CoinCoinX, una exchange de criptomonedas que crece aceleradamente en Venezuela

Leonargo Galindez, de 34 años, está detrás de la casa de intercambio de criptoactivos, que ha logrado convertirse en la número 1 en el país suramericano

Leonardo Galíndez, director ejecutivo de Coin Coin X Venezuela, en la oficina principal en Caracas / Raylí Luján
30 de enero, 2022 | 07:58 AM

Leonardo Galindez, un joven de 34 años, tuvo una idea en 2013. Las criptomonedas habían llegado para cambiar el mundo, y él quería formar parte de ello. Graduado en negocios y finanzas en Inglaterra, para luego trabajar en importaciones tecnológicas con la aduana venezolana, escuchó sobre el mundo bitcoin y le atrajo su uso como método de pago, desconocido en Venezuela hasta ese entonces, sin imaginar todo el auge que se presentaría tan solo tres años después.

Galindez, actual director ejecutivo de CoinCoinX Venezuela, fue quien propuso incluso a los proveedores chinos la activación de este mecanismo. La primera transacción aprobada tuvo un valor de 350 bitcoins. Hoy sonríe, no solo por imaginar lo qué habría ocurrido de habérselo quedado, sino además por entender que comenzaba a darle sentido a su idea para brindarle una solución a Venezuela.

VER MÁS: Más de 70% de salarios sector privado de Caracas se pagan en dólares

Ante la falta de marco regulatorio en criptoactivos en el país, se detuvo. Sabía que debía ir con cautela para lograr avanzar por la calle del medio, y con cierto apoyo. Esperó y en diciembre de 2017, se autorizó la creación de la Superintendencia de Criptoactivos y Actividades Conexas Venezolana, lo que le dio una luz para su plan de negocio.

PUBLICIDAD

Ya con un equipo establecido y la regulación que necesitaba, Galindez, junto a un primo, empezó a fortalecer las alianzas con otros exchanges en el mundo, entre ellos un aliado en India, con el que al final no se pudo concretar un acuerdo por un ataque cibernético que sufrió esa compañía en el interín.

En un viaje a Barbados, conoció a un grupo de desarrolladores, y fue el que hizo posible la creación del software. Es así, como entre finales de 2017 y principios de 2018, se da finalmente el nacimiento oficial de CoinCoinX, a la par del lanzamiento del petro, la primera criptomoneda venezolana, respaldada por el petróleo y el oro nacional y sancionado luego por Estados Unidos.

Desde entonces hemos estado desarrollando el exchange desde Venezuela, tratando de ofrecer soluciones. Es verdad que están los colosos, los grandes como Binance, y es bastante difícil capturar al mercado venezolano, que prefiere confiar en una institución financiera de afuera, como Bofa, Chase, porque le inspira más solidez”, comenta Galindez, en entrevista con Bloomberg Línea.

PUBLICIDAD
Leonardo Galindez, director ejecutivo de Coin Coin X Venezuela / Raylí Lujándfd

Ha sido a raíz de un trabajo de hormiga, como él mismo lo describe, el crecimiento que ha tenido CoinCoinX, que se sitúa actualmente como la casa de exchange nacional número uno, y el que cada vez se torna más acelerado, según su fundador.

La empresa venezolana, que cuenta con 10.000 usuarios y pretende llegar a 100.000 este año, reúne 1.500.000 de dólares en capital reinvertido, mientras concentra entre sus usuarios un monto aproximado de 5.000.000 de dólares. Los grandes picos han estado siempre presentes desde su creación. El más reciente de ellos se dio junto a la caída del bitcoin, y lo atribuye al entendimiento que ha surgido entre el mercado venezolano sobre este procedimiento.

“La gente está entendiendo que al momento que caen, es el momento de comprar, de meterse y de que hay oportunidad a un mejor precio, y eso pasa una o dos veces al año”, sostiene el joven empresario, desde su oficina en Caracas, al insistir en las limitantes latentes, como lo es la falta de confianza por parte del venezolano en instituciones financieras nacionales.

