Una turista toma una fotografía con su teléfono inteligente en el puente de Rialto en Venecia, Italia, el sábado 5 de junio de 2021.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg Opinión — Para muchos consumidores, la línea de iPhone de Apple Inc. de este otoño puede no ser un “must have” (debo tenerlo) con sus modestas mejoras en comparación con la gran actualización 5G del año pasado. Pero el fabricante de teléfonos inteligentes está haciendo algo, digamos, inteligente. La compañía está enfocando las mejoras en las funciones de sus nuevos modelos hacia un grupo clave: creadores e influencers. Y eso le será fructífero.

La semana pasada, Mark Gurman, de Bloomberg News, informó de que la próxima generación de iPhones tendrá diseños similares a los modelos de 2020, pero con un chip principal más rápido y mejores pantallas. Aquí es donde el asunto se pone interesante. Gurman dice que los modelos tendrán nuevas capacidades de cámara y vídeo, incluido un sistema de filtros impulsado por IA (inteligencia artificial) que estiliza las fotos y un formato de grabación de vídeo de mayor calidad.

PUBLICIDAD

Los filtros permitirán a los usuarios ajustar la temperatura del color, las sombras y el contraste con más precisión que con los métodos tradicionales de las aplicaciones, mientras que las ofertas de vídeo permitirán una mayor flexibilidad de edición y la posibilidad de cambiar después la cantidad de desenfoque del fondo.

A primera vista, puede que no parezca mucho, pero estas incorporaciones están hechas a la medida de los creadores en línea, como los creadores de vídeos cortos en TikTok y las estrellas de la moda y belleza de Instagram. Casi todos los influencers van a necesitar los nuevos iPhones para competir. Según SignalFire, una empresa de capital riesgo que rastrea los datos de la industria, más de dos millones de personas trabajan de tiempo completo creando contenidos para las redes sociales y sitios de vídeo. Eso significa que cualquier ventaja que puedan obtener para publicar fotos y vídeos de la más alta calidad, junto con la capacidad de editar y manipular rápidamente, es fundamental.

PUBLICIDAD

Y luego está el efecto de marketing posterior. Según una encuesta de Piper Sandler realizada a principios de este año, el 90% de los adolescentes dijo que su próximo teléfono sería un iPhone, el nivel más alto de la historia de la encuesta para adolescentes. Como anécdota, parece que la gran mayoría de los creadores utilizan iPhones. El hecho de que los principales influencers luzcan los últimos dispositivos de Apple debería mantener al gigante de los teléfonos inteligentes en la cima de las clasificaciones de las marcas más buscadas por el grupo demográfico más joven, lo que impulsaría más ventas.

Además, atender la economía de los creadores debería plantar las semillas del crecimiento futuro de Apple. En primer lugar, a medida que las grandes empresas tecnológicas invierten grandes cantidades de dinero para expandir la categoría, ésta solo se hará más grande. Por ejemplo, Facebook, Inc. anunció el mes pasado que pagaría más de US$1.000 millones hasta 2022 a los creadores que hagan contenidos en sus plataformas de redes sociales. YouTube, de Alphabet Inc., y TikTok, de ByteDance Ltd., también han revelado fondos de pago similares para los próximos dos o tres años.

PUBLICIDAD

En segundo lugar, Apple también se beneficia de mantener a la comunidad de creadores fieles a su hardware de otra manera. Así, puede seguir de cerca sus actividades en busca de pistas sobre las próximas ideas innovadoras que debería añadir antes que la competencia.

En última instancia, ¿será suficiente la demanda impulsada por los influencers para desencadenar un gran ciclo de actualizaciones el próximo año? Probablemente no. Pero debería reforzar la demanda con un mínimo esfuerzo de ingeniería, lo que permitiría a Apple esperar el momento oportuno antes del lanzamiento de un mejor iPhone el año que viene. Es un buen negocio para la empresa.