PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Tecnología

Yummy apostará al mundo del entretenimiento pospandemia

Actualmente, están haciendo más de 120.000 envíos mensuales en Venezuela. Para diciembre, esperan que sean 350.000. Perú y Chile son los próximos en Latam.

Vicente Zavarce, CEO de Yummy, revela que la superapp apostará al mundo del entretenimiento después de la pandemia. (Cortesía Yummy)
19 de agosto, 2021 | 06:54 am
Tiempo de lectura: 6 minutos

Caracas — “Vamos a pintar los backpacks”, es la frase que utilizan en Yummy cuando las cosas se ponen difíciles.

Inmediatamente, se remontan a la víspera del lanzamiento de la aplicación, en abril de 2020. Por las restricciones de la pandemia, los ahora emblemáticos bolsos que habían mandado a hacer en China, para los 40 motorizados con los que saldrían a la calle por primera vez, habían quedado atrapados en Colombia.

PUBLICIDAD

Ver más: Autoridades de EE.UU. vuelven a presentar demanda por monopolio contra Facebook

“Compramos backpacks negros, normales, en Venezuela, y el equipo los pintó de verde, a mano, por un día entero”, rememora Vicente Zavarce, CEO de la hoy primera aplicación de delivery de Venezuela, en conversación con Bloomberg Línea.

Conseguir a quienes los llevaran, es decir, a los llamados yummers, tampoco fue tarea fácil. “Era difícil tener la conversación de: ‘mira, estamos en medio de esta pandemia, con un virus complicado, y tú vas a salir a interactuar con un montón de personas’”, recuerda Zavarce, desde San Francisco, California, en los Estados Unidos, de donde no pudo trasladarse a Caracas, para el lanzamiento, por las mismas restricciones.

PUBLICIDAD

Hoy, sin embargo, cuentan con un equipo de más de 1.000 yummers, que hacen envíos de 1.200 comercios a casi 200.000 usuarios registrados.

El prestigioso Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) lo confirmó con un estudio realizado en 148 comercios afiliados durante el primer trimestre de este año: con 55% de las órdenes globales, Yummy está a la cabeza de las casi 30 aplicaciones de servicio de entrega inmediata que han proliferado en Venezuela en el marco de la pandemia.

Y Yummy también es líder en otras variables, como el ticket promedio, que en primicia para Bloomberg Línea Zavarce aseguró es de 18 dólares estadounidenses. “Creo que el ticket promedio ha sido suficientemente saludable para crear un negocio grande”, asegura Zavarce.

Ver más: Resumen del mercado: petróleo cae tras reporte de la Fed; economía argentina repunta

Ahora aspira a que ese negocio sea aún más grande: pasar de los 120.000 envíos mensuales que -asegura su CEO- hace ahora, a los 350.000 en diciembre.

Y pospandemia esperan tener un crecimiento “mucho más acelerado”, tanto con lo que ya tienen: el delivery (incorporando pick up) y el recientemente lanzado Yummy Rides; como con lo que vendrá.

PUBLICIDAD

Teóricamente podemos vender tickets de eventos y podemos meternos en el mundo del entretenimiento. (...) Es algo que queremos hacer con Yummy”, reveló, en exclusiva para Bloomberg Línea.

Yummy arrancó con 40 "yummers" (como llaman a sus conductores) y hoy tienen más de 1.000. (Cortesía Yummy)dfd

Comienzo abrupto

Contrario a lo que podría pensarse, la pandemia solo les ayudó con uno de los tres lados que -insiste Zavarce- constituyen el marketplace que es Yummy. “Todos los comercios, al principio de la pandemia en Venezuela, los restaurantes, sobre todo, la instrucción era: solamente pueden hacer delivery o pick up, y eso evidentemente llevó a muchos comercios a forzarse a buscar una solución de delivery, y nosotros estuvimos ahí listos para hacerlo”, dice.

Con el consumidor, como con los yummers, sin embargo, fue complicado. Con los tradicionales centros focales de empresas de delivery cerrados: universidades, bares y clubes nocturnos, e incluso oficinas, no tuvieron network effect, por lo que Zavarce asegura que se vieron obligados a gastar mucho más en mercadeo.

PUBLICIDAD

La estrategia que emplearon es un ingrediente de la “salsa secreta” de su éxito, y Zavarce no lo revela, pero sí dice: “Hemos hecho un esfuerzo por ser una marca, más allá de tener brand awareness y que la gente sepa quiénes somos”.

De app a super app

El plan en el mediano y largo plazo estuvo claro desde un principio, cuando el venezolano Zavarce, quien había estado trabajando por un tiempo en startups como Postmates, en los Estados Unidos, se juntó con sus antiguos compañeros del colegio para emprender en su país.

PUBLICIDAD

Vamos a ser la primera app de delivery de comida para restaurantes”, sentenciaron entonces. Pero esa era tan solo la primera vertical. “Si eso funciona, vamos a expandirnos fuera de Caracas (...), si eso funciona, vamos a expandirnos a otras verticales. Primero a las obvias: supermercados, licores, snacks, conveniencia, farmacias; y luego a las menos obvias: vamos a ser un centro comercial dentro de la palma de tu mano”.

Yummy aspira a pasar de los 120.000 envíos mensuales que hacen ahora, a 350.000 en diciembre. (Cortesía Yummy)dfd

Dicho y hecho.

Pero el plan continuaba con la entrada en el ride sharing. “Vimos que muchos usuarios estaban pidiendo delivery porque no tenían facilidad de transporte e intrínsecamente tenía sentido”, cuenta Zavarce. La conversación con Bloomberg Línea se dio, justamente, en el día del lanzamiento de Yummy Rides, el 22 de julio.

PUBLICIDAD

Se convirtieron así en Yummy, la super app. “Creo que la idea de Yummy o la misión real de Yummy es ser el mejor amigo del hogar venezolano y del hogar de Latinoamérica”, dice su CEO.

Latam en la mira

Tras la experiencia exitosa en Venezuela y tras haber recaudado 4 millones de dólares de inversionistas, Yummy planea incursionar en otros países de la región, empezando por Perú y Chile, a finales de agosto y principios de septiembre, respectivamente. Arrancarán en Lima y Santiago de Chile, las capitales, pero con intención de cubrir muchas más ciudades en cada país, tal como lo hicieron en Venezuela, donde ya tienen presencia en seis ciudades.

En estos países, sin embargo, no van entrar con todas sus categorías. “Solamente vamos a entrar con el supermercado, que va a ser nuestro propio supermercado, y va a hacer entregas en menos de 15 minutos”, detalla Zavarce, quien adelanta que están cubriendo las ciudades piloto con “suficientes dark stores” para meterse efectivamente “en el juego del quick commerce”.

En Perú y Chile vamos a entrar con nuestro propio supermercado

Vicente Zavarce

“El cross-sell más natural dentro de Yummy es de supermercado a otras verticales (...) por eso queremos entrar primero con el quick commerce para entender luego en qué ciudades vale la pena introducir el superapp”, explicó.

PUBLICIDAD

Y, así como en Perú y Chile, lo harán en un tercer país latinoamericano, que Zavarce quiso mantener en reserva.

Pero descartó que sea México, al menos no en el corto plazo. Zavarce esgrime dos razones. “El mercado mexicano tiene demasiada competencia que ya está solidificada. Y, para nosotros entrar, para tener una penetración suficiente, el requerimiento de capital para ganar, por así decirlo, es simplemente tan alto que casi que prefiero lanzar en Miami antes que lanzar en México”, explica, quien sin embargo confiesa que entrar en el mercado mexicano es algo que han tenido “en la cabeza”.

“Las conversiones han pasado, pero la decisión al final fue: no este año, probablemente no en la mitad del que viene. No digo que nunca, pero no por ahora”, prosigue.

Y ya tienen un nexo con este país. Al referirse a sus inversionistas, revela que hay un par de ellos, mexicanos, involucrados en la empresa; aunque no da sus nombres. También dice que al estar en Y Combinator, han estado en conversaciones con fondos mexicanos. “Es probable que en los próximos 60 días haya más involucramiento de México en Yummy”, adelanta.

El ticket promedio de Yummy  es de 18 dólares estadounidenses. “Ha sido suficientemente saludable para crear un negocio grande”, dice Vicente Zavarce, su CEO. (Cortesía Yummy)dfd

Zavarce asegura que la gran mayoría de sus inversionistas son fondos americanos o europeos, pero dice que un grande brasileño, Canary, se metió también con ellos.

“Es el fondo de Latinoamérica más importante que se ha metido a apoyarnos y a estar con nosotros en este camino”, asegura.

Consejo final

“Yummy, en general, quizás es una historia sexy, de un emprendimiento tecnológico, pero la realidad es que un negocio que va de online a offline, de la app a tener una operación logística en un país que no ha tenido esto antes, es complicado y es caótico, 100% caótico”, reconoce.

El día a día de su equipo -confiesa- es estar frente a computadoras hasta la medianoche, resolviendo problemas logísticos y tratando de mejorar la experiencia para el usuario.

Lo que ven es la parte bonita de la historia (...) es menos divertido de lo que se lee en cualquier periódico”, asegura.

Un negocio que va de online a offline es complicado y es caótico

Vicente Zavarce

En este sentido, recomienda a los que quieran emprender en algo similar, preguntarse si son la persona correcta para ejecutar la idea.

Lo único que importa es la ejecución, no la idea, sino la manera cómo lo hagan”, acota, quien además recomienda rodearse de las “personas correctas” para hacerlo.

Traten de elevarse ustedes mismos y de rodearse de las personas correctas. Yo hice eso y creo que ha sido parte del éxito de Yummy también”, concluye.

Le puede interesar:


Andreína Itriago

Andreína Itriago

Periodista venezolana (UCAB, Caracas) con maestría en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización (URJC, Madrid) y postgrado en Community Manager & Social Media (UB, Barcelona). Suma quince años de experiencia en importantes medios de su país y del mundo. Más recientemente, corresponsal de EL TIEMPO. Profesora universitaria desde 2011.

PUBLICIDAD