PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Brasil en español

Inflación de Brasil habría tocado su pico tras llegar a cifra más alta en 18 años

Los precios aumentaron un 10,74% con respecto a un año antes, la mayor subida desde 2003, pero por debajo de la media del 10,9% prevista en una encuesta de Bloomberg.

Los precios en Brasil aumentaron un 10,74% interanual.
Por Andrew Rosati
10 de diciembre, 2021 | 12:16 pm
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los precios al consumo en Brasil subieron menos de lo previsto en noviembre, una señal de que la inflación podría empezar a enfriarse tras alcanzar su ritmo más rápido en 18 años.

Los precios aumentaron un 10,74% con respecto a un año antes, la mayor subida desde 2003, pero por debajo de la media del 10,9% prevista en una encuesta de Bloomberg. En el mes, subieron un 0,95%, también menos que el 1,09% estimado, según informó el viernes la agencia nacional de estadística.

PUBLICIDAD

“Confirma que la inflación a 12 meses alcanzó su punto máximo en noviembre”, dijo Mirella Hirakawa, economista de AZ Quest Investimentos en Sao Paulo. “Esa sorpresa no cambia el mensaje: La inflación sigue presionada por los choques y la fuerte demanda en medio de la reapertura económica.

La inflación en Brasil subió menos de lo esperado en noviembredfd

Los tipos de los swaps a más largo plazo se hundieron porque los operadores apuestan a que el banco central podrá recortar los tipos de interés más rápidamente cuando termine el actual ciclo de endurecimiento monetario. El contrato con vencimiento en enero de 2023, que indica las expectativas de la Selic a finales de 2022, cayó 26 puntos básicos hasta el 11,37%. Fue el más negociado en Sao Paulo.

PUBLICIDAD

El banco central de Brasil sigue adelante con el ciclo de endurecimiento monetario más agresivo del mundo, que ha aumentado los costes de la emisión de deuda en 725 puntos básicos este año. La combinación de precios en alza y una Selic más alta está minando el poder adquisitivo de los consumidores y arrastrando la economía a la recesión.

Lo que dice Bloomberg Economics

“El dato de inflación de noviembre, inferior al previsto, es una sorpresa positiva, al igual que la desaceleración de los precios de los servicios. Pero no se equivoquen: El panorama de la inflación brasileña sigue siendo bastante complicado. El banco central condicionó un cambio en su estrategia “super-hawkish” a señales de “desinflación consolidada”, y se necesitará más que las noticias positivas de la lectura de hoy para garantizarlo”.

-- Adriana Dupita, economista para América Latina

Los responsables de formular la política monetaria elevaron los costes de los préstamos al 9,25% el miércoles, y señalaron que está prevista una tercera subida consecutiva de 150 puntos básicos para febrero. En un comunicado, escribieron que persistirán hasta que los precios al consumidor se anclen en el objetivo.

PUBLICIDAD

El jefe del banco central, Roberto Campos Neto, indicó a principios de este año que la inflación alcanzaría su punto máximo en septiembre. Sin embargo, factores globales como los shocks de oferta y el encarecimiento del combustible, así como el alto gasto público de los gobiernos, han seguido poniendo presión sobre los precios.

La lectura del viernes fue interpretada por varios economistas como el primer indicio de que los precios al consumo, en plena efervescencia, podrían finalmente enfriarse. También ayudaron las rebajas del Black Friday, en las que los minoristas ofrecieron descuentos en todo tipo de productos, desde productos electrónicos hasta artículos de cuidado personal.

PUBLICIDAD

Los datos son “una señal de que la inflación se está estabilizando un poco antes de lo que la mayoría de los analistas esperaban, y apoya nuestra opinión de que el ciclo de endurecimiento no tendrá mucho más recorrido”, escribió el viernes William Jackson, economista de Capital Economics, en una nota de investigación.

Siete de los nueve grupos de bienes y servicios analizados por la agencia de estadísticas subieron de precio en noviembre. Los costes de transporte, que subieron un 3,35%, y la vivienda, que se encareció un 1,03%, fueron los que más contribuyeron a la subida mensual, mientras que el precio de los artículos personales cayó un 0,57%.

PUBLICIDAD

El banco central de Brasil tiene como objetivo una inflación anual del 3,75% este año y del 3,5% en 2022.

Le puede interesar:

PUBLICIDAD

Inflación de Brasil se acelera menos de lo previsto en noviembre

La inflación de EE.UU. subió a 6,8%, la cifra más alta en casi 40 años

Inflación aumenta expectativas de que Banxico suba tasa en 50 puntos base

PUBLICIDAD