Actualidad

Líderes pospandémicos: los 10 retos urgentes y las habilidades para solucionarlos

La ciudadanía espera que las empresas llenen el vacío de liderazgo en la resolución de los retos sociales, según el informe The Listening Project, de Milken Institute y The Harris Poll.

"Las empresas pueden ser un catalizador para abordar las brechas cada vez mayores en ingresos, educación y salud, al tiempo que aumentan la inclusión y las oportunidades”, apunta Listening Project.
18 de octubre, 2021 | 09:13 PM
Tiempo de lectura: 5 minutos

Bloomberg Línea — La recuperación económica en medio de la pandemia de Covid-19 ha comenzado con la reapertura de actividades, el comercio y el turismo. Sin embargo, ha ocurrido de manera asimétrica por los distintos factores socioeconómicos y políticos de cada nación.

A pesar del rápido desarrollo de la vacuna contra el nuevo coronavirus, la variante Delta deterioró un ya dañado sistema de salud pública y remató con un latigazo a la economía global. La sociedad ya cansada de cuarentenas y cierres ha señalado como responsables a sus dirigentes.

El apoyo público a la gestión de la pandemia por parte de los gobiernos ha disminuido trece puntos porcentuales, pasando del 74% en 2020 al 61% en la actualidad, de acuerdo con el reporte The Listening Project: Charting a New Course for Global Leaders, desarrollado por el Milken Institute, centro de estudios económico independiente con sede en Santa Mónica y The Harris Poll, empresa de investigación y análisis de mercado con sede en Chicago.

PUBLICIDAD

The Listening Project busca comprender las necesidades y los desafíos más urgentes que enfrentan las personas a nivel mundial, a través de las opiniones de grupos representativos, y la segunda edición del estudio anual obtuvo la opinión de 17.000 participántes de 27 países sobre los problemas prioritarios de la ciudadanía global y las características de los líderes empresariales necesarias para una vuelta de tuerca en la maquinaria de la recuperación.

El reporte develó que “la confianza institucional también ha disminuido en medio de la desinformación, la politización del uso de cubrebocas, los cierres y las confusas o contradictorias medidas de salud pública”.

Ver más: Los mayores riesgos que ven los CEO sudamericanos para sus negocios

PUBLICIDAD

Por ejemplo, más de un tercio de los encuestados dice que la distribución de vacunas en su país les hace confiar menos en su gobierno, mientras que más del 40% de los ciudadanos del mundo dicen no confiar en la presidencia o en el jefe de Estado de su país. Además, el efecto de arrastre en las instituciones adyacentes refleja que tampoco cuentan con el apoyo: más de la mitad de las personas a nivel mundial dice desconfiar del sistema de justicia penal, mientras que el 50% no confía en los medios de comunicación ni en los legisladores.


Y la ventana paralela que se abre en el informe, es que la ciudadanía espera que ahora las empresas llenen el vacío de liderazgo en la resolución de los retos sociales. “Más bien, las empresas pueden ser un catalizador para abordar las brechas cada vez mayores en ingresos, educación y salud, al tiempo que aumentan la inclusión y las oportunidades”, apunta Listening Project añadiendo que “pueden aportar nuevas innovaciones, tecnologías y asociaciones para acelerar una recuperación que sea a la vez expansiva y más equitativa”.

Así, las cuestiones sociales se han vuelto a priorizar en el proceso de identificación de las 10 áreas desafiantes más urgentes hacia el futuro pospandémico en momentos en los que un mayor número de personas se siente excluido y experimenta la sensación de quedarse rezagado con carencias en la confianza institucional, un incremento de la preocupación por la división política y cultural y aún fuertes temores de que lo peor de la pandemia está por llegar.

“Hasta que los líderes y las instituciones puedan llegar y apoyar a las personas donde están, las percepciones negativas de una recuperación equitativa perdurarán”, menciona el informe.

Los países donde se aplicó la encuesta fueron: Australia, Brasil, Canadá, China, Egipto, Francia, Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, Kenia, Malasia, México, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Sudáfrica, Rusia, Arabia Saudita, Corea del Sur, Turquía, Ucrania, Emiratos Árabes, Gran Bretaña y Venezuela.

