Economía

Gas LP hace poco por desactivar alertas sobre el alza de la inflación en México

El dato de los precios en la primera quincena de agosto reflejó el tope de precios impuesto por el gobierno federal al gas doméstico.

El costo al consumidor está en que el control de precios es como ‘una tapadera temporal’ que se le pone a una olla de presión, dice un analista de Moody's.
24 de agosto, 2021 | 03:48 PM

Ciudad de México — Las alertas sobre la tendencia alcista de la inflación general en México, en especial del componente subyacente, que elimina los precios volátiles, no se desactivan pese a la baja en los precios del consumidor por el tope de precios que impuso el gobierno federal al gas doméstico LP.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) disminuyó 0,02% respecto a la quincena inmediata anterior; por lo que la inflación general anual en la primera quincena de agosto se ubicó en 5,58%. En el mismo periodo de 2020, la inflación fue de 0,24% quincenal y de 3,99% anual, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) esta mañana.

Ver más: Inflación en México disminuye en primera quincena de agosto por la baja en el precio del Gas LP

PUBLICIDAD

Si bien la inflación general se situó en 5,58%, una ligera reducción desde un nivel de 5,86% en la segunda quincena de julio, aún se mantiene por encima del rango objetivo de 3% de Banco de México (Banxico).

Este dato recayó en una disminución de los precios energéticos, en específico la baja en los precios del gas doméstico LP, que reportó una reducción de -15% quincenal, sin embargo, este efecto no fue celebrado por algunos analistas consultados por Bloomberg Línea, ya que el control de precio en el combustible no garantiza una baja sostenida en la inflación general ni en la subyacente.

El director para América Latina de Moody’s Analytics, Alfredo Coutino, dijo que la inflación subyacente no se atemorizó y continuó la subida a 4,78% anual.

PUBLICIDAD

“Los controles de precios han probado ser ineficientes y a la larga generan más costos, sobre todo para el consumidor. El costo está en que el control de precios es como ‘una tapadera temporal’ que se le pone a una olla de presión. Las presiones se acumulan y cuando se destapa la olla el ajuste de precios genera un deterioro más brutal en el poder de compra de consumidores”, previó.

Así, la contención “artificial”, dice, del precio del combustible doméstico se desvanece e incluso se perderá cuando los precios vuelven a liberarse.

“El beneficio es transitorio, porque en algún momento los precios se van a tener que liberar y es entonces cuando el ajuste lo van a pagar los mismos consumidores: el beneficio en el corto plazo tendrá que pagarse en el largo plazo y posiblemente a mayor costo”

El 29 de julio, la Secretaría de Energía (Sener) ordenó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) fijar durante seis meses un tope de precios al Gas LP en 145 mercados del país que se actualizan cada semana.

¿La razón? Una escalada de precios en la referencia internacional Mont Belvieu y altos márgenes de ganancia de las empresas distribuidoras.

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, dijo previamente a Bloomberg Línea que la medida es temporal y pretende corregir el mercado, no controlar el precio.

El director de Análisis Económico de Actinver, Enrique Covarrubias, dijo que la caída del precio del Gas LP pudiera tener un efecto de una sola vez en la inflación.

PUBLICIDAD

“Si no hubiese sido por esta medida, la inflación estaría cercana al 6%. Se siguen viendo presiones en diferentes servicios y mercancías que están creando una inflación subyacente terca e incluso incrementando”

expuso el economista

De acuerdo con el Inegi, en la primera quincena de agosto de 2021, el componente subyacente subió 0,28%, el mayor incremento desde 2001 para dicha quincena, mientras que el componente no subyacente cayó 0,92%, la menor desde 1988, por la baja en el precio del gas doméstico LP.

El subgobernador de Banco de México, Jonathan Heath, también manifestó su preocupación sobre el avance de la inflación subyacente, al señalar que el dato quincenal es el más elevado en dos décadas.

En este sentido, Covarrubias mencionó que, ante las presiones inflacionarias, sobre todo del componente subyacente, Banxico debe estar monitoreando muy de cerca ese indicador, mientras que el mercado deberá esperar al menos tres incrementos de 25 puntos base en las siguientes cuatro reuniones de política monetaria.

PUBLICIDAD

Ver más: Banxico después del alza: más preocupación sobre la inflación y Junta de Gobierno dividida

El economista en jefe y director de Estudios Económicos de Citibanamex, Adrián de la Garza, escribió en su cuenta de Twitter que “la inflación subyacente, la de las mercancías y los servicios, siguió presionada al alza, incluso por encima de lo estimado por el consenso. No son buenas noticias”.

PUBLICIDAD

Con información de Arturo Solís

Le puede interesar:


PUBLICIDAD