Green

Plan de energía verde podría ahorrar US$6.600 millones a Sudáfrica: estudio

Meridian, un grupo de expertos con sede en Ciudad del Cabo, estima que Sudáfrica necesita construir hasta 6.000 megavatios de proyectos renovables al año para cumplir sus objetivos de emisiones.

l nivel de emisiones de dióxido de azufre en la zona de Kriel, en la provincia de Mpumalanga, solo se sitúa por detrás del complejo metalúrgico de Norilsk Nickel, en la ciudad rusa de Norilsk, dijo el grupo ecologista Greenpeace en un comunicado, citando datos de 2018 de los satélites de la NASA.
Por Paul Burkhardt
28 de septiembre, 2021 | 02:54 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Sudáfrica podría ahorrar 100.000 millones de rands (US$6.600 millones) acelerando el cierre de centrales eléctricas de carbón a cambio de préstamos baratos para financiar una transición a formas más limpias de electricidad, según muestra una propuesta desarrollada por Meridian Economics.

La nación más industrializada de África necesita reducir las emisiones para cumplir con los compromisos del Acuerdo de París para contrarrestar el cambio climático. La compañía eléctrica estatal Eskom Holdings SOC Ltd., que produce más del 90% de la energía del país, principalmente a partir del carbón, tiene poco margen para financiar proyectos de energía verde porque está enterrada en deudas y las propias finanzas del gobierno están sobrecargadas.

Meridian, un grupo de expertos con sede en Ciudad del Cabo, estima que Sudáfrica necesita construir hasta 6.000 megavatios de proyectos renovables al año para cumplir sus objetivos de emisiones. Eso requeriría una inversión de unos 450.000 millones de rands en la próxima década, mientras que habría que gastar otros 200.000 millones de rands en líneas de transmisión y redes de distribución.

PUBLICIDAD

La llamada Transacción de Transición Justa de Meridian, que ha estado en desarrollo durante varios años, prevé que el gobierno asegure un paquete concesional de financiación de la deuda para ayudar a financiar el abandono del carbón. El dinero podría obtenerse en los mercados de capitales y en las instituciones financieras de desarrollo, y estaría garantizado por los países desarrollados, según un informe publicado el martes.

Ver más: Tres países africanos necesitan US$280 mil millones para el cambio climático

Préstamos baratos

La propuesta prevé la creación de un mecanismo de financiación supervisado por una institución multilateral de financiación climática, como el Fondo de Inversión Climática, que proporcionaría a Sudáfrica US$16.000 millones en préstamos a lo largo de cinco años a una tasa de interés anual del 5,5%. La tasa podría reducirse al 1,5% si el gobierno se adhiere a sus compromisos de reducir sus emisiones de carbono, sobre la base de un precio de compensación de US$7 por tonelada, una concesión que podría suponer un ahorro de 100.000 millones de rands en 25 años, calculado sobre la base del valor neto actual.

PUBLICIDAD

Meridian está dirigida por Grove Steyn, que forma parte del Consejo Asesor Económico del presidente Cyril Ramaphosa. Su propuesta ha sido discutida con el gobierno sudafricano y con posibles patrocinadores.

“Estamos en una etapa relativamente temprana; la gente todavía está pensando en las opciones”, dijo Steyn a los periodistas en una sesión informativa en línea. “No podemos decir en qué acabará todo esto. La gente parece tomarse estas ideas muy en serio”.

El viceministro de Finanzas sudafricano, David Masondo, ha propuesto un plan distinto en el que los acreedores perdonarían parte de la deuda soberana del país a cambio de que éste se comprometa a alcanzar objetivos climáticos más ambiciosos. Eskom ha propuesto su propio plan de transición de US$10.000 millones, según el cual obtendría préstamos de instituciones financieras de desarrollo para financiar proyectos de energía verde, al tiempo que aceleraría el cierre de las centrales de carbón.

La propuesta de Masondo no detalla lo que sucedería si el gobierno obtuviera una reducción de la deuda y luego incumpliera sus compromisos, mientras que el plan de Eskom, aunque loable, no aborda algunas consideraciones financieras clave y tiene un enfoque demasiado limitado, según Meridian. Otras propuestas de mitigación de carbono podrían implementarse junto con las suyas, dijo.

Una delegación visitante que incluye a funcionarios de Reino Unido y de EE.UU. está manteniendo conversaciones con funcionarios sudafricanos sobre sus planes para detener el cambio climático antes de las conversaciones de las Naciones Unidas, conocidas como COP26, en Glasgow en noviembre. Sudáfrica es el duodécimo productor mundial de gases de efecto invernadero.

Ver más: Las emisiones netas cero son un sueño imposible sin inclusión total

PUBLICIDAD

Las opciones que se están considerando para Sudáfrica ocupan un lugar destacado en la agenda de la comunidad internacional y es necesario avanzar en su implementación, pues de lo contrario los fondos disponibles podrían destinarse a otras naciones en desarrollo, como Indonesia o India, dijo Steyn.

Las propuestas de Meridian incluyen el establecimiento de un fondo para ayudar a decenas de miles de trabajadores en las plantas de energía redundantes y en la industria de la minería del carbón a reciclarse y encontrar un empleo alternativo.

PUBLICIDAD