Aun así, CoinCoinX se ha enfocado en seguir ofreciendo un mecanismo de respaldo para los venezolanos. Ha abierto programas educativos sobre el mundo de criptoactivos y servicios que aunque no son de remesas, se relacionan en ciertos aspectos. Se trata de una recaudación de todos los venezolanos en Chile, Argentina, España o Estados Unidos, que luego es convertida en cripto y enviada a la compañía en Venezuela para su liquidez y posterior pago a quien desee el usuario emisor. En ese espacio manejan hasta 50.000 usuarios al año.

Galindez reconoce que las criptomonedas son un instrumento volátil, pero no deja de resaltar el buen retorno que puede brindar, siempre que se le dé un buen uso a los instrumentos financieros correctos, alcanzando una ganancia de hasta 300-400% en un año.

El crecimiento en Venezuela

La necesidad, indiscutiblemente, representa el alto impacto de las criptomonedas en Venezuela durante los últimos años. Así lo refiere Galindez, al mencionar las sanciones que recaen sobre el Banco Central de Venezuela, que impiden la posibilidad de cancelar a proveedores externos o la importación desde Estados Unidos o la Unión Europea, a pequeños, medianos y grandes comerciantes, que finalmente han buscado adaptarse a esta opción.

Los bolívares o el efectivo en divisas que se produzca en Venezuela termina transformándose, de manera lícita, a través de estas casas de intercambio, en criptomonedas, que luego se liquidan en territorio extranjero para cancelar a los proveedores.

PUBLICIDAD

Las otras naciones que no tenían estas limitaciones, no pueden experimentar este mismo crecimiento que se ha dado en Venezuela, de acuerdo al director de CoinCoinX, quien resalta el impacto negativo que tienen las sanciones en la población, a largo plazo, viéndose más afectada que la administración gubernamental.

Ante lo sorpresivo que resulta el auge de esta economía paralela en el país, precisamente por los servicios que se requieren para su operatividad y en los que Venezuela falla constantemente, como el acceso a internet y a electricidad fija, Galindez expone que “debe hacerse magia”, aunque en los últimos meses hayan visto mejoras.

El número más alto de usuarios se encuentra concentrado en Caracas, dónde las fallas de estos servicios públicos son menos frecuentes. Sin embargo, no han detenido su servicio en Maracaibo, Valencia y Aragua, siendo estas tres entidades las más fuertes en criptomonedas.

¿Capaz de suplantar al bolívar?

Para Galindez, no se ha llegado al punto de que la criptomoneda suplante al bolívar, ni siquiera por el nivel de desgaste que presenta la moneda venezolana en la actualidad. Considera, que pese a los miedos de los bancos centrales, las criptomonedas no pretenden este objetivo.

PUBLICIDAD

“No tiene las capacidades, una política monetaria de un país tiene que ser administrada por su gobierno, y eso significa emitir o dejar de emitir dinero. Y eso no lo pueden hacer con cripto. Los países que decidan adoptar bitcoin como su moneda de curso legal al 100%, van a depender de la liquidez de bitcoin, y tendría que tener una administración perfecta, es muy delicado para un país”, agrega.

VER MÁS: Startup venezolana Yummy se expande rápidamente por la región

PUBLICIDAD

Convivir con una criptomoneda sería lo ideal y lo más posible. Al tratarse de un método deflacionario, permite protección, manteniendo el dinero en resguardo, a juicio de Galindez. Explica que son dos mundos que pueden convivir, o de lo contrario se trataría de un gobierno anárquico, que adoptaría una moneda sin control.

“El cripto soluciona problemas complejos, te presta una transparencia que no la da nadie, todo está en la cadena de bloques”, añade el director de la pequeña empresa, cuyos pendones publicitarios se encuentran cada vez más visibles en toda la capital venezolana.