Mercados

Mercado accionario mexicano camina en círculo vicioso

El sentimiento de analistas, inversionistas y empresas mexicanas va más allá de la incertidumbre económica y apuntan a un entorno dramáticamente subvaluado.

Por el tamaño de la economía del país, deberían de existir por lo menos 500 empresas listadas en bolsa.
27 de octubre, 2021 | 05:05 am
Tiempo de lectura: 5 minutos

Ciudad de México — El mercado bursátil mexicano navega en un círculo vicioso. Mientras las empresas esperan un mercado más robusto y condiciones económicas favorables para decidir obtener financiamiento por la vía pública, las bolsas de valores esperan robustecerse con la entrada de nuevos competidores.

Este mercado accionario en México acumula más de dos años en sequía de Ofertas Públicas Iniciales (OPI) y ha presentado un mayor número de deslistes ante la falta de certeza económica y abaratamiento en las valuaciones.

PUBLICIDAD

El mercado no puede ofrecer lo que las empresas valen, pero las empresas no quieren listarse porque el precio de salida no es igual o mayor al estimado por las compañías. La falta de nuevas compañías públicas genera un rezago en la economía.

“Las empresas no ven atractivo para listarse en el mercado, pero no se ofrece lo que las empresas valen ante una menor expectativa de economía”

Carlos González, director de análisis económico, cambiario y bursátil en Monex

Esto ya comienza a ser mayormente reconocido por algunos analistas quienes mejor proponen a las empresas realizar un proceso de desliste ante la falta de valoración del mercado. El caso más reciente ocurrió con Bachoco.

PUBLICIDAD

En conferencia por motivo del reporte al tercer trimestre del año, Jay Hill, un analista en Tweedy, Browne Company LLC abordó el tema con la productora de pollo y huevo: “Sus acciones son extremadamente baratas, es frustrante ser accionista. Sospecho que su junta también está frustrada y también reconoce la valoración muy barata”, dijo a los directivos de Bachoco.

El analista le hizo la recomendación a la empresa de realizar la recompra de los títulos accionarios.

Le puede interesar: México pierde confianza de inversionistas; salen US$3.000 millones en septiembre

Otro caso es el conglomerado regiomontano Grupo Alfa. El director de Finanzas, Eduardo Escalante, refirió que no está dentro de sus planes realizar una OPI que Sigma, su división de alimentos, ha ido prolongando en los últimos años.

PUBLICIDAD

“Los mercados, particularmente en México, no están reconociendo el valor intrínseco de la compañía. No pensamos hacer una OPI en el corto plazo de Sigma en México, pero sin duda sería una alternativa con mejores condiciones”.

En el caso de los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras), Jorge Pigeon, vicepresidente de Relación con Inversionistas y Mercados de Capital de Funo, dijo a Bloomberg Línea que por lo menos el precio de los Certificados Bursátiles Fiduciarios Inmobiliarios cotizan a mitad de precio, ya que su valoren libros es de MXN$45. Hoy por hoy cotizan en $20.

PUBLICIDAD

Ver más: Jonathan Heath advierte PIB del tercer trimestre con tasa negativa

“El mercado está subvaluando de manera dramática. Es un poco irracional la valuación que tiene el mercado. Es como si estuvieras comprando un edificio como Torre Mayor, que vale US$400 millones en US$200 millones. A ese nivel de precio estamos”.

PUBLICIDAD

Mercado de capitales, minúsculo

En México, sólo el 0,02% de las empresas registradas se encuentran listadas en mercado de capitales local.

“Nuestro mercado, por diferentes métricas, por el tamaño de la economía, debería ser más grande. Algunos datos referían que debemos tener cerca de 500 emisoras”, mencionó Carlos González, director de Análisis económico, cambiario y bursátil en Monex.

PUBLICIDAD

La capitalización bursátil mexicana equivale a cerca del 36% de la economía en el país, esto es el valor de mercado comparado con el último dato del Producto Interno Bruto (PIB) cifra que, de acuerdo con analistas debería ser mayor.

“Hay bolsas mucho más pequeñas, como Nigeria o Egipto, que tienen más empresas listadas que en México y el país no es una economía pequeña”, dijo el Gerente de Promoción en Estrategias de Inversión en CI Banco, Edgar Arenas. Detalló que México es la economía número 15 del mundo, “pero el mercado de valores es pequeño y genera rezago económico”.

PUBLICIDAD

José-Oriol Bosch y María Ariza, los directivos de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) aluden a que la falta de nuevas empresas es consecuencia de problemas estructurales o a la falta de espacio para competir. Pero aún con un nuevo competidor, una reducción en el precio de hasta un 50% y mejores valuaciones de mercado no han sido son suficientes.

Ver más: Problemas estructurales merman salidas a bolsa: José-Oriol Bosch

La naturaleza propia del mercado es registrar la entrada y salida de empresas del mercado de capitales, sin embargo, la balanza se ha cargado más al lado de las salidas que las entradas.

De acuerdo con datos recabados por Bloomberg Línea, son cerca de 17 empresas las que solicitaron su desliste en los últimos siete años. Entre ellas Grupo Modelo, que salió debido a la adquisición de la fabricante de cerveza AB InBev.

“Es probable que muchas compañías públicas hayan encontrado tres incentivos relevantes para salirse de cotización o posponer planes de salida: 1) montos de financiamiento que no cumplen las perspectivas 2) posponer pagos o costos fijos relacionados a ser empresa pública 3) revisiones de planes estratégicos hasta un entorno de mayor certidumbre”, dijo Carlos Hernández, analista senior en Masari Casa de Bolsa.

Otras empresas que solicitaron salir de la BMV fueron Maseca, que recibió la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Consorcio Hogar, la productora de galletas Mac’Ma, Ingeal y Rassini.

Le puede interesar: ¿Cuándo veremos más OPIs en el mercado mexicano?

Arenas mencionó que los inversionistas locales están concentrando su atención en empresas que se han integrado al Sistema Internacional de Cotizaciones (SIC), mermando la posibilidad de atractivo para las empresas locales.

Señaló que, con la entrada de nuevos instrumentos en el mercado global, se esperaba que los inversionistas y las empresas se sintieran alentadas a participar en el mercado local, “pero no ha pasado y se ha hecho más pequeño. La falta de certeza es una de ellas, si algo le gusta a las emisoras e inversores es tener un marco jurídico que los haga sentir robustos y cómodos en el mercado de valores”.

El mercado carece de alicientes regulatorios, dijo el asesor de inversiones, y reiteró el tamaño de las emisoras listadas en la Bolsa frente a los más de 3.000 títulos inscritos en el SIC.

“El mercado mexicano es complicado, los que están adentro quieren salir y no empujan a los de afuera para meterse”.

Le puede interesar: Negocio de Alsea cada vez está más cerca del nivel previo a la pandemia

Con información de Michelle del Campo

PUBLICIDAD