Perú

Gremio minero en Perú: “El régimen tributario actual está bien. No hay que tocarlo”

Bloomberg Línea conversó con Raúl Jacob, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, respecto a las protestas que llevarán a paralizar las operaciones en Las Bambas este sábado, y también sobre la reforma tributaria que el gobierno quiere impulsar.

Gremio minero en Perú: “Pensamos que el régimen tributario actual está bien. No hay que tocarlo”.
16 de diciembre, 2021 | 03:00 PM
Tiempo de lectura: 8 minutos

Lima — Los conflictos en la mina Las Bambas en Perú (Apurímac), que representa el 2% del suministro de cobre a nivel global, no son nuevos: desde el 2016 hasta la fecha la operación minera acumula cerca de 412 días en los que no pudo transportar concentrado de cobre al puerto de Matarani, Arequipa, ante los diversos bloqueos que se han dado en la zona.

Y es que en los últimos años el descontento de la población de Chumbivilcas, zona de influencia de Las Bambas, ha aumentado ante la ausencia de beneficios que esta comunidad percibe y escasos puntos de encuentro entre lo que MMG, operador de Las Bambas, puede ofrecer, y lo que los apurimeños buscan.

Ver más: Cobre se dispara por detención de producción en mina de Perú

PUBLICIDAD

Queremos alertar que se debe detener esta aparente ola o posible ola de paralizaciones mineras”. indicó este jueves Raúl Jacob, CFO de Southern Perú y presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), en un evento realizado en Lima; donde también asistieron representantes de MMG, de la Cámara de Comercio de Apurímac y del sector privado para alertar el perjuicio que está generando para el país el bloqueo en Las Bambas y otros conflictos sociales de similar talante en el Perú.

Un mayor deterioro de las relaciones con las comunidades podría tener grandes repercusiones, ya que la minería emplea a unas 240.000 personas en Perú y el año pasado representó 62% de las exportaciones y 8,8% del PBI.dfd

Bloomberg Línea conversó tras el evento con Jacob para conocer su posición sobre lo que está ocurriendo en el sector y cómo ven los posibles cambios en el régimen tributario minero.

Usted comentaba que son 13.000 millones de soles que se recaudará por concepto de impuestos al sector minero este 2021. ¿Se verá impactada de forma negativa esta cifra por lo que está ocurriendo con Las Bambas?

PUBLICIDAD

Ya está incluido dentro de este estimado el impacto negativo de la paralización. Pero si Las Bambas hubiera producido en vez de 300 mil toneladas, que es lo que esperan ahora para este año, unas 400 mil toneladas, que es lo que su planta podría dar, esas 100 mil toneladas adicionales representarían 1.450 millones de soles más que se sumarían a los 13.000 millones de soles. No se ha logrado por el conflicto social. Es bien importante comparar ese número con lo que el Gobierno cree que va a recaudar por la subida de tasas a la minería: el Ejecutivo ha indicado que son 1.200 millones de soles que quiere recaudar adicional (con las facultades legislativas y los cambios para el sector minero) y acá tiene la oportunidad de, más bien, recaudar incluso más, si es que el foco se pone en cómo hacemos que la minería arranque. Estamos trabados por trámites y por conflictos que impiden que los proyectos vayan adelante o que las operaciones operen normalmente. Eso es lo que hemos querido alertar.

Justamente respecto a las facultades, el proyecto de ley que se aprobó en la Comisión de Constitución este miércoles no incluye darle facultad al gobierno de modificar el régimen tributario minero. ¿Tuvieron algún tipo de acercamiento desde el Ejecutivo en los últimos días para dialogar sobre lo que se busca hacer o las modificaciones que se plantean?

Nosotros no conocemos la propuesta del Ejecutivo en la parte de tributación minera. Sí nos hemos reunido, hemos expuesto nuestra posición y hemos hablado, por ejemplo, de lo que vemos que se va a recaudar de más. Lo he expresado ahora en la conferencia de prensa. Pero no conocemos la propuesta del Ejecutivo. Nunca se nos ha compartido qué están pensando. Hemos tenido reuniones pero no hemos llegado a un punto de encuentro.

¿Tampoco en la mesa ejecutiva de minería?

En ningún lado. Nosotros no conocemos qué propuesta tiene el Ejecutivo para la tributación minera.

¿Cómo ve usted lo comentado por el ministro de Economía, Pedro Francke, este miércoles, sobre que la minería puede “poner un poco más el hombro” y tributar más? ¿Hay mensajes contradictorios?

PUBLICIDAD

(Lo veo) un poco injusto. Durante la pandemia todas las compañías mineras que están en la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, y estoy seguro que las que no están también, han hecho un esfuerzo por apoyar a las autoridades a todo nivel: municipal, regional y nacional, de manera que pudiéramos luchar contra la pandemia. Durante la administración del presidente Vizcarra no se percibía o no se recibía este mensaje de apoyo, pero durante la administración del presidente Sagasti sí lo pudimos hacer y hemos tenido una contribución importante. Eso se hizo voluntariamente. Si se trata de poner el hombro, la minería siempre va a poner el hombro por el Perú. Pero lo que creemos también es que el apoyo social es un tema que debe de ser diferente de lo que es el pago de impuestos. Los impuestos son lo que nos permite a nosotros contribuir al país, sin duda, pero también su estructura debe de ser competitiva. El problema es que se pierde competitividad internacional y en vez de desarrollar proyectos por miles de millones de dólares, como hemos estado escuchando que se puede hacer en el caso de Las Bambas, esos proyectos no salen adelante porque los inversionistas miran cuánto tienen que pagar de impuestos, qué nivel de tranquilidad tienen para desarrollar sus actividades, y sobre esa base deciden. Un inversionista podría cuestionar si va a tener a sus trabajadores prácticamente retenidos dentro de la operación minera por un bloqueo de una carretera. Eso es casi un secuestro. Las cosas en su lugar: los impuestos deben ser la contribución al país y a la vez deben ser competitivos internacionalmente. El país no puede permitirse perder inversiones respecto a nuestros competidores.

¿Y qué países destacan aquí para ustedes?

Están Canadá, Australia, Estados Unidos, Chile y México. Esos son verdaderamente nuestros competidores y son países que van adelante, con mejores estándares de infraestructura que el Perú. Nuestro país tiene otras ventajas: una gran fuerza laboral con grandes habilidades, y un territorio donde la minería es bien recibida en general. Si tenemos una estructura tributaria que nos perjudica respecto a terceros, no vamos a poder captar las inversiones que se requieren para que el Perú vaya adelante.

PUBLICIDAD

Pablo de la Flor, funcionario de la SNMPE, comentó el pasado domingo en Punto Final que el reporte que ha entregado el FMI tras su misión en el Perú al MEF aún no ha culminado y que podría haber cambios. ¿Qué evidencia tienen de esto?

Nosotros no conocemos el reporte. No lo hemos visto. Es un reporte que, según entiendo, todavía requiere la autorización de las altas instancias del Fondo Monetario Internacional (FMI). Es un reporte que en este momento es prácticamente secreto. Cuando se pueda difundir deberíamos conocer qué es lo que dice exactamente y sobre esa base se debe tener un debate técnico. Pero no hemos tenido la oportunidad de verlo.

PUBLICIDAD

¿Tuvieron alguna comunicación directa con el FMI?

El FMI nos pidió una reunión. Nosotros le explicamos cuál es nuestra visión del tema tributario, ellos nos hicieron algunas preguntas, pero no nos dieron ninguna información adicional sobre qué estaban pensando o qué conclusiones estaban sacando. De hecho, en ese momento no era posible porque recién estaban empezando el proceso de análisis. Fuimos a la reunión, dialogamos y explicamos las cosas como las vemos.

En este escenario de mayores conflictos, ¿hay incertidumbre sobre que se den más inversiones mineras a futuro o pesa más el hecho de que el precio de los metales motiva a invertir en nuevos proyectos?

PUBLICIDAD

Creo que este ambiente tan crispado, tan inestable, no ayuda a que las inversiones vayan adelante a pesar de tener las mejores señales en el entorno mundial por los precios de los minerales. Tenemos muy buenos precios, pero no lo podemos aprovechar. Si se presenta a una compañía internacional un proyecto, o a un inversionista nacional también, una de las primeras preguntas va a ser cuánto se va a pagar de impuestos por esta inversión. Si no tenemos ese marco definido, es un problema. Nosotros consideramos que lo actual está bien. No hay que tocarlo.

¿Realmente no hay ningún espacio para considerar alguna modificación en el régimen tributario minero? Antes de que asuma la presidencia Pedro Castillo, algunos funcionarios se anticiparon a que estas conversaciones se podrían dar y señalaban estar abiertos al diálogo en caso se planteara más carga tributaria para el sector.

En el 2011 tuvimos conversaciones con el Ejecutivo de ese entonces, incluso desde antes que asumiera el poder Ollanta Humala. Hablamos con quien iba a ser su ministro de economía y su primer ministro. Fue una conversación fructífera que llevó a que luego se planteara un proyecto de ley al Congreso, y el Congreso lo aprobó con una votación absolutamente mayoritaria.

PUBLICIDAD

Pero era un Congreso distinto.

Era otro Congreso, es verdad, pero creo que lo importante ahí es que nosotros no nos hemos negado nunca a estos procesos de diálogo. En este caso no ha habido del otro lado la disposición de conversar, en general. Para nosotros sí es importante ver qué se hace con los recursos del canon y sobre eso tenemos algunas ideas que nos encantaría poder exponer. Esa conversación no se ha dado tampoco. Si ya se está recaudando, y se está recaudando en exceso de lo que se puede gastar, no hay razón para aumentar los impuestos. Los mayores flujos de dinero posiblemente acaben en cuentas y no se empleen para el desarrollo del Perú. Si no se está gastando lo que se recibe ahora y se quiere recibir más, y además si se suben las tasas se recibiría mucho más, lo que vemos es que en vez de dejar esos recursos en el sector, que permitiría salir adelante con proyectos o generar puestos de trabajo, no se están usando los recursos. Por cada puesto fijo de trabajo nuestro se generan otros ocho empleos en el resto del país. Todos formales, con beneficios, esa es la oportunidad. Deberíamos estar enfocados en ver cómo hacemos para que este motor salga adelante y jale al Perú a una recuperación económica.

TE PUEDE INTERESAR

PUBLICIDAD