Latinoamérica

Gigante paraguayo de la soja se enfrenta a su peor cosecha en 20 años

Por el clima cálido y seco de principios de año, analistas y grupos comerciales reducen estimaciones para la producción de soja en Argentina, Brasil y Paraguay

Cultivos de soja al atardecer
Por Ken Parks
19 de enero, 2022 | 06:26 AM

Bloomberg — El gigante paraguayo de la agroindustria Cooperativa Colonias Unidas (CCU) probablemente cosechará menos de la mitad de lo estimado en su pronóstico original este año, ya que una fuerte sequía está impactando los cultivos en toda la franja agrícola de Sudamérica, según un gerente sénior.

Una producción de 150.000 a 160.000 toneladas métricas significaría alrededor de US$100 millones menos en ingresos para la cooperativa, cuyos miembros cultivan alrededor de 120.000 hectáreas en los departamentos sureños de Itapúa y Alto Paraná, dijo Eduardo Dietze, gerente de área de producción y abastecimiento.

“Es un dinero que no va a llegar al productor. Es un dinero que no se va a reinvertir en construcciones y mejoras”, dijo Dietze en una entrevista.

PUBLICIDAD

El clima cálido y seco de diciembre y principios de enero ha hecho que analistas y grupos comerciales reduzcan sus estimaciones para la producción de soja en Argentina, Brasil y Paraguay, productores clave. Esto ha contribuido al aumento de los precios de las semillas oleaginosas en aproximadamente un 12% desde finales de noviembre.

En un buen año, Paraguay produce unas 10 millones de toneladas métricas. Más del 90% se exporta como grano, aceite y harina a mercados como Argentina y Brasil. Pero este año los agricultores tendrán suerte si la primera cosecha alcanza dos tercios de su rendimiento habitual, de aproximadamente nueve millones de toneladas, según el grupo comercial Capeco.

USDA reduce proyección de producción sudamericana de soja por sequía. dfd

En un momento en que la cooperativa se enfrenta a su peor primera cosecha de soja en dos décadas, algunos de sus 2.200 agricultores buscarán ingresos adicionales con una segunda cosecha más reducida más adelante en el año, dijo.

PUBLICIDAD

CCU, como se conoce a la cooperativa, figura entre los mayores productores de soja del país, y el cultivo y procesamiento de la semilla oleaginosa representa alrededor del 39% de sus ingresos de 2,9 billones de guaraníes (US$416 millones) en 2020.

Los socios tratan de hacer que sus campos sean más resistentes a las lluvias impredecibles mediante la implementación de la siembra directa y la rotación de soja con maíz y sorgo para mejorar la fertilidad del suelo y la retención de agua.

“A pesar de que podría el área de soja podría incluso disminuir, esperamos que la producción se mantenga cerca de las 400.000 toneladas” con esos métodos y suficiente lluvia, dijo Dietze, él mismo agricultor de soja de tercera generación.

La cooperativa también está aumentando la producción de cereales, carne de cerdo y lácteos para reducir su dependencia de la soja. Esos planes incluyen duplicar con creces la producción anual de maíz hasta 250.000 toneladas en los próximos cinco años.

Dietze, de 49 años, piensa que la diversificación también ayudará a CCU a convencer a los jóvenes de trabajar con la tierra, ofreciéndoles más opciones de empleo. CCU no está completamente aislada de la tendencia global de envejecimiento demográfico en el campo de la agricultura, ya que a las generaciones más jóvenes no les atrae una forma de vida que consideran sucia, peligrosa y sin glamour.

“Vemos que en los próximos años la actividad pecuaria complementada con la agricultura va a generar oportunidades para que los jóvenes puedan tener oportunidades laborales en el sector”, dijo Dietze.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Sequía en Argentina: El campo sufriría pérdidas por US$3.000 millones

Crisis climática en Latam: el efecto dominó de la sequía y el estrés hídrico

Precios de alimentos suben a nivel de crisis de cultivos de 2011

PUBLICIDAD