Actualidad

JPMorgan demanda a Tesla por US$162 millones

El caso gira alrededor del breve intento de Elon Musk de privatizar el fabricante de automóviles hace tres años.

Tesla
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg — JPMorgan Chase & Co. demandó a Tesla Inc. y busca un pago de US$162 millones relacionado con una serie de transacciones de warrants de acciones que se vieron afectadas por el breve intento de Elon Musk de privatizar el fabricante de automóviles hace tres años.

El mayor banco de EE. UU. compró los warrants de Tesla en 2014 para ayudar al fabricante de automóviles a mitigar el riesgo de que sus acciones se diluyeran con la emisión de notas convertibles y para hacer ciertas deducciones del impuesto sobre la renta federal, según una demanda presentada el lunes en el tribunal federal de Manhattan. Cuando expiraran los warrants, Tesla le debería a JPMorgan un pago de acciones o efectivo si sus acciones cotizaban por encima de un determinado precio de ejercicio.

JPMorgan afirma que tenía la discreción de ajustar el precio de ejercicio en función de factores que incluyen la volatilidad de las acciones de Tesla. El banco hizo dos modificaciones en agosto de 2018: una después de que Musk tuiteó que había asegurado fondos para privatizar Tesla y otra cuando el director ejecutivo abandonó el esfuerzo semanas después.

Ahora que las órdenes han expirado, JPMorgan afirma que Tesla no ha dado al banco lo que le corresponde.

“A pesar de que los ajustes de JPMorgan fueron apropiados y requeridos contractualmente, Tesla se ha negado a liquidar el precio de ejercicio contractual y pagar la totalidad de lo que le debe a JPMorgan”, dijo el banco en la denuncia.

Tesla escribió a JPMorgan en febrero de 2019 para argumentar que los ajustes que hizo el banco seis meses antes fueron “irrazonablemente rápidos y representaron un intento oportunista de aprovechar los cambios en la volatilidad de las acciones de Tesla”, según la denuncia.

Pero JPMorgan afirma que Tesla no hizo cuestionamientos específicos a sus cálculos ni respaldó su afirmación, y no ha objetado nada más en los últimos dos años. Tesla no respondió a una solicitud de comentarios sobre la demanda.

La disputa saca a relucir uno de los episodios más controvertidos de Musk. La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés) demandó al CEO y a Tesla en septiembre de 2018, alegando que Musk había cometido fraude de valores y que la compañía carecía de controles adecuados de su actividad en las redes sociales.

Musk y Tesla acordaron pagar US$20 millones cada uno en un acuerdo sin admitir irregularidades. El CEO se vio obligado a renunciar al cargo de presidente de la junta durante tres años y Tesla acordó que un abogado apruebe previamente la información material que Musk quiere comunicar a los inversores.

Elon Musk

Los controles no han impedido que Musk provoque controversia en Twitter. A principios de este mes, encuestó a los usuarios sobre si debería vender el 10% de su participación en Tesla. Desde entonces, ha vendido de unos US$7.800 millones en acciones de la empresa, lo que ha precipitado la venta de acciones.

El caso es JPMorgan Chase Bank contra Tesla Inc., 21-cv-09441, Tribunal de Distrito de EE. UU., Distrito Sur de Nueva York (Manhattan).