Actualidad

EE.UU dice a grupos de ayuda a refugiados que se preparen para recibir hasta 50.000 afganos

Su llegada se daría en el marco de un programa provisional mientras Estados Unidos acelera los vuelos desde Kabul antes de la fecha límite de evacuación, a finales de agosto.

En esta imagen proporcionado por la Fuerza Aérea de los EE.UU., una tripulación aérea asignada al 816º Escuadrón de Transporte Aéreo Expedicionario ayuda a los evacuados a bordo de un avión C-17 Globemaster III en apoyo de la evacuación de Afganistán en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai el 21 de agosto de 2021 en Kabul, Afganistán.
Por Sophia Cai
25 de agosto, 2021 | 07:12 AM

Bloomberg — El gobierno de Joe Biden ha pedido a organizaciones de ayuda a refugiados que se preparen para recibir y reasentar hasta 50.000 afganos evacuados bajo un programa provisional mientras Estados Unidos acelera los vuelos desde Kabul antes de la fecha límite de finales de agosto, según tres personas familiarizadas con las discusiones.

El programa, conocido como libertad condicional humanitaria, se dirigiría a los afganos que probablemente estén en riesgo bajo un gobierno liderado por el Talibán y que aún no han solicitado, o no calificarían para, el programa de visas especiales de inmigrante utilizado para evacuar a las personas que ayudaron a las fuerzas militares o diplomáticos estadounidenses. Las personas que podrían calificar para la libertad condicional humanitaria incluyen mujeres líderes, periodistas y otras personas de grupos de alto riesgo.

La libertad condicional humanitaria es una autoridad discrecional rara vez utilizada que le da a las personas en situaciones urgentes un año en los Estados Unidos para completar su solicitud de programas más formales como asilo, refugiado y estatus de SIV (Visa de inmigración especial).

PUBLICIDAD

Un alto funcionario de la administración dijo el martes que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, está usando su autoridad para garantizar que quienes lleguen a Estados Unidos tengan un estatus legal apropiado. Un funcionario del Departamento de Estado dijo que la agencia no comenta públicamente sobre deliberaciones o comunicaciones internas.

La medida señala la escala del esfuerzo apresurado para sacar a los afganos en riesgo de su país antes de que los talibanes consoliden aún más el poder. Estados Unidos dijo el martes que 21.600 personas fueron evacuadas en las 24 horas anteriores mientras aviones de carga militar salen del aeropuerto de Kabul cada 45 minutos. Esos afganos son enviados a otros países para su investigación antes de viajar a los Estados Unidos u otras naciones.

Biden ha estado bajo presión de aliados europeos y legisladores de ambos partidos en el Congreso para extender su fecha límite de retirada del 31 de agosto con el fin de garantizar que todos los estadounidenses y aliados afganos tengan la oportunidad de irse. La fecha límite y lo que viene después fue el principal tema de discusión en una reunión virtual del Grupo de los Siete (G7) naciones el martes.

PUBLICIDAD

“El presidente necesita olvidarse de la fecha límite del 31 de agosto”, dijo el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, a Fox News. “Extienda el plazo, salga del perímetro, asegúrese de que cada estadounidense que quiera irse pueda salir con nuestra ayuda y la de nuestros aliados afganos”.

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo en un comunicado que Biden cree que el ejército está “encaminado” a completar la evacuación antes de la fecha límite, pero “la finalización de la misión para el 31 de agosto depende de la coordinación continua con el Talibán, incluido el acceso continuo de los evacuados al aeropuerto”.

Cuatro aviones que transportaban a unos 1.000 evacuados afganos aterrizaron en el aeropuerto Dulles de Washington, dijo el pentágono el martes. Después del procesamiento inicial, los evacuados están siendo enviados a una de cuatro bases militares en todo el país, donde normalmente permanecen de 5 a 6 días para completar el papeleo y someterse a exámenes médicos antes de ser enviados a comunidades locales en todo el país.

Integrated Refugee & Immigrant Services, con sede en Connecticut, por ejemplo, ha recibido a dos familias y espera reasentar de 400 a 500 personas en los próximos doce meses, según Chris George, director ejecutivo del grupo.

Debido a que las personas que llegan bajo libertad condicional humanitaria no tienen autorización de trabajo o acceso a los mismos beneficios sociales que los refugiados y aquellos con visas especiales de inmigrante, el Departamento de Estado planea emitir una oportunidad de financiamiento independiente a través de la cual las agencias de ayuda pueden solicitar fondos para servir a esta población, según las personas familiarizadas con el plan.

Algunos demócratas señalaron que no creen que la cifra de 50.000 sea suficiente.

PUBLICIDAD

“Creo que la administración necesita moverse lo más rápido posible y de la manera más expansiva posible, asegurando que estamos aumentando la cantidad de visas de refugiados a cualquier cantidad necesaria”, dijo el lunes la representante de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez. “Yo diría que un tope de 200.000”.

A pesar de la insistencia bipartidista de extender el plazo de retirada y evacuar a más estadounidenses y afganos, la afluencia de llegadas está alimentando las tensiones políticas, con algunos conservadores abiertamente hostiles a la idea de aceptar refugiados. A ellos se unió el expresidente Donald Trump, quien se quejó en un comunicado el martes de lo que llamó “miles de terroristas” que llegan a “vecindarios de todo el mundo”.


PUBLICIDAD