Argentina

El déficit primario de 2021 cerraría en 3% en Argentina: ¿Qué pasará este año?

Si bien hubo una mejora, en 2022 el Gobierno argentino no contará con los ingresos extraordinarios que apuntalaron el ejercicio anterior

El déficit primario 2021 cerraría en torno al 3% del PBI.
21 de enero, 2022 | 03:03 PM

Buenos Aires — Con las negociaciones por la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el centro de la economía, la Argentina enfrentará este año un escenario desafiante en materia fiscal.

El Ministerio de Economía dio a conocer que el Sector Público Nacional cerró el ejercicio 2021 con un déficit primario de $1.407.641 millones y un déficit financiero de $2.091.882 millones, luego de excluir los ingresos extraordinarios correspondientes a los Derechos Especiales de giro (DEG).

Así, señaló que, según las últimas estimaciones, el déficit primario del 2021 cerraría en torno al 3% del PBI, mientras que el déficit financiero, en 4,5%. La cartera que conduce Martín Guzmán atribuyó esa dinámica a “un incremento real de los ingresos totales en simultáneo con una política fiscal expansiva que impulsa el crecimiento económico con inclusión social”.

PUBLICIDAD

El ritmo de reducción del déficit es una de las cuestiones clave en la discusión que mantiene la Argentina con el FMI, en un contexto en el que el Gobierno insiste en que se debe llegar a un acuerdo que no ponga un freno a la reactivación lograda hasta el momento tras la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus.

VER MÁS: ¿Por qué Argentina y el FMI batallan nuevamente por la deuda del país?

Las perspectivas para 2022

Según la consultora Ecolatina, los desafíos de la política fiscal para 2022 “son múltiples”. “Resulta claro que cuanto más exigente sea, mayor será el esfuerzo necesario, especialmente considerando la existencia de los efectos inerciales”.

PUBLICIDAD

“Se debe destacar que es difícil que se pueda mejorar el resultado primario por el lado de los recursos. Con un Congreso dividido, es poco probable que el oficialismo pueda impulsar subas normativas, especialmente luego de los aumentos realizados en los últimos dos años”, evaluó.

Los riesgos

En ese sentido, consideró que “toda mejora de ingresos debería provenir por una mejora de la recaudación asociada a un mayor dinamismo de la actividad económica, lo que difícilmente suceda en 2022″. “Si bien existen potenciales alzas, como el fin de algunas exenciones vigentes en el marco de la pandemia, también resulta claro que existen riesgos por el lado del efecto de los precios internacionales en los recursos del comercio exterior”, analizó.

ADEMÁS: La OCDE ve más crecimiento para la Argentina en 2021 y 2022, pero recomienda ajustar

“Además, considerando que el gasto ajustable por movilidad, salarios y universidades representa 55% del gasto primario, el margen de acción se acota a menos de la mitad del gasto. Es parte es sumamente sensible: comprende subsidios, que implica subir tarifas, gasto de capital, programas sociales y transferencias a provincias”, apuntó la consultora.

Ante esa situación, manifestó que “el cuadro de la política fiscal para 2022 luce desafiante”.

“La mejora en 2021 fue significativa, pero apuntalada por efectos que no estarán en 2022. Esto deja un déficit inercial mayor al registrado este año, pero lo más preocupante es que si bien luce manejable, existen espacios acotados para actuar”, advirtió.

PUBLICIDAD

Desde Quinquela Fondos destacaron que 2021 cierra “con un desequilibrio menor a lo esperado, dejando una inercia favorable para 2022″.

A pesar de no haberse aprobado el Presupuesto -que estipula un déficit primario de 3,3%- esperamos un sendero fiscal de gradual reducción del déficit y con un acceso al financiamiento en el mercado local algo superior al de 2021 en términos del PBI y sobre todo más estable a lo largo del año”, expresaron.

La necesidad de un plan

En tanto, el economista Agustín Monteverde alertó sobre la dificultad de estimar un número para el déficit primario en 2022, dado que aun hay varias variables en la economía por definir.

PUBLICIDAD

“Hablar en este momento de la proyección de cualquier variable, teniendo en cuenta que carecemos de plan económico, que no sabemos si vamos a ir para la izquierda o la derecha, para adelante o para atrás, si va a haber o no acuerdo con el Fondo, es un ejercicio ocioso”, cuestionó en diálogo con Bloomberg Línea.

El economista alertó que “no hay una visión clara ni del Gobierno ni de la oposición sobre lo que se debe hacer con la Argentina”.

PUBLICIDAD

No sabemos cómo va a ser el agujero fiscal porque depende del resto de las políticas que maneja el Gobierno, de la política energética, de lo que haga con las jubilaciones. Hasta ahora, lo que hizo fue llevar a cabo un ajuste fiscal centrado en las jubilaciones”, indicó.

TE PUEDE INTERESAR:

Se acelera la emisión monetaria en Argentina: ¿Qué pasará con la inflación?

PUBLICIDAD

Argentina y el FMI: El riesgo de entrar en ‘arrears’ y la experiencia de otros países

Los 5 riesgos que enfrenta Argentina, según el Foro Económico Mundial

PUBLICIDAD