PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Economía

Reactivación económica ayudará a que cartera vencida no se “descuaderne” en Colombia

Con el fin del PAD podría aumentar ligeramente la cartera en mora, pero nadie espera que se salga de los parámetros que el sistema financiero puede manejar.

Pedestrians wearing protective masks walk past street vendors in Medellin, Colombia, on Thursday, May 20, 2021. Colombia's dollar bonds dropped and the peso led losses among emerging-market currencies after S&P Global Ratings cut the country’s credit rating to junk amid a political crisis and mass unrest. Photographer: Edinson Arroyo/Bloomberg
Por Daniel Guerrero
02 de septiembre, 2021 | 07:00 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bogotá — La declaratoria del Covid-19 como pandemia y el cierre forzado de la economía derivó en la pérdida de empleo, ingresos y capacidad adquisitivas en el 2020.

Una de las alternativas que las autoridades económicas colombianas encontraron para suavizar el golpe entre los consumidores financieros fue el Programa de Acompañamiento a Deudores – PAD -, para que pudieran redefinir las condiciones de sus créditos atendiendo la nueva realidad de sus ingresos y capacidad de pago.

PUBLICIDAD

El PAD estuvo vigente hasta el 31 de agosto y lo que viene ahora es la normalización de las condiciones. El balance del programa muestra que, en lo corrido del período de aislamiento, es decir, del 20 de marzo de 2020 hasta el 20 de agosto de 2021, las empresas y los hogares han financiado sus actividades económicas y personales a través de 425,490,031 operaciones de créditos desembolsados, por un valor total de $529.39 billones.

Ver más: Ventas de autos eléctricos en Colombia son “alentadoras” pero aún bajas

PUBLICIDAD

En particular, entre el siete de agosto y el 20 de agosto de 2021 se desembolsaron 14,223,385 créditos por un valor total de $15,13 billones.

Uno de los temores que existía era que una vez se termine el programa de apoyo, la cartera de créditos comience a verse más deteriorada, es decir, que los créditos en mora comiencen a subir.

Esa fue quizá una de las razones por las que se amplió la vigencia del PAD desde mayo hasta agosto, pero esta vez ya no se prorrogó más tiempo.

Para Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, “podría esperarse un pequeño deterioro en la calidad de la cartera, lo que podría implicar una menor oferta de créditos mientras se normaliza la situación”.

PUBLICIDAD

No obstante, hay quienes consideran que si la decisión fue de no prorrogar el PAD es por que se considera que una vez este pierda vigencia, no sufrirá un deterioro significativo la cartera.

Ver más: Start-up llevará carga gratuita a ‘bicis’ o autos eléctricos a más ciudades

PUBLICIDAD

“Yo creo que la instrucción de que el PAD se haya acabado es porque nos estamos dando cuenta de la reactivación, porque los flujos de caja, tanto a nivel personal como de empresas, está mejorando. El desempleo viene mejorando, hay mayor movilidad de la economía, los contagios están bajando y eso les da mayor disposición a las personas para el gasto”, dice Iván Felipe Agudelo, analista económico de Alianza Valores.

Según los datos más recientes de la Superintendencia Financiera, durante junio la cartera al día aumentó su participación en la cartera bruta. El saldo que reporta una mora mayor a 30 días alcanzó $25.1 billones (una reducción en el saldo de $855.500 millones) crecimiento de 18.9% real anual.

PUBLICIDAD

Entre tanto, Wilson Tovar, de Acciones y Valores dice que “aunque es difícil saber con precisión lo que pasará, lo que veo en los últimos reportes es que la colocación de cartera es que la colocación luce saludable y las tasas de crecimiento de la cartera vencida incluso están disminuyendo. Por eso con una expectativa de que la actividad económica continúe reponiéndose del enfriamiento de 2020 y unos anuncios prometedores en materia de desempleo (no tanto en relación con las caídas sino con los proyectos del Gobierno de promoción y apoyo al empleo de los jóvenes) la cartera pueda mantener una dinámica positiva. Eso sí esperamos una disminución de la colocación de la cartera comercial a medida que las tasas del emisor comiencen a normalizarse y el proceso electoral comience luego del cierre del año. En todo caso el hecho que finalice el PAD no significa que se deba ver reflejado un deterioro de la oferta de crédito”

La cartera al día alcanzó $513.3 billones, es decir el 95.3% del saldo total. Frente a la proporción de cartera vigente en el marco del PAD (88.4%), por modalidad se tiene que comercial registró 94.8%, seguido de vivienda 87%, consumo 83.7% y microcrédito 81.4%.

PUBLICIDAD

“Considero que la cartera vencida no debería cambiar mucho, vamos a seguir con indicadores de calidad de cartera muy similares a los que traemos y el PAD cumplió su objetivo que era evitar que el sistema financiero tuviera una dificultad más allá de lo que se pudiera manejar. Ahora la reactivación económica será la que ayude a que los colombianos podamos seguir pagando las obligaciones financieras y en la medida en que el empleo se recupere evitará que haya cambios significativos en la cartera. No veo que vayamos a tener indicadores de cartera excesivos ni superiores a la media de los últimos cuatro años”, asegura el profesor asociado de Mercado de Capitales y Portafolios de Inversión del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Por su parte, de la cartera que aún tiene alguna medida vigente por las circulares externas 007 y 014 de 2020 (0.6% del saldo total) el 93.9% se encuentra al día

PUBLICIDAD

Ver más: Bogotá comienza la construcción de una obra clave para el futuro del Metro

Mejía de Fedesarrollo también sostiene que “el ritmo de provisiones ha aumentado sustancialmente, lo que protegería en parte la calidad del crédito, aunado a las expectativas de crecimiento económico durante la segunda mitad del año, que también son un aliciente para la dinámica de la cartera”.

Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, sostiene que “la cartera viene creciendo, y en la medida en que el empleo se recupera y la economía crezca mejor, y de hecho eso hizo que no se prorrogara el PAD, pues a la cartera vencida también le irá mejor. Del PAD son unos $37,7 billones y yo creería que lo que uno debe suponer es que la mayor proporción de cartera bajo PAD va a cumplir adecuadamente los pagos, habrá una proporción que no podrá continuar adecuadamente, pero pues el PAD alivió las condiciones de pago de muchos deudores, entonces puede que haya un deterioro mayor ahora, pero igual será mínimo”.

Es también el caso de Juan David Ballén de Casa de Bolsa quien considera que “lo que hemos visto es que la cartera vencida ha venido mejorando. En términos generales han mostrado recuperación y las provisiones, que venían creciendo desde el año pasado, pues han estado cayendo y eso también es un reflejo de que la cartera vencida está mejorando”

Por lo pronto la reactivación económica, que pareciera avanzar en la dirección correcta, se encargará de que los consumidores financieros no caigan en dificultades adicionales ahora que terminó el PAD.

Convierta a Bloomberg Línea Colombia en su fuente de noticias

PUBLICIDAD