Perú

La agitación política en Perú llega hasta las minas de cobre

Al tiempo que el presidente peruano lidia con facciones opuestas dentro de su propio partido y gabinete, algunas tensiones sociales surgen entre las comunidades a lo largo del llamado corredor minero de Perú.

La agitación política en Perú llega hasta las minas de cobre.
Por María Cervantes
10 de noviembre, 2021 | 03:45 pm
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — Las ondas expansivas de los turbulentos primeros 100 días en el cargo del presidente de izquierda de Perú están llegando hasta las gigantescas minas de cobre del país.

Este miércoles, miembros de la comunidad reanudaron los bloqueos en una carretera utilizada por la mina Las Bambas de MMG Ltd. después de que el Gobierno no enviara a altos funcionarios para que discutieran sus demandas. Las operaciones en la mina Antamina de BHP Group han permanecido detenidas durante más de una semana en medio de cortes de carreteras, mientras que un grupo de manifestantes prendió fuego a las instalaciones de la empresa minera Apumayo a fines del mes pasado.

PUBLICIDAD

Ver más: Dólar en Perú sigue subiendo: cierra a 4,027 soles por US$1 en mercado interbancario

Al tiempo que el presidente peruano, Pedro Castillo, lidia con facciones opuestas dentro de su propio partido y gabinete, algunas de las tensiones sociales para las que fue elegido para resolver surgen entre las comunidades a lo largo del llamado corredor minero de Perú.

PUBLICIDAD
Pedro Castillo(Foto de GIAN MASKO / AFP a través de Getty Images)dfd

“La lucha de poder entre Perú Libre, Castillo y algunos ministros está impidiendo que el ejecutivo maneje adecuadamente el conflicto social”, dijo el analista de BTG Pactual César Pérez-Novoa, en un mensaje de texto.

Sin duda, las tensas relaciones comunitarias han caracterizado el surgimiento de Perú como un importante productor de cobre y zinc. Quienes viven cerca de las minas tienden a beneficiarse más directamente a través de los empleos y la infraestructura. Pero esos beneficios son menos evidentes para las personas que viven más lejos, que dependen de la participación de diferentes niveles de Gobierno.

Ver más: “Ningún trabajador formal en Perú ganará menos de 1.000 soles al mes” a diciembre, anuncia Castillo

Con la agitación del gabinete, incluido un cambio de primer ministro y ministro de minería, y un parlamento hostil, Castillo se encuentra al límite en términos de resolver los problemas locales.

PUBLICIDAD

Sin embargo, fue la llegada de funcionarios de bajo nivel, en lugar del nuevo ministro, lo que molestó a los líderes comunitarios de Challhuahuacho en las conversaciones de esta semana. Ahora, si el propio Castillo no se presenta, podrían extender la protesta de 48 horas por tiempo indefinido, dijo por teléfono Víctor Limaypuma, quien encabeza el Frente de Defensa de Cotabambas. Eso podría terminar restringiendo los envíos de cobre desde Las Bambas, una importante mina.

Ver más: Tribunal de Perú dice que demanda de Scotiabank contra la Sunat es improcedente

PUBLICIDAD

El creciente malestar social está erosionando la confianza de los inversionistas, señaló Raúl Jacob, titular de la sociedad minera del Perú, y añadió que el Gobierno tendrá que ser más proactivo para resolver estas protestas.


PUBLICIDAD