Argentina

¿Qué es Generación Zoe, la empresa investigada por estafa piramidal?

Leonardo Cositorto, creador del holding, habló con Bloomberg Línea desde México mientras se acumulan las denuncias en Argentina y se emite una alerta internacional

El fundador y CEO de Zoe ha sido denunciado como la cabeza de una estafa piramidal.
24 de enero, 2022 | 09:40 PM

Buenos Aires — Leonardo Cositorto se encuentra en Xcaret (México) en una especie de seminario de entrenamiento y reconocimiento a las decenas de líderes que forman parte de su organización. Hasta hace unas semanas su nombre era desconocido. Cositorto saltó a la escena pública en las últimas semanas denunciado a través de las redes sociales por especialistas y analistas cripto quienes lo indicaban como el autor de una supuesta estafa piramidal a través de su empresa Generación Zoe.

Con Zoe Coach, la división académica de su holding, Cositorto ofrece más de 30 programas ejecutivos, que con una membresía anual que parte de los US$100 anuales, promete ganancias de hasta 7,5% mensuales, según indica el mismo Cositorto a Bloomberg Línea, quien también confirma que actualmente tiene unas 100.000 personas a nivel mundial que se encuentran cursando algunos de sus cursos. Pero una denuncia pública generó una corrida financiera donde centenares de personas salieron a recuperar el dinero invertido en Generación Zoe por temor a no cumplir lo que prometía.

El financista fue inhabilitado el pasado siete de enero por la Comisión Nacional de Valores (CNV) a ejercer la oferta pública. La CNV informó que investiga a “una serie de empresas por la posible realización de actos jurídicos con valores negociables sin la debida autorización del organismo, los que podrían involucrar operaciones fraudulentas basadas en esquemas Ponzi”.

PUBLICIDAD

“Estas empresas se caracterizan por realizar diversos ofrecimientos de inversiones en criptomonedas, créditos, fondos de inversión no regulados, divisas y otros, asegurando rendimientos mensuales o anuales extraordinarios”, advirtió la CNV a través de un comunicado.

Al intentar explicar su negocio, el financista dice que se trata de membresías inteligentes, donde el dinero que cada persona invierte se sube a una plataforma personal en la cual puede ver los intereses generados a lo largo de los tres años que dura su formación. “Es mentira que sea una estafa. Una persona que estafa se va. Nosotros abrimos 79 sucursales y no tenemos un modelo piramidal porque esa clase de modelos no duran más que seis meses o un año. Están buscando voltearnos”, dice por su parte Cositorto.

Al ser interpelado sobre el alto porcentaje de ganancia que genera, indica que su empresa cuenta con un fideicomiso financiero en Argentina con el que, según él, el dinero que el estudiante paga se invertiría, pues asegura que tiene sus propios brokers en el que promete un 7,5 % al mes, cifra que, en la realidad, ningún broker puede prometer.

PUBLICIDAD

Debido a su amplio alcance, la CNV no sólo le inició un sumario, sino también emitió una alerta internacional en el portal de IOSCO, la organización internacional que agrupa a todos los reguladores del mercado de capitales del mundo- y comunicaciones a los reguladores de Colombia, España y Paraguay, donde se ha detectado actividad Zoe. A raíz de esto, autoridades colombianas confirmaron a Bloomberg Línea en Bogotá que están indagando el esquema del negocio de Generación Zoe.

La investigación de la CNV by Lorena Guarino on Scribd

Generación Zoe también se metió en el mundo cripto con Zoe Cash: “Es una moneda cripto que valía US$0.05 y llegó a cotizar a US$0.21 en la CoinMarketCap. Yo compré Zoe cash a US$3,5 millones y generé 500 millones de monedas a US$15 y hoy eso ya representa US$75 millones. Estamos terminando las apps para que los comerciantes la puedan recibir. Zoe está dentro de las cripto aceptadas y reguladas, ya son 7000 los usuarios de la moneda”, dice Cositorto.

Sin embargo, los huecos en la historia sobre la actividad de Cositorto no dejan de aparecer. El empresario que sospechosamente es simplemente un monotributista clase A en la Argentina, explica esto contando que desde hace 15 años vive entre Bogotá, Medellín y Lima, aunque nunca dejó de realizar aportes a la AFIP.

Mientras que Cositorto afirma que la sociedad consiste de 250 líderes globales, solo identificó uno, Maximiliano Batista, su amigo de hace 24 años. El resto son líderes, personas a cargo, formadas por el propio Cositorto, aunque no son socios porque no están en un acta constitutiva.

TE PUEDE INTERESAR:

PUBLICIDAD