PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Negocios

Banamex y Citi: el peso del negocio en México en 20 años

En dos décadas solo hubo un periodo en que el país le representó al banco estadounidense más del 50% de las ganancias

Tiempo de lectura: 4 minutos

Ciudad de México — La decisión de Citi (C) de deshacerse de su negocio de banca de consumo en México marcará una nueva etapa a 20 años de que decidió ampliar su presencia en el país.

La compra de Banamex en 2001 fue considerada en su momento como un voto de confianza a las perspectivas económicas de México, tras la crisis del efecto tequila. que puso en vilo al sistema financiero mexicano en la década de los noventa.

PUBLICIDAD

“México y Estados Unidos se han vuelto cada vez más integrados en términos del flujo de bienes, servicios y capital. Esta combinación posiciona a Citigroup para capitalizar esta importante tendencia y, por lo tanto, es un próximo paso natural para ambas compañías”. dijo Sanford I. Weill, el entonces director ejecutivo de Citigroup, en mayo de 2001, cuando anunció sus intenciones de comprar al banco mexicano.

Tras integrar las operaciones mexicanas, el peso de México en Citigroup, principalmente su negocio de consumo, tomó relevancia para el banco estadounidense en momentos de crisis, como la que vivió la década pasada vinculada a los activos suprime. También ha generado golpes negativos y de reputación.

Citi dejará esta primavera su negocio de consumo, así como el enfocado a pequeñas y medianas empresas en México, como parte de una estrategia global con el que busca enfocarse a negocios alineados a sus fortalezas.

PUBLICIDAD

Continuará operando en México a través de su negocio enfocado a clientes institucionales, ante una renovada confianza , en un contexto muy diferente al de hace 20 años.

“México es un mercado prioritario para Citi, eso no cambiará. Esperamos que México sea un importante receptor de inversiones y flujos comerciales globales en los próximos años, y confiamos en la trayectoria del país”, dijo Jane Fraser, CEO de Citi, en un comunicado el martes.

A continuación una recapitulación de las dos décadas de esta relación y el peso que ha representado el negocio mexicano para la institución financiera estadounidense.

PUBLICIDAD

Un voto de confianza tras la crisis (2001-2007)

Citigroup adquirió a Grupo Financiero Banamex-Accival, mejor conocida como Banamex, en agosto de 2001, en una operación valuada en US$12.500 millones de dólares, en lo que en su momento fue considerado una apuesta del banco estadounidense por la recuperación económica de México.

El país había pasado seis años antes una crisis económica que afectó la liquidez del sistema financiero, requiriendo incluso la intervención estatal.

Tras la compra, Citi comenzó a reportar la utilidad neta de sus operaciones mexicanas como una más de sus regiones, desagregadas por negocio.

PUBLICIDAD

Durante el primer lustro en manos de Citi, el negocio de banca de consumo de Banamex comenzó a incrementar su participación como el principal contribuidor a las utilidades netas en México, superando la importancia del segmento de banca de inversión y corporativa a nivel local.

Durante la mayor parte de este periodo, las utilidades netas de todo el negocio mexicano no lograron representar más del 10% de las ganancias de Citi a nivel consolidado.

La situación cambió en 2007, cuando las ganancias de Citi se desplomaron debido a la crisis subprime que afectó al sistema financiero estadounidense. El negocio mexicano representó en ese momento más de 50% de las ganancias de la compañía.

PUBLICIDAD

La crisis provocó un cambio de liderazgo en Citigroup y la revisión de su estructura, cambiando el destino de su negocio en México.

Empaquetado en América Latina (2008-2015)

A partir de 2008 y hasta 2015, Citi integró a México dentro de sus operaciones en América Latina, lo que no permite conocer con exactitud el peso de las operaciones mexicanas dentro del banco.

PUBLICIDAD

Entre 2009 y 2015, el negocio de banca de consumo en la región latinoamericana representó 21% de la utilidad neta registrada por la banca de consumo global de Citi. Este segmento tuvo en promedio un peso de 6% en las utilidades a nivel consolidado.

Durante este periodo, Banamex generó un par de problemas para Citigroup.

En 2014, el Departamento de Justicia de EE.UU. inició una investigación contra la filial Banamex USA por el incumplimiento en las reglas para prevenir el lavado de dinero, que terminó en una penalización de US$97.4 millones.

PUBLICIDAD

Banamex también generó pérdidas para la empresa, tras un presunto desfalco de US$400 millones por la empresa de servicios petroleros Oceanografía.

De Banamex a Citibanamex (2016-2021)

En 2016, Citi decidió vender su negocio de banca de consumo en Brasil y Argentina, dos de sus principales mercados después de México, generando rumores sobre la posibilidad de una venta de Banamex.

La compañía respondió con un nuevo plan para su negocio mexicano, que incluyó un cambio de nombre a Citibanamex y una inversión de más de MXN$25.000 millones, hasta 2020, para mejorar la experiencia del cliente.

Tras la venta de sus operaciones en Sudamérica, la división de banca de consumo global en América Latina ha estado conformada principalmente por su negocio mexicano, que hasta el 2020 representó 2% de las utilidades de Citi a nivel consolidado.

Te puede interesar:

Michelle del Campo

Michelle del Campo

Reportera mexicana especializada en empresas. Me gusta cubrir temas relacionados con sustentabilidad, empresas de reciente creación y asuntos transfronterizos. Anteriormente formé parte de Infosel-Sentido Común, Transparencia Mexicana y la Fundación Este País.

PUBLICIDAD