Actualidad

China pone freno a Tesla al exigir que casi todos sus autos integren una solución de seguridad

El sistema de control de crucero en ciertos modelos se puede activar automáticamente; la compañía dará un software gratuito a los propietarios de los vehículos afectados.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Las aspiraciones de Tesla Inc. en China sufrieron un duro revés durante el fin de semana (27 de junio) después de que el gobierno ordenó que casi todos los autos que vende en el país, más de 285,000 de ellos, fueran reparados para abordar un problema de seguridad.

La Administración Estatal de Regulación del Mercado dijo en un comunicado el sábado (24 junio) que la acción involucra 211,256 autos Modelo 3 producidos localmente y 35,665 importados, así como 38,599 Modelo Y fabricados en China.

El fabricante de automóviles con sede en California comenzó las entregas del vehículo utilitario deportivo Modelo Y en enero, por lo que el retiro afectará a casi todos los conductores que compraron uno. La agencia china dijo que los sistemas de piloto automático de esos modelos se pueden activar automáticamente provocando una aceleración repentina, con el riesgo que eso conlleva.

En la mayoría de los casos, la reparación debería poder realizarse de forma remota con una actualización en línea de la función de control de crucero y garantizar la seguridad. Tesla actualizará el software de forma gratuita.

Si bien Tesla se disculpó a través en un comunicado publicado en su cuenta oficial de Weibo, diciendo que “continuará mejorando la seguridad en estricta conformidad con los requisitos nacionales”, el retiro encabeza una serie de contratiempos vergonzosos para la compañía en China. Una protesta que se volvió viral en el salón del automóvil de Shanghai a mediados de abril y una serie de choques ha agriado la opinión pública hacia el pionero de los autos eléctricos y algunos gobiernos locales e instituciones oficiales están revisando la propiedad de Tesla entre su personal, citando preocupaciones de que los autos representan riesgos de seguridad.

En marzo, se prohibió la entrada de Teslas en algunos complejos militares y habitacionales ya que existe cierta preocupación en torno a la seguridad nacional debido las cámaras instaladas en los coches. Tesla inmediatamente salió a tranquilizar a las autoridades, diciendo que todos los datos recopilados en China se almacenan localmente.

La corrección de software requerida afecte al Modelo Y de Tesla es especialmente lamentable. Se consideró que el SUV crossover, que tiene un rango de conducción de hasta 594 kilómetros (369 millas), permitía a Tesla apuntar a una base de clientes mucho más grande en el mercado más grande del mundo para autos eléctricos y en general.

El director ejecutivo, Elon Musk, ha dicho que el Model Y tiene el potencial de vender más que todos los demás vehículos que fabrica y, solo este mes, la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China pronosticó un mayor interés en automóviles más grandes y espaciosos, particularmente en la categoría de siete asientos, ya que nuevas reglas gubernamentales permitirán a personas en China tener más hijos.

Credit Suisse Group AG dijo en una nota la semana pasada que un riesgo a la baja clave para su precio objetivo de US$800 para las acciones de Tesla son las dificultades del Modelo Y, y la falta de demanda en mercados internacionales. Las acciones de Tesla que cotizan en Nasdaq cerraron el viernes (26 de julii) a US$671,87 y han caído un 5% desde enero. El año pasado se dispararon un 743%.