PUBLICIDAD

A continuación, los 10 retos mundiales más urgentes para impulsar el crecimiento con miras a fomentar un mundo más justo:

  1. Inseguridad alimentaria y escasez de agua
  2. Acceso a la salud y servicios sociales
  3. Acceso a la educación y oportunidades de empleo
  4. Gobernanza y Transparencia
  5. Inversión en Salud e Innovación
  6. Violencia y Salud mental
  7. Clima y sustentabilidad
  8. Desarrollo urbano e Infraestructura de los hogares
  9. Seguridad doméstica y estabilidad
  10. Igualdad de acceso y representación

Ver más: La carga de la deuda amenaza la recuperación del empleo en América Latina: Banco Mundial

En lo que respecta a la solución de cada uno de los 10 retos, la indiferencia y la apatía se situaron en el primer puesto de los obstáculos para resolverlos frente a otras ‘paredes’ como insuficiencia de recursos, el racismo o la diferencia de ideologías.

PUBLICIDAD

Es frente a esta indiferencia, que la ciudadanía “reclama un nuevo tipo de líder, capaz de combinar la temeridad con la ternura”, según la encuesta que describe que gracias a su actuación durante la pandemia, las empresas han demostrado ser líderes en todo el mundo, y en busca de un nuevo líder que llene el vacío de liderazgo, los ciudadanos del mundo piden ayuda a las empresas.

Dentro de las principales aptitudes y competencias que resultaron ser cruciales para las personas en la resolución de los desafíos se encontró a la cabeza una mezcla de habilidades duras y blandas como la honestidad, la resiliencia, la decisión, la innovación unida a la honestidad, la empatía, la diplomacia y la colaboración.

PUBLICIDAD

El rasgo de liderazgo más importante de un líder pospandémico, según los encuestados, fue la “honestidad”, con más del doble de puntuación que el siguiente rasgo más cercano.

Habilidades de liderazgo que corresponden a los desafíos globales

  1. Visionario-decisivo-analítico
  2. Decisivo-honesto-innovador
  3. Visionario-innovador-trabajador
  4. Honesto-diplomático-decisivo
  5. Innovador-visionario-analítico
  6. Buen oyente-decisivo-lógico
  7. Visionario-innovador-analítico
  8. Innovador-visionario-analítico
  9. Decisivo-diplomático-lógico
  10. Honesto-diplomático-lógico

El 80% de los participantes en la encuesta espera que los líderes de las empresas de su país se pronuncien sobre cuestiones sociales, el 75% opina que las grandes empresas con recursos, infraestructura y logística avanzada son incluso más vitales ahora para el futuro de su país que antes de Covid-19.

Así como el 60% que piensa que las empresas han sido más fiables que el gobierno a la hora de mantener el funcionamiento de su nación durante Covid-19. Finalmente, el 54% confía más en las empresas que en el gobierno para encontrar soluciones a la pandemia.

PUBLICIDAD

La opinión de las personas sobre las industrias se vio marcada por una tendencia positiva desde el comienzo de la pandemia: las industrias tecnológicas, de telecomunicaciones, farmacéuticas, organizaciones sin ánimo de lucro y de alimentos y bebidas fueron las cinco mejor calificadas.

Los datos recogidos en The Listening Project apuntan que apoyar la inversión social puede ser un vehículo de crecimiento para la empresa de varias maneras:

  • La gente ve que el progreso en la mayoría de los desafíos globales mejorará la expansión equitativa y económica. “Resolver los problemas sobre el terreno tendrá un efecto de ‘goteo’ para el mercado, la innovación y los inversores”.
  • El 67% afirma que el hecho de sean más activos a la hora de expresar sus opiniones políticas o las de su empresa es bueno para la firma.
  • Si las empresas abordaran estos desafíos globales, los resultados más comunes serían la mejora de las métricas del mercado, de la reputación y la confianza, y también se vería una mejora en las relaciones con los inversores, la atracción de talento y la influencia sobre consumidores.

“Nuestra investigación sugiere que ningún tipo de líder puede hacer frente a los retos mencionados por sí solo, pero las empresas tienen un papel mucho más importante que desempeñar con posibles resultados beneficiosos para todas sus partes interesadas”, concluye la investigación, “la apertura de la responsabilidad de los líderes empresariales se ha ampliado, pero también la oportunidad”.

PUBLICIDAD