Latinoamérica

BID aprueba US$15 millones a Panamá para impulsar educación infantil

El programa del BID busca mejorar la calidad e inclusividad del sector beneficiando directamente a 25.000 estudiantes.

Migrantes haitianos buscan refugio temporal en el pueblo de Bajo Chiquito, provincia de Darién, Panamá.
17 de noviembre, 2021 | 04:24 PM
Tiempo de lectura: 2 minutos

Bloomberg Línea — El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó otorgar a Panamá US$15 millones no reembolsables para impulsar la educación, como vía de desarrollo en la región, a través del sistema público dando apoyo especialmente a los migrantes.

Panamá, dijo el BID, resultó ser uno de los países elegibles para acceder a los recursos de la Facilidad No Reembolsable para Apoyar a Países que Reciben Flujos Migratorios Intrarregionales Repentinos y de Gran Magnitud de US$100 millones.

El programa del BID busca mejorar la eficiencia, calidad e inclusividad del sector elevando las habilidades de los estudiantes, tanto nacionales como extranjeros, rompiendo “las barreras de acceso e integración que enfrentan las niñas, niños y adolescentes migrantes, refugiados y de comunidades de acogida”.

PUBLICIDAD

Entre 2017 y 2019 Panamá recibió a más de 75.000 migrantes y refugiados de América Latina y el Caribe, lo que equivale al 1,8% de su población. El BID señala que actualmente, casi el 6% de la población en Panamá es extranjera, proveniente principalmente de: Venezuela, Colombia, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana, Cuba y Haití.

Ver más: ONU y Defensoría del Pueblo de Panamá visitarán a migrantes en el Darién

La mitad de los migrantes son venezolanos y se estima que el 9% de ellos son niños y adolescentes.

PUBLICIDAD

La cantidad de migrantes que hasta octubre de este año ha pasado por la zona fronteriza entre Panamá y Colombia conocida como la selva del Darién ha superado la cifra combinada de los últimos 11 años anteriores, según el Servicio Nacional de Migración del país centroamericano, y el número asciende a 124.500.

El proyecto beneficiaría, según estimaciones del BID, directamente a más de 25.000 estudiantes e indirectamente a más de 200.000 registrados en escuelas de todo el país. “Los principales beneficiarios del proyecto serán migrantes, refugiados y de comunidades receptoras de escuelas oficiales de primaria y premedia de Panamá”, detalló el organismo.

Por lo anterior, “la operación apoya la construcción de un sistema educativo más inclusivo e intercultural a través de la formación y acompañamiento docente, la dotación de recursos educativos, la evaluación diagnóstico-formativa y la participación comunitaria, apalancando el uso de las tecnologías de información para la transformación digital”, señaló el BID a través de un comunicado.

La iniciativa también persigue el desarrollo de competencias ciudadanas y socioemocionales, a través de apoyo pedagógico integral, respaldado por el equipamiento y la infraestructura escolar.

El programa también brindará apoyo pedagógico integral a docentes, directores y funcionarios del Ministerio de Educación.

“Impulsar el progreso social de poblaciones vulnerables es una de las rutas que el Grupo BID ha identificado en su Visión 2025 para que la región logre una recuperación inclusiva y sostenible”, dijo la entidad financiera destacando la organización posterior a la pandemia de Covid-19.

La crisis migratoria ha estado en el centro de la agenda para Panamá este año. Sus autoridades han realizado diversos llamamientos a autoridades de países como Colombia y Estados Unidos para abordar el asunto.

PUBLICIDAD