Actualidad

Salomon Sisters llega a Wall Street como un banco propiedad de mujeres

La empresa podría ser un imán, considerando que en Wall Street muchas mujeres y minorías se sienten frustradas luego de décadas con sólo hombres en la cima de los bancos de inversión.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Wall Street está a punto de tener un nuevo banco de inversión que rompe deliberadamente el techo de cristal.

La empresa, Independence Point Advisors, será una rareza que será propiedad de y estará dirigida por mujeres y minorías en un sector dominado durante mucho tiempo por hombres blancos. Un chiste irónico sobre la posibilidad de llamarse Salomon Sisters (una vuelta de tuerca a la antigua Salomon Brothers) ha servido como nombre en clave para la empresa en el apretado grupo de banqueros y cazatalentos financieros de Nueva York.

Independence Point es la creación de Anne Clarke Wolff, que recientemente fue presidenta de la enorme división de banca corporativa y de inversión de Bank of America Corp. Wolff, de 56 años, fue parte de Salomon y figura en la lista de “Mujeres más poderosas a tener en cuenta” de American Banker. Anteriormente ocupó puestos de liderazgo en JPMorgan Chase & Co. y Citigroup Inc., trabajando para Jamie Dimon y Michael Corbat.

Su empresa podría ser un imán.

En Wall Street, muchas mujeres y miembros de grupos minoritarios se sienten frustrados después de décadas en las que los bancos de inversión diversificaron sus filas directivas a un ritmo glacial, dejando a los hombres en la cima de todas las grandes empresas y también de las boutiques, excepto una. El riesgo que corren los bancos es que los negociadores, hartos de las barreras que les impiden avanzar, decidan desertar, justo cuando sus jefes, que prometen acelerar el ritmo del cambio en la gestión, están especialmente desesperados por retenerlos.

Wolff dejó Bank of America en diciembre con el objetivo de ayudar a más mujeres en la banca a equilibrar los desafíos de formar una familia mientras trabajaban 100 horas a la semana y ascender sin obstáculos a la cima de la industria, según personas familiarizadas con forma de pensar. Desde que surgió la idea de Independence Point a principios de la primavera, ha estado cultivando interés en su iniciativa, elaborando un plan de negocios y reclutando a las mejores.

Ver más: Mujeres en puestos directivos reducen los costos de endeudamiento de las empresas

En el camino, entabló conversaciones con bancos de inversión interesados en posibles asociaciones o incluso en la posibilidad de adquirir una participación en la startup, dijeron personas con conocimiento de esas discusiones.

Wolff se negó a comentar.

Durante un tiempo, después de ascender a CEO de Lebenthal Holdings, fundada por la familia Lebenthal, Alexandra Lebenthal se destacó como un caso poco frecuente: el de una mujer que dirigía un banco de inversión en Wall Street. Ahora es asesora senior de Houlihan Lokey Inc. Sallie Krawcheck, quien al igual que Wolff ocupó puestos de responsabilidad en Citigroup y Bank of America, tomó un camino diferente y fundó una empresa de gestión de patrimonio para mujeres, Ellevest.

Wolff comenzó en Salomon Brothers en 1989, antes de su adquisición y transformación en Citigroup. Se fue en 2009 para unirse a JPMorgan y de 2011 a 2020 trabajó en Bank of America.

Al igual que otros bancos de inversión, Independence Point organizará transacciones y fusiones en los mercados de capitales.

Pero Wolff también tiene la intención de llenar los vacíos en los servicios que las empresas de Wall Street suelen ofrecer a los clientes, según personas familiarizadas con sus planes. Eso incluye asesorar sobre gobernanza, gestión de riesgos y contratación y retención, roles que podrían colocar a la empresa en el centro de una red profesional de mujeres en juntas directivas o en la gestión de sus propias empresas.

Las cosas están lo suficientemente avanzadas como para que Wolff pueda abrir sus puertas antes de fin de año, según personas con conocimiento de los últimos acontecimientos. Pero le dijo a los posibles empleados que no hay una fecha fija y que todo depende de tener socios clave, una lista de los primeros clientes y fondos suficientes para garantizar la estabilidad necesaria, dijeron las personas.