un tema judicial, y no está dentro de nuestro alcance, y pues nosotros venimos a otras cosas, a generar o a ambientar otro tipo de relaciones, otro tipo de integración. Entonces no, sobre el señor Saab prefiero no pronunciarme.

BBL: ¿Cómo califica la firma de acuerdos entre el gobierno y la oposición en Barbados? ¿Cree que a partir de allí puedan darse avances en términos de habilitación de candidatos opositores? ¿Cuál es la postura de Colombia con respecto a ese tema de las restricciones a políticos para optar a cargos públicos?

PUBLICIDAD

MR: Sobre Barbados, por supuesto que es muy positivo. Eso es lo primero que yo resalté hace dos meses o un poquito más desde que estoy acá en Venezuela. El clima de entendimiento, de consenso, es muy diferente al que dejamos cuando dejamos de venir con el presidente Petro en el 2008-2009. Hay un ambiente muy importante de consenso y esperemos que lo de Barbados sirva y aclimate la paz política, profundice la paz política que hoy goza Venezuela. Eso lo podemos decir y, pese a que son problemas internos venezolanos y los problemas de Venezuela lo resuelven los venezolanos, nosotros sí miramos con muchísimo optimismo que se haya dado lo de la firma de los acuerdos de Barbados.

BBL: Con la elevada cifra de migrantes venezolanos en Colombia, y las decenas de denuncias contra muchos de ellos por crímenes cometidos, ¿cree que Colombia podría considerar un proceso de deportaciones masivas?

MR: No, Colombia no genera deportaciones masivas, nosotros hemos sido respetuosos del derecho internacional humanitario que prohíbe deportaciones masivas. Estoy seguro que ningún funcionario en Colombia hoy está pensando en deportaciones masivas. Y sobre las denuncias por crímenes cometidos, hay una nota de La Silla Vacía de hace poco que retoma un estudio donde muestra que apenas el 5%, una cantidad ínfima de delitos comunes en Colombia, está relacionado directo o indirectamente con venezolanos, entonces eso es una afirmación que no tiene asidero, ni ningún respaldo en la cifra de los estudios. Uno pudiera decir lo mismo, aquí en Venezuela tenemos una población de 1.700 detenidos colombianos, y pues uno no le puede echar la culpa de los crímenes ni a los venezolanos en Colombia ni a los colombianos en Venezuela, entonces yo creo que esos son unos falsos imaginarios que nos toca derrotar.

PUBLICIDAD

BBL: Sobre algunos dirigentes políticos opositores venezolanos en ese territorio, ¿estaría dispuesto el gobierno de Colombia a repatriarlos si Venezuela lo solicita? ¿Existe alguna solicitud en curso?

MR: No hay ninguna solicitud de repatriación por parte de Venezuela a Colombia, y yo creo que no va a existir, porque allá desde hace más de 20 años están reconocidos dirigentes opositores colombianos, hacen vida, actúan y creo que ha sido una línea de Colombia muy respetuosa de todo lo que tiene que ver con el ordenamiento jurídico internacional respecto a este tipo de casos. Entonces no, no sabemos, yo no conozco, a mí no me ha llegado ninguna solicitud y creo que eso tampoco se va a abordar en el inmediato futuro.

BBL: ¿Cuál es el estatus de la posible compra de Colombia a Monómeros?

MR: Sobre Monómeros se vieron una cifras inicialmente y yo no había llegado aún aquí a la embajada, pero eso es una decisión del ministro de Industria, Comercio y Turismo, Germán Umaña, quien está encargado del sector Si hay negociaciones, si hay acercamientos, nada de eso, sacaron unas cifras que en su momento fueron consideradas exóticas, no, pero todo eso es resorte y es responsabilidad del ministro Germán Umaña.

PUBLICIDAD

BBL: ¿Qué tanto ha podido aportar Venezuela como mediador en los diálogos con el ELN?

MR: El aporte de Venezuela a la mediación en el diálogo con el ELN ha sido muy importante. Muy importante, no solamente como escenario de dos de los cuatro encuentros que se han desarrollado en este momento, sino por el papel protagónico en acercar a las partes, en facilitar y eso nos tiene muy complacidos, y también mirando con mucho optimismo el futuro de este proceso de paz, y por supuesto, es evidente porque es lógico que haya intereses muy particulares de Venezuela, teniendo en cuenta que compartimos una frontera de 2.200 kilómetros, y tanto el gobierno venezolano como el gobierno colombiano hemos coincidido en la necesidad de darle paz, y en eso hay que reconocer que ha sido muy importante el papel de Venezuela.

BBL: ¿El gobierno de Petro finalmente ha podido avanzar en el retiro de la solicitud de investigación al gobierno de Maduro que impulsó Iván Duque ante la CPI, como lo había informado el anterior embajador Benedetti?

MR: Sobre el asunto de la CPI no tengo ninguna instrucción a favor o en contra de parte de la Cancillería colombiana respecto a la Corte Penal, entonces yo no no puedo contestar algo que no hemos abordado, ni he recibido instrucciones. Desconozco, incluso, no sabía, y me sorprende que el embajador Benedetti haya hecho alguna alusión al respecto.