Monitor de Vacunación

Haber tenido Covid-19 previene infecciones de variante delta mejor que la vacuna de Pfizer: estudio

El trabajo contrasta con estudios anteriores, que mostraron que las inmunizaciones ofrecían una mejor protección que una infección anterior, aunque esos no eran sobre la nueva cepa.

Los primeros datos de Israel muestran que la inmunidad natural disminuye con el tiempo.
Por Michelle Fay Cortez
28 de agosto, 2021 | 09:12 AM
Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Las personas que se recuperaron de Covid-19 durante una de las primeras oleadas de la pandemia parecen tener un menor riesgo de contraer la variante delta que las que recibieron dos dosis de la vacuna de Pfizer Inc. y BioNTech SE.

El mayor análisis de casos del “mundo real” comparó la inmunidad natural (obtenida a partir de una infección anterior) con la protección proporcionada por una de las vacunas más potentes actualmente en uso y mostró que las reinfecciones eran mucho menos comunes. El trabajo, realizado por investigadores en Israel, contrasta con estudios anteriores, que mostraron que las inmunizaciones ofrecían una mejor protección que una infección anterior, aunque esos estudios no eran sobre la variante delta.

Los contagios de Covid-19 en Israel alcanzó un récord en medio de una ola delta.dfd

Los resultados son una buena noticia para los pacientes que ya lucharon con éxito contra el Covid-19, pero muestran el reto que supone depender exclusivamente de las vacunas para superar la pandemia. Las personas que recibieron las dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech tenían casi seis veces más probabilidades de contraer la variante delta y siete veces más probabilidades de tener una enfermedad sintomática que las que se recuperaron.

PUBLICIDAD

“Este análisis demostró que la inmunidad natural ofrece una protección más duradera y fuerte contra la infección, la enfermedad sintomática y la hospitalización debidas a la variante delta”, dijeron los investigadores.

El análisis también mostró que la protección de una infección anterior disminuye con el tiempo. El riesgo de un contagio de la variante delta con vacunación fue 13 veces mayor que el riesgo de desarrollar una segunda infección cuando la enfermedad original ocurrió durante enero o febrero de 2021. Eso es significativamente más que el riesgo para las personas que enfermaron en una etapa anterior de la pandemia.

Administrar únicamente una vacuna a quienes han estado contagiados previamente también pareció aumentar su protección. Se desconoce el beneficio a largo plazo de una dosis de refuerzo tras la concreción del plan de vacunación original, que acaba de comenzar en Israel.

Los datos se publicaron como artículo preimpreso en medRxiv, y aún no han sido revisados por otros investigadores.

PUBLICIDAD