Mundo

Ocho cosas que hay que saber sobre los casos de “vaca loca” en Brasil

Brasil suspendió cautelarmente sus exportaciones de carne vacuna, el precio del producto puede caer.

La carne que se vende a los consumidores pasa por controles sanitarios.
06 de septiembre, 2021 | 02:05 PM
Tiempo de lectura: 4 minutos

El Ministerio de Agricultura de Brasil confirmó el sábado (4 de septiembre) la aparición de dos casos atípicos de EEB (encefalopatía espongiforme bovina), la enfermedad de la “vaca loca”, en frigoríficos de Nova Canaã do Norte y Belo Horizonte. La noticia moverá los mercados de materias primas esta semana, ya que Brasil ha suspendido cautelarmente las exportaciones de carne de vacuno a China, el mayor importador.

Ver más: Brasil suspende exportaciones de carne a China tras confirmar dos casos de “vaca loca”; se esperan casos atípicos

Hemos reunido las principales preguntas sobre el caso y presentamos las respuestas de los expertos y de las autoridades con base en la información disponible hasta las 13.50 horas de este sábado 3 de septiembre.

PUBLICIDAD

#1 No es un brote

En Brasil se estima que hay 215 millones de cabezas de ganado.dfd

En Brasil hay más ganado que personas. Se calcula que hay 215 millones de cabezas de ganado para una población de 211 millones de humanos.

Según la Secretaría de Defensa Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (Mapa) los dos casos son atípicos, es decir, ocurrieron en animales de edad avanzada; y no en una contaminación masiva de rebaños a causa de la alimentación.

Desde la década de 1990, Brasil ha prohibido la alimentación animal para los rebaños de ganado, uno de los vectores de los brotes de “vaca loca” en el Reino Unido.

PUBLICIDAD

#2 No se comerá carne de “vaca loca” en Brasil tras haber suspendido sus exportaciones

La suspensión de las exportaciones es una medida preventiva, resultado de un acuerdo entre Brasil, el mayor exportador de carne del mundo, y China, el mayor importador. Las exportaciones están suspendidas temporalmente desde este sábado 4 y el autoembargo durará hasta que las autoridades chinas concluyan la evaluación de la información ya transmitida sobre los casos. En el último caso atípico registrado en 2019, los envíos se suspendieron durante 13 días.

Tanto la carne que se vende dentro de Brasil como la que se exporta pasa por inspecciones sanitarias y sólo los mataderos que cumplen las normas estatales y federales pueden vender animales sacrificados.

La suspensión de las exportaciones es una medida preventiva, resultado de un acuerdo entre Brasil, el mayor exportador de carne del mundo, y China, el mayor importador.dfd

#3 No hay riesgo sanitario para la población o el ganado, según las autoridades

Los dos casos de la enfermedad fueron confirmados por el laboratorio de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), en Alberta, Canadá. Al tratarse de casos atípicos, es decir, diferentes de un brote, no hay riesgo para la salud humana ni animal, según la OIE.

Estos son el cuarto y quinto casos de la enfermedad registrados en más de 23 años de vigilancia del mal. Brasil nunca ha registrado la aparición de un clásico caso de “vaca loca”, el que se genera por la contaminación de los alimentos y que se propaga a través de los rebaños.

#4 ¿Cómo se descubrieron los dos casos?

Los dos casos se detectaron la semana pasada en dos mataderos, uno en Mato Grosso y otro en Minas Gerais. Se detectaron durante la inspección ante-mortem, es decir, después de que los animales murieran y estuvieran tirados en el suelo de los corrales. Las dos vacas, según la información del Ministerio de Agricultura, eran vacas de desecho por su avanzada edad.

En Brasil, la alimentación animal -vector de la clásica enfermedad de las vacas locas- está prohibida desde los años 90.
dfd

#5 ¿Bajará el precio de la carne?

Es demasiado pronto para decirlo. Todo depende de dos factores: 1) que otros países también suspendan las importaciones de carne brasileña; 2) cuánto tiempo estarán paralizadas las exportaciones hasta que las autoridades chinas saquen sus conclusiones sobre la información enviada por el gobierno brasileño. De inmediato, los precios al productor ya están cayendo desde el jueves pasado debido a casos aún sin confirmar.

PUBLICIDAD

Ver más: China podría reanudar pronto la importación de carne de vaca de Brasil

Ahora, el movimiento debería acentuarse porque los frigoríficos dejaron de comprar hasta estar seguros del alcance del problema. Pero que esto llegue o no al consumidor es una cuestión de cuánto tiempo se interrumpirá el negocio en el extranjero. En un primer momento, la interrupción de las exportaciones se traducirá en un aumento de la oferta interna y podrá reducir los precios para los consumidores brasileños.

#6 El coste económico será elevado para el sector

Incluso si la situación se limita a los dos animales confirmados este sábado, habrá un fuerte coste económico para la cadena de producción de carne. Los futuros del ganado ya cayeron un 4% el viernes, antes de la confirmación, y las acciones de los frigoríficos que dependen de las exportaciones brasileñas, como Minerva Foods (BEEF3), cayeron en bolsa. JBS, que está diversificada en otros países, tiende a sentir menos el impacto porque sus ingresos provienen de operaciones en diferentes países.

PUBLICIDAD
La Ministra de Agricultura, Tereza Cristina Dias.dfd

#7 No, la crisis ahora no es la invención de los frigoríficos

En grupos de WhatsApp de productores rurales, a los que Bloomberg Línea tuvo acceso, circulan diferentes teorías de que la confirmación de los casos sería una maniobra para bajar el precio de la arroba del ganado gordo, en un máximo histórico desde principios de año. Este tipo de rumores no tienen fundamento porque los frigoríficos tienen pérdidas con las plantas paralizadas y las existencias que no pueden ser enviadas al extranjero.

#8 ¿Se durmió el gobierno de Brasil con la aparición de estos casos?

Nada indica que las autoridades sanitarias hayan fallado en los protocolos seguidos hasta ahora. Desde el descubrimiento de los dos animales muertos desechados, el gobierno ha recogido muestras y las ha enviado al laboratorio canadiense, que es una referencia mundial en este tipo de casos.

PUBLICIDAD

En cuanto recibió los resultados, el Ministerio de Agricultura tomó la iniciativa de detener voluntariamente las exportaciones a China, el mayor comprador, y remitir todos los datos disponibles. También notificó a la OIE (Organización Internacional de Epizootias / Salud Animal). El país continúa, hasta ahora, con la clasificación de “riesgo insignificante” para la enfermedad de la “vaca loca”.

Le puede interesar:


PUBLICIDAD



PUBLICIDAD