Asia

Biden y Xi se reunirán lunes con objetivo de aliviar tensión entre EE.UU. y China

La cumbre virtual busca evitar un malentendido que podría llevar a los rivales a un conflicto militar, dijo un alto funcionario de la administración estadounidense.

Joe Biden y Xi Jinping
Por Jenny Leonard
12 de noviembre, 2021 | 12:29 PM

Bloomberg — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunirá virtualmente su homólogo chino Xi Jinping el lunes en lo que será discusión diseñada para evitar un malentendido que podría llevar a los rivales a un conflicto militar, dijo un alto funcionario de la administración estadounidense.

Aunque la cumbre llega en un momento en el que hay mucho en juego en la relación, la administración de Biden ha intentado continuamente restar importancia a las expectativas de la reunión, subrayando que Estados Unidos no pedirá resultados concretos.

Las conversaciones se producen en un momento en el que las tensiones entre los dos países han aumentado por cuestiones como Taiwán y las restricciones a la venta de tecnología estadounidense a China. El gobierno de Biden ha elevado las conversaciones a los dos presidentes después de que meses de conversaciones a menor nivel resultaran infructuosas.

PUBLICIDAD

Ver más: Xi gana respaldo para doctrina y podría estar al frente de China de por vida

Biden y Xi han hablado por teléfono dos veces este año, pero esta es la primera vez que la conversación se anuncia como una cumbre. La última cumbre entre Estados Unidos y China, en 2019, produjo un avance en la guerra comercial de Donald Trump justo antes de la pandemia. Las relaciones entre Estados Unidos y China se deterioraron poco después por una serie de disputas que incluían el origen del Covid-19, la situación de derechos humanos en Hong Kong y Xinjiang, y las amenazas a la seguridad nacional que plantean las empresas chinas.

Sin embargo, las tensiones se redujeron un poco tras un avance en una cuestión clave para Pekín: la liberación en septiembre de la directora financiera de Huawei Technologies Co. Ltd., Meng Wanzhou, de un proceso de extradición en Canadá. Estados Unidos había solicitado la extradición de Meng desde la administración Trump y el tema se convirtió en un gran punto de tensión para los vínculos entre Estados Unidos y China.

PUBLICIDAD

En otros temas, los grupos de trabajo creados por ambas partes han logrado algunos avances en el último mes en cuestiones menores de la relación, los cuales han estado pendientes durante meses.

Ver más: Blinken dice que aliados “actuarían” si China ataca a Taiwán

La cumbre virtual está prevista para el lunes por la noche, hora de Washington, y el martes por la mañana en Pekín, y no se espera que las dos partes hagan una declaración conjunta después.

Según el funcionario, uno de los principales motivos de las conversaciones es la necesidad de que ambas partes establezcan límites que garanticen que la competencia no se convierta en conflicto. Biden insistirá en la necesidad de este enfoque en su conversación con Xi, aunque no está claro qué medidas concretas buscará.

Un alto funcionario de la administración dijo que Estados Unidos cree que cuando se establezcan los términos de la relación, se puede mantener una competencia vigorosa.

Acuerdo climático

El enviado especial para el clima de Estados Unidos, John Kerry, cerró esta semana un acuerdo con Pekín en la cumbre climática de Glasgow. El momento del acuerdo no se consideró vinculado a la próxima cumbre entre Biden y Xi.

PUBLICIDAD

Los funcionarios estadounidenses llevan mucho tiempo citando el clima como un área de cooperación, pero subrayan que cualquier avance en este sentido no puede vincularse a otros aspectos de la relación bilateral. Aunque la declaración conjunta sobre el clima se considera un paso adelante, aún queda trabajo por hacer y se espera que Biden presione a Xi en este sentido.

Ver más: China y EE.UU. presentan sorpresivo acuerdo climático en COP26

Los dos presidentes hablarán de cuestiones que preocupan a Estados Unidos, como Taiwán y las prácticas económicas de China, aunque no está sobre la mesa un debate sobre la eliminación de aranceles.

PUBLICIDAD

La Casa Blanca considera que la aprobación del proyecto de ley bipartidista de infraestructuras y las recientes cumbres internacionales en las que Estados Unidos volvió a comprometerse con sus aliados son una ventaja para Biden de cara a la cumbre.

“Tras su llamada telefónica del 9 de septiembre, los dos líderes discutirán formas de gestionar responsablemente la competencia entre Estados Unidos y la República Popular China, así como formas de trabajar juntos cuando nuestros intereses se alineen”, dijo el viernes la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en un comunicado. “En todo momento, el presidente Biden dejará claras las intenciones y prioridades de Estados Unidos y será claro y sincero sobre nuestras preocupaciones con China”.

PUBLICIDAD

Una de las principales preocupaciones de Estados Unidos es la cuestión de si Xi invadirá Taiwán, o posiblemente tratará de tomar islas más pequeñas controladas por Taiwán, un movimiento que sería visto como una importante prueba de la resolución occidental al respecto.

El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, ha dicho que es improbable que China tome Taiwán por la fuerza en los próximos 24 meses. Y los medios de comunicación estatales chinos han tratado de acallar las especulaciones en Internet sobre la inminencia de un conflicto con Taiwán.

PUBLICIDAD