Asia

Vida de dos pacientes con Covid-19 en China muestra un abismo de desigualdad

El 20% más rico de China aún gana más de 10 veces más que el 20% más pobre, una brecha más grande que en EE.UU. o ciertos países europeos

Camas de hospital
Por Bloomberg News
23 de enero, 2022 | 12:36 PM

Bloomberg — Los estilos de vida tremendamente diferentes de dos pacientes con Covid-19 publicados por funcionarios de rastreo de contactos de China han provocado un debate sobre la brecha de riqueza que la campaña de prosperidad común del presidente Xi Jinping pretende reducir.

Un paciente es un trabajador migrante que hizo malabarismos con unos 30 trabajos durante dos semanas en Pekín, según un itinerario de sus movimientos publicado el miércoles después de que diera positivo por el virus. La otra es una mujer profesional que comenzó su año comprando en Christian Dior SE (CDI) y cenando pato a la pequinesa, según los registros que se hicieron públicos, práctica estándar para el rastreo de contactos en la segunda economía del mundo.

Los usuarios de la plataforma Weibo de China, similar a Twitter (TWTR), comenzaron a comparar sus horarios, con un hashtag que detalla la rutina del trabajador migrante, la cual obtuvo casi 20 millones de visitas el jueves temprano. Algunos pidieron al gobierno que aborde las dificultades que padecen los ciudadanos más pobres de la sociedad, mientras que otros dijeron que la desigualdad estaba demasiado arraigada en la sociedad china para ser erradicada.

PUBLICIDAD

“Espero que los líderes puedan prestar atención al hecho de que la vida en el fondo sigue siendo muy, muy difícil”, escribió un usuario llamado Riverside Beard.

La campaña de prosperidad común de Xi ha puesto la igualdad de ingresos en el centro de los objetivos económicos de China, lo que ha llevado a los reguladores a centrarse en algunas de las empresas privadas más exitosas del país. El 20% más rico de China aún gana más de 10 veces más que el 20% más pobre, una brecha más grande que en EE.UU. o países europeos como Alemania y Francia, y más de 600 millones de personas, aproximadamente la mitad de la población de China, viven en ingresos de 12.000 yuanes anuales (US$1.858) o menos.

Ese tipo de abismo de ingresos representa un riesgo político potencial para el Partido Comunista, algo que Xi querrá abordar mientras se prepara para asegurar un tercer mandato (algo sin precedentes) a finales de este año.

PUBLICIDAD

A principios de esta semana, funcionarios de Tianjin dijeron que habían trabajado con las tiendas en línea para asegurar el suministro diario de las necesidades de los residentes, informó Tianjin Evening News, luego de que circularan videos de trabajadores migrantes que se quejaban de que no podían acceder a alimentos durante el reciente brote de Covid-19 en la ciudad portuaria.

El trabajador migrante en Pekín dijo que había viajado a la capital para encontrar a su hijo que desapareció en agosto de 2020, en una entrevista el jueves con la publicación estatal China Newsweek. Agregó que vivía en un departamento de 10 metros cuadrados (108 pies cuadrados) que cuesta 700 yuanes (US$105.70) al mes y en su mayoría trabaja en la construcción, a veces le pagan 1 yuan (US$0.15) por entregar un saco de cemento de 50 kg.

“He gastado decenas de miles de dólares buscando a mi hijo”, dijo. “Puedo soportar las dificultades. Incluso si pierdo la vida, debo recuperar a mi hijo”.

Con la asistencia de Jin Li.

Le puede interesar:

Pekín, amenazada por dos variantes mientras casos aumentan de cara a JJ.OO.

PUBLICIDAD

China recorta tasa de interés a medida que ómicron atenta contra su crecimiento

La expansión del poder de Xi es un riesgo creciente para la economía china

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

Convierta a Bloomberg Línea en su fuente de noticias

PUBLICIDAD