Mundo

Un exsoldado británico rescató mascotas en Afganistán y la polémica no se hizo esperar

La llamada Operación Arca está bajo fuego de críticas por dedicar el esfuerzo a rescatar animales en lugar de personas.

Animales rescatados en Afganistán (Cortesía: Nowzad.com)
Por Harry Wilson
01 de septiembre, 2021 | 12:32 PM

(Bloomberg) — En tanto que la operación de rescate aéreo de afganos desesperados por huir del régimen talibán entra en sus últimas horas, ha estallado una disputa sobre la evacuación de cientos de perros y gatos por parte de un exmilitar británico.

En medio de las escenas de caos en el aeropuerto de Kabul, Pen Farthing, un exmiembro de los Royal Marines del Reino Unido, consiguió la ayuda de las fuerzas británicas para su plan de sacar a 200 animales de rescate en un avión fletado a tal efecto. Los animales podrán salir, pero el personal afgano de su grupo benéfico Nowzad se quedará atrás.

Aunque muchos apoyaron el esfuerzo, que Farthing bautizó como Operación Arca, otros se enfadaron porque, a falta de pocas horas para el final de la operación de evacuación del Reino Unido, se estaba gastando tiempo y recursos en sacar a los animales, en lugar de a las personas, del país.

PUBLICIDAD

Vea más: AMLO al tercer Informe de Gobierno: “Sería muy difícil dar marcha atrás a decisiones y acciones”

El general de división Nick Carter, jefe del ejército británico, se enfrentó el sábado a duras preguntas en el programa matinal de Radio 4 de la BBC sobre la decisión del gobierno de apoyar la Operación Arca. A Carter se le preguntó si se sentía frustrado por tener a su personal trabajando para sacar a los animales.

“Nuestra prioridad ha sido evacuar a los seres humanos”, dijo Carter. “Obviamente, nos preocupamos por todo lo que hay que evacuar, pero, por supuesto, son tiempos muy difíciles, y hay que tomar decisiones muy difíciles”.

PUBLICIDAD

Farthing se hizo con una gran publicidad tras utilizar Twitter para plantear la difícil situación de sus animales y el intento de su personal de abandonar Afganistán mediante un vuelo chárter no militar. En un mensaje de hace cuatro días Farthing escribió que: “Me han dejado a mi suerte en Kabul. Sin mi línea de apoyo del #MOD [Ministerio de Defensa] por el asesor especial de @benwallacemp [el secretario de Defensa del Reino Unido] 22 años de marines abandonados tras las líneas... ni mi personal ni los animales saldrán ahora - saludos”.

Entre los partidarios de alto perfil de Farthing estaba el actor y comediante británico Ricky Gervais, quien tuiteó que, como los animales estaban siendo transportados en la bodega del avión, no estaban ocupando un espacio que de otro modo podría haber sido ocupado por los afganos y otras personas que tratan de escapar del caos que ha seguido a la toma del país por los talibanes.

Vea más: Grobocopatel pide que el Gobierno ‘le saque el pie de la cabeza’ al campo argentino

El propio Wallace entró en la contienda el jueves, utilizando su cuenta personal de Twitter para enviar una serie de mensajes defendiendo la posición de su departamento y describiendo la afirmación de que había bloqueado el vuelo de Farthing como un “mito total”. “Nunca dije que no lo facilitaría. Dije que nadie llegaría a hacer cola”, escribió Wallace. El secretario de Defensa acusó a los partidarios de Farthing de incurrir en “intimidaciones, falsedades y comportamientos amenazantes” hacia el personal del Ministerio de Defensa que intentaba ayudar en la operación de evacuación.

Tras las críticas a la postura del gobierno, Farthing y sus animales recibieron finalmente el viernes el permiso para marcharse. El ministerio dijo que Wallace había intervenido personalmente para obtener la autorización para que el vuelo de rescate despegara de Kabul. Los afganos de Farthing habían obtenido visados para salir, pero no pudieron pasar los controles talibanes para entrar en el recinto del aeropuerto, dijo Farthing al periódico Telegraph.

En la tarde del sábado, hora del Reino Unido, Farthing y sus animales seguían en Kabul. La periodista de Sky News Tamara Cohen tuiteó que el avión fletado para la evacuación había llegado al aeropuerto.

PUBLICIDAD

El desvío de los escasos recursos en los últimos días de la misión de rescate en Afganistán para rescatar a las mascotas no ha resultado ser universalmente popular. Un artículo de la revista británica de centro-derecha The Spectator criticó la medida. “El Estado británico ha optado por dedicar parte de sus recursos a ayudar a sacar a los animales de Afganistán. Esos recursos no pueden utilizarse en otras cosas”, escribió James Kirkup, director del grupo de reflexión Social Market Foundation.

“Sin duda hay muchas palabras para esta situación, pero la única que se me ocurre es una [sic]: vergonzosa”.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD