Salud

Sudáfrica alimenta esperanza por gravedad de ómicron al no abrumar hospitales

Un complejo hospitalario del país africano, epicentro de la nueva variante, afirmó que la mayoría de los pacientes de las salas de Covid-19 no necesitaban oxígeno.

Un centro de testeo de Covid-19 en Sudáfrica.
Por Mike Cohen y Janice Kew
06 de diciembre, 2021 | 08:41 am
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — El aumento del número de casos de Covid-19 en Sudáfrica tras la aparición de la variante ómicron no ha desbordado los hospitales hasta ahora, lo que ha suscitado un cauto optimismo de que la nueva variante cause mayormente enfermedades leves.

Los primeros datos de Sudáfrica, el epicentro del brote de la variante, son “un poco alentadores en cuanto a la gravedad”, dijo el domingo Anthony Fauci, principal asesor médico del Presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Al mismo tiempo, advirtió que es demasiado pronto para llegar a una conclusión definitiva.

PUBLICIDAD

Científicos y funcionarios de salud pública están analizando los datos disponibles para tratar de predecir el impacto de ómicron, ya que muchas preguntas sobre la nueva variante y sus múltiples mutaciones siguen sin respuesta. La variante, ahora dominante en Sudáfrica, se ha esparcido por el mundo y llegado a lugares tan lejanos como Tokio y Oslo desde que se anunció su descubrimiento el 25 de noviembre.

La lucha por obtener claridad ha dado lugar a mensajes a veces contradictorios sobre la gravedad de la amenaza que representa ómicron.

PUBLICIDAD

El presidente de Moderna Inc. Stephen Hoge, presidente de Moderna Inc., afirmó el domingo que existe un riesgo claro de que las vacunas existentes sean menos eficaces contra ella, aunque es demasiado pronto para decir en qué medida. Otros desarrolladores de vacunas expresaron la semana pasada su optimismo de que las vacunas puedan conservar cierta eficacia contra la enfermedad grave.

Aunque los primeros datos sobre la relación entre infecciones y hospitalizaciones puede parecer alentadora, también suele haber un desfase temporal entre ambos sucesos.

Los síntomas graves en los pacientes que contrajeron las primeras variantes suelen desarrollarse entre una y tres semanas después de ser diagnosticados, según el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica. La media móvil de siete días de nuevos casos diarios en el país aumentó a 10.055 la semana pasada, frente a los menos de 300 de tres semanas antes.

Menos oxígeno necesario

Los gobiernos de todo el mundo, que esperaban una vuelta a la normalidad tras dos años de lucha contra la pandemia, respondieron a la nueva variante con rápidos controles de viajes.

PUBLICIDAD

El Reino Unido exigirá a todos los viajeros que se sometan a una prueba dentro de las 48 horas previas a su vuelo, independientemente de su estado de vacunación. Francia ha endurecido los requisitos de las pruebas para los visitantes de fuera de la Unión Europea. La alemana Angela Merkel, en su último mensaje como canciller, pidió a la población que se tomara en serio el virus y se vacunara.

Hay preocupación de que ómicron pueda eludir la protección inducida por la vacuna y frustrar los esfuerzos por reabrir las economías, ya que presenta unos 30 o más cambios en la proteína de la espiga, que el virus utiliza para abrirse paso en las células. Pero es posible que pasen varias semanas más antes de que las pruebas de laboratorio y los estudios en la vida real empiecen a desentrañar qué significan exactamente las mutaciones.

PUBLICIDAD

En otra señal alentadora, el complejo hospitalario Steve Biko y Tshwane District de Pretoria (Sudáfrica) afirmó que la mayoría de los pacientes de las salas de Covid no necesitaban oxígeno. Esto supone un cambio con respecto a las oleadas anteriores.

Fauci dijo que el gobierno de Biden está reevaluando la prohibición de viajar a ocho países del sur de África a medida que se dispone de más información. La ciudad de Nueva York registró tres casos más de la mutación, que ha aparecido en al menos 11 estados de EE.UU. Los casos de ómicron relacionados con una fiesta de Navidad de una empresa en Oslo pueden llegar a ser 100, según informó una emisora noruega durante el fin de semana.

PUBLICIDAD

Con la ayuda de Flavia Krause-Jackson.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Ómicron pone una interrogante a la débil recuperación económica en México

Morgan Stanley ve a la Fed como mayor amenaza al mercado accionario que ómicron

Ómicron eludiría las vacunas, pero no sería más grave

PUBLICIDAD