PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Estilo de vida

Bentley y Rolls-Royce sortean problemas de chips para lograr ventas récord

“Se trata de niveles sin precedentes para nosotros”, dijo el CEO de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös, durante una entrevista en Bloomberg TV

El Bentley Bacalar, de US$2 millones, forma parte del exclusivo y muy rentable programa Mulliner de Bentley. Se agotó casi inmediatamente.
Por Hannah Elliott
16 de enero, 2022 | 05:00 am
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — Las dos marcas de automóviles más prestigiosas de Reino Unido batieron récords de ventas en 2021.

Bentley Motors Ltd. entregó 14.659 automóviles en todo el mundo en 2021, un 31 % más que el año récord anterior, 2020. Rolls-Royce Motor Cars Ltd. entregó 5.586 vehículos en todo el mundo, un 49 % más que el año previo.

PUBLICIDAD

“Se trata de niveles sin precedentes para nosotros”, dijo el CEO de Rolls-Royce, Torsten Müller-Ötvös, durante una entrevista en Bloomberg TV. “Hemos visto un crecimiento en todos los mercados del mundo. Por primera vez en los 10 años que llevo aquí, no he visto que algún mercado se desvanezca. Todos los mercados son muy fuertes y están en marcha. Es increíble”.

Las ganancias confirman lo que ya parecía ser un año excepcional para los fabricantes de automóviles de ultra lujo en general. En julio, Bentley había superado las ganancias de todo el año anterior. La empresa con sede en Crewe, Inglaterra, obtuvo sus mayores ganancias en 2021 en China, su segundo mayor mercado, después de los Estados Unidos. China registró un aumento de las ventas del 40% de un año para otro, superando el aumento del 39% de la región de América. En total, América y China aportaron el 56% de las ventas globales de Bentley.

“Cuando la economía va bien, con un alto nivel de valores y dinero en el mercado, las marcas de lujo se benefician de ello”, dice el CEO de Bentley Norteamérica, Christophe Georges, durante una entrevista telefónica. “Así que tuvimos algunos vientos de cola del mercado”.

PUBLICIDAD

Los resultados demostraron una sorprendente mejora, sobre todo por parte de Rolls-Royce, que sólo había entregado 3.750 automóviles en 2020, un 26% menos en términos interanuales y mucho peor que sus pares. (Las ventas de Bentley subieron un 2% en 2020.) El calendario relacionado con la transición del Ghost de primera generación, que había sido descontinuado en 2019, al Ghost de segunda generación contribuyó a la disminución, dijo entonces Martin Fritsches, presidente y CEO de Rolls-Royce Motor Cars Americas.

En 2021, Rolls-Royce dio un vuelco con ventas récord en EE.UU., Canadá y China, dijo Müller-Ötvös, y la demanda aumentó más para el nuevo sedán Ghost y el SUV Cullinan. Las comisiones a medida también están en niveles récord, confirmó, con modelos “múltiples” que se acercan a las siete cifras de costo. El valor promedio de los pedidos de Ghost y Cullinan para 2021 fue de más de US$400.000, según un vocero, con una lista de pedidos que se extiende durante casi un año; los valores promedio de Phantom excedieron los US$600.000.

“Si pides un Rolls-Royce hoy, lo recibirás hasta el año que viene”, dijo Müller-Ötvös. “Eso es lo que yo llamo una cartera de pedidos bastante saludable y lo que es una buena situación para nosotros”.

Ninguno de los dos fabricantes de automóviles se mostró especialmente preocupado por los retrasos en la cadena de suministro y la escasez de chips de computadora que han afectado a otros fabricantes.

Estoy muy contento de que formemos parte del Grupo BMW: el año pasado tuvimos una entrega preferente de semiconductores y conseguimos todo lo que queríamos”, dijo Müller-Ötvös. “Eso nos permitió fabricar todos los coches encargados por los clientes; no perdimos ni un solo coche el año pasado, y preveo lo mismo para este año”.

El futuro eléctrico británico

Tanto Bentley como Rolls-Royce están trabajando para producir sus primeros vehículos eléctricos, ya que muchas otras marcas de lujo, incluidas Audi, BMW, Porsche y Mercedes-Benz, están lanzando segundos, incluso terceros, vehículos totalmente eléctricos. Georges de Bentley dice que no le preocupa mucho ser el primero, segundo o tercer fabricante de automóviles en volverse totalmente eléctrico, aunque “no quiere ser el último”.

PUBLICIDAD

La compañía actualmente fabrica dos híbridos, el Bentayga Hybrid y el Flying Spur Hybrid. “Lo que desea es utilizar la tecnología cuando sea lo suficientemente buena como para satisfacer los requisitos de sus propios clientes”, dice Georges. “Debe poder disfrutar de su Bentley sin la ansiedad de tener suficiente autonomía para terminar su viaje”.

Bentley ha dicho que ofrecerá una electrificación completa en toda su gama para 2030. Debutó el concepto eléctrico EXP 100 GT en 2019; un Bentley completamente eléctrico aparecerá en tres o cuatro años, dice Georges, declinando especificar si sería un coupé, un sedán o un SUV.

“Con los nuevos desarrollos en los que trabajamos en el aspecto tecnológico, creemos que en 2025-26 es cuando la tecnología será adecuada y se ajustará a las necesidades de nuestros clientes”, dice Georges. “Eso es lo más importante”.

PUBLICIDAD

Por su parte, Rolls-Royce anunció en septiembre que dejará de fabricar motores de combustión para 2030. Su primer automóvil con motor totalmente eléctrico, el Spectre, llegará en el cuarto trimestre de 2023, dijo Müller-Ötvös, y los detalles de rendimiento se darán a conocer más tarde en este año.

“Ya lo he conducido”, dijo. “Tengan por seguro que será un magnífico Rolls-Royce”.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Los titanes automotrices están planeando el derrocamiento de Elon Musk

Rivian, Audi y BMW encabezan la lista de los mejores vehículos eléctricos de 2021

Industria automotriz en México enfrenta nueva presión: el cambio al 5G

PUBLICIDAD