Mercados

Hasta Harry y Meghan se suman a la fiebre del “construye tu propio índice”

La indexación a medida ha sido objeto de una avalancha de adquisiciones en el último año.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — Puede que no se den cuenta, pero los duques de Sussex se acaban de unir a una de las tendencias más candentes de Wall Street.

Los nuevos “socios de impacto” del administrador de activos Ethic, que maneja más de US$1.000 millones, son los más recientes miembros del movimiento de indexación que está remodelando el sector de la inversión en EE.UU. La empresa de tecnología financiera en la que invierten el príncipe Harry y Meghan Markle elabora índices personalizados para aprovechar el auge de la inversión medioambiental, social y de gobernanza (ESG).

A medida que las nuevas tecnologías y el abaratamiento de las operaciones se hace más extendido, los administradores de dinero apuestan por ofrecer a los clientes las ventajas de la indexación (como los costos de negociación baratos y la diversificación) adaptadas a sus gustos específicos.

Sólo en las últimas semanas, Franklin Resources Inc. compró la gestora de fondos O’Shaughnessy Asset Management, que maneja US$6.400 millones, incluyendo el negocio de indexación personalizada de la firma, conocido como Canvas, mientras que el gigante del quant Dimensional Fund Advisors recortó el mínimo para sus cuentas administradas por separado, o SMAs, por sus siglas en inglés.

Ver más: Bancos de inversión empeoran sus perspectivas sobre la renta variable de EE.UU.

Todo ello tras la compra por parte de Vanguard del indexador directo Just Invest en julio, la primera adquisición del gigante de los activos.

“La tecnología detrás de la indexación directa está haciendo que los mínimos de inversión y los costes de gestión de estas cuentas caigan como una piedra”, dijo James Seyffart, analista de ETF en Bloomberg Intelligence.

Morgan Stanley gastó US$7.000 millones en Eaton Vance Corp. el año pasado, que era propietaria de Parametric Portfolio Associates, uno de los pesos pesados de la indexación directa. Rápidamente le siguió la compra por parte de BlackRock Inc. de US$1.000 millones de Aperio, un creador de estrategias de índices a medida.

La terminología es comúnmente confusa, pero a grandes rasgos los enfoques son los siguientes:

  • En la indexación directa, los inversionistas compran las acciones reales de un determinado índice de referencia particular en lugar de comprar en un fondo que agrupa las acciones. Eso les permite ajustar la cartera para inclinar las ponderaciones, o cosechar pérdidas fiscales a nivel de cada acción.

Ver más: Por qué los inversionistas no logran hacer lo que funciona

  • La indexación personalizada es más fundamental e implica el diseño de un indicador para satisfacer las necesidades específicas de los inversionistas
  • Las SMAs han existido durante años. Son cuentas administradas por empresas de inversión profesionales para ofrecer estrategias personalizadas a clientes generalmente adinerados. La mejora de la tecnología y la caída de los costos comerciales están contribuyendo a que sean más accesibles.

“Mi esposo ha estado diciendo durante años: ‘Dios, ¿no te gustaría que hubiera un lugar donde si tus valores fueran los mismos, pudieras destinar tu dinero a ese mismo tipo de cosas?”, dijo Markle al DealBook de The New York Times.