Actualidad

Viejos magnates de China se preparan para entregar US$1 billón a herederos

Para otros multimillonarios, la reciente ofensiva del gobierno en industrias como la tecnología, los bienes raíces y la educación los ha perjudicado

Shanghái, China
Por Venus Feng
31 de enero, 2022 | 06:41 PM

Bloomberg — Zhang Shiping fue uno de los 16 millones de jóvenes chinos enviados al campo durante la Revolución Cultural de Mao Zedong.

Décadas más tarde, el veterano miembro del Partido Comunista aprovechó al máximo las reformas de mercado iniciadas por Deng Xiaoping para construir dos negocios de clase mundial: una empresa textil y la mayor fundición de aluminio privada.

Después de la muerte de Zhang en 2019, sus hijos se hicieron cargo de las empresas dando a la familia una fortuna de US$14.000 millones, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg. Los Zhang también se han convertido en el primer clan de China continental en unirse al ránking de Bloomberg de las dinastías más ricas de Asia, marcando el comienzo de una era de transferencias masivas de riqueza de los magnates envejecidos del país a sus herederos.

PUBLICIDAD

China tiene la segunda mayor cantidad de multimillonarios en el planeta después de los Estados Unidos y está produciendo compañías gigantes de tecnología, verdes y farmacéuticas. La riqueza que surge es predominantemente de primera generación, lo que refleja que la nación liberalizó su economía apenas en la década de 1970, cuando no se podían haber imaginado muchas fortunas en sectores como la inteligencia artificial o las aplicaciones de redes sociales.

La clasificación de familias de Bloomberg solo incluye aquellas que abarcan al menos dos generaciones. En lugares como Hong Kong, India y el sudeste asiático, la riqueza con frecuencia se remonta a tres o cuatro años. Algunas de las familias más ricas de Europa han estado transfiriendo sus fortunas durante siglos.

Para China, se está produciendo un cambio sin precedentes. Los magnates que construyeron algunas de las empresas más grandes a medida que la nación se abría al capitalismo cuentan con casi $US1.1 billones de riqueza acumulada que pasará a sus herederos.

PUBLICIDAD

“Veremos más y más ejemplos clásicos de sucesión de China continental a medida que la primera generación de empresarios chinos se acerca a la edad de jubilación”, dijo Hao Gao , director del Centro de Investigación de Empresas Familiares Globales NIFR (por sus siglas en inglés, Instituto Nacional de Investigación Financiera) de la Universidad de Tsinghua.

Los 80 o más multimillonarios chinos más ricos en el índice de Bloomberg tienen, en promedio, cincuenta y tantos años. Eso sugiere que algunos podrían comenzar a entregar las riendas a sus sucesores en la próxima década.

Los fundadores de la empresa de autopartes Wanxiang Group Corp. (000559), el productor de alimentos para animales New Hope Liuhe Co. (000876) y los constructores Country Garden Holdings Co. (2007) y Hopson Development Holdings Ltd. (0754) ya han pasado la estafeta a sus hijos. Yang Huiyan, ahora copresidenta de Country Garden, se convirtió en la mujer más rica de Asia después de que su padre le transfiriera su participación en 2005.

Si bien el país se ha embarcado en una campaña de “prosperidad común” para reducir la brecha de riqueza, China no tiene un impuesto a la herencia, a pesar de que los funcionarios han planteado el tema de manera intermitente. Una preocupación es que alentaría a los ricos a trasladar su dinero al exterior.

“El impuesto a la herencia aún no está en el horizonte”, dijo Angela Zhang, profesora asociada de derecho en la Universidad de Hong Kong, y agregó que la mayoría de los multimillonarios tecnológicos ya mantienen sus activos en paraísos fiscales en el extranjero. “Esto explica en parte por qué el gobierno chino está tratando de empujar a estos magnates para que donen más a organizaciones benéficas y financien más proyectos socialmente beneficiosos para redistribuir la riqueza”.

Cuando Zhang murió a los 73 años, su hijo Zhang Bo, ahora de 52 años, se convirtió en presidente de China Hongqiao Group Ltd. (1378) y Shandong Weiqiao Pioneering Group Co., una sociedad de cartera privada propietaria de la división que cotiza en bolsa Weiqiao Textile Co (2698). Su hermana, de 50 años Zhang Hongxia, preside Weiqiao Textile y es la gerente general del grupo privado.

PUBLICIDAD

La fortuna de los Zhang aumentó en el último año junto con las acciones de sus empresas, cuyas ganancias se duplicaron con creces en el primer semestre. Ahora la familia recurre cada vez más a la economía verde como fuente de nuevas oportunidades. Se han expandido a piezas de automóviles livianos , mientras que un informe de los medios estatales locales dijo que Weiqiao Pioneering ha establecido asociaciones con compañías como Tesla Inc. (TSLA) y BYD Co. (002594)

Para otros multimillonarios chinos, la reciente ofensiva del gobierno en industrias como la tecnología, los bienes raíces y la educación ha perjudicado sus negocios. Eso puede acelerar la planificación de la sucesión, según Gao de Tsinghua.

“Actualmente, los sectores privados de China se enfrentan a cambios de paradigma, y podría ser tanto un desafío como una oportunidad para que la segunda generación crezca más rápido”, dijo Gao. “Los multimillonarios chinos son cada vez más conscientes de la planificación anticipada de la sucesión”.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Los administradores de fondos chinos explican cómo invierten en China

PUBLICIDAD

Caída de ventas de vivienda en China se profundiza en enero, golpea economía

China reforzará control de salidas a bolsa en el extranjero

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD