Actualidad

Ómicron frustra esperanza de que Juegos Olímpicos de Invierno impulsen economía china

El turismo y el comercio minorista se ven afectados por el virus, mientras que la producción industrial se ralentiza

La sede de Shougang Big Air en Pekín el 29 de enero.
Por Bloomberg News
31 de enero, 2022 | 08:45 PM

Bloomberg — Los Juegos Olímpicos de Invierno de China pueden ser más un lastre para la economía regional de Pekín que un impulso, ya que los brotes de Covid-19 y las restricciones a la contaminación pesan sobre la actividad de la industria y de los consumidores.

La prohibición de la entrada de público significa que no se producirá el habitual aumento del turismo y el consumo que una ciudad espera obtener al acoger los juegos internacionales. Los controles más estrictos para contener los brotes de dos variantes del virus mantienen alejados a los vacacionistas. Y las restricciones impuestas a las industrias contaminantes para garantizar un cielo despejado sobre la capital durante los juegos hacen que las plantas siderúrgicas reduzcan su producción.

Una barricada instalada para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Pekín 2022 cerca del Estadio Nacional en Pekín, el 7 de enero.dfd

Los Juegos Olímpicos de Invierno afectarán a la producción industrial y a la construcción de infraestructura en el primer trimestre”, dijo Lu Ting, economista jefe para China de Nomura Holdings Inc. (8604) “Tampoco impulsará el consumo debido a los brotes de coronavirus”.

PUBLICIDAD

Pekín está luchando contra crecientes contagios, que aumentaron a 96 casos desde mediados de enero. Es lo último que quieren las autoridades ante un acontecimiento mundial, sobre todo con su resolución de mantener una estrategia de cero Covid-19.

El brote hizo que las autoridades decidieran no vender entradas para los Juegos Olímpicos al público en general, sino que sólo permitieran ver el partido a determinados espectadores invitados. Los atletas y el personal, por su parte, se moverán dentro de una amplia burbuja de transporte, alojamiento y sedes.

Los juegos, que se celebran conjuntamente en Pekín y la ciudad adyacente de Zhangjiakou, en la provincia de Hebei, se desarrollarán del 4 al 20 de febrero. Le seguirán los Juegos Paralímpicos de Invierno, del 3 al 13 de marzo.

PUBLICIDAD
Pekín ha confirmado 90 casos de Covid-19 dfd

Para contener el reciente brote, la ciudad ha puesto en marcha medidas más estrictas de control del virus, como exigir a los residentes que compran medicamentos contra la fiebre que se sometan a las pruebas de Covid-19 y aumentar las pruebas a los viajeros que llegan.

Eric Zhu, economista especializado en China de Bloomberg Economics, señaló que es probable que Pekín mantenga las restricciones en gran medida durante el primer trimestre, teniendo en cuenta los Juegos Paralímpicos de Invierno y las sesiones legislativas nacionales anuales previstas para marzo. Esto seguirá afectando a los sectores del turismo y los servicios, que ya se encuentran en dificultades, escribió en un informe.

Además, las ciudades de los alrededores de Pekín han frenado la producción de industrias como la siderúrgica, con el fin de mejorar la calidad del aire en la capital. El Ministerio de Ecología y Medio Ambiente ha ampliado este año la campaña anual de invierno para mejorar la calidad del aire a más de 60 ciudades, frente a las 28 anteriores.

Cada una de estas ciudades, que abarcan desde la provincia oriental de Shandong hasta la central de Shanxi, tiene objetivos que cumplir en cuanto al nivel de partículas PM2,5 en el aire y el número de días de aire limpio.

Ómicron frustra esperanzas de China de que Juegos Olímpicos de Invierno impulsen la economíadfd

“Espero que los cierres de las fábricas antes de los Juegos Olímpicos de Invierno provoquen algunas interrupciones leves en la producción industrial, pero el impacto general en el crecimiento puede ser temporal y limitado”, dijo Liu Peiqian, economista de NatWest Group Plc para China.

Los efectos positivos de los juegos pueden ser evidentes sólo a largo plazo. Podrían ayudar a China a alcanzar su ambicioso objetivo de convertir el deporte en una industria de 5 billones de yuanes (US$786.000 millones) para 2025, un aumento del 70% respecto a los niveles de 2019. Las autoridades dicen que ya han cumplido con creces su objetivo de involucrar a 300 millones de chinos en el esquí, el hockey y otros pasatiempos de clima frío.

PUBLICIDAD

“Al igual que los Juegos de Verano de Tokio, el calendario de los eventos deportivos mundiales es menos que ideal debido a la pandemia”, dijo Raymond Yeung, economista jefe para la Gran China en Australia & New Zealand Banking Group Ltd. (ANZ). “Sin embargo, se considera que un acontecimiento de este tipo desencadena una ‘economía blanca’, lo que significa que más gente se interesará por los deportes de invierno en el país. Ese es el beneficio a largo plazo para la economía”.

China había estimado en 2014 que los Juegos Olímpicos de Invierno y los Paralímpicos costarían US$1.560 millones en gastos operativos, según un informe del Comité Olímpico Internacional. La ciudad presupuestó una inversión de capital de US$1.510 millones con un 65% financiado por el sector privado y un 35% por varios niveles de gobierno.

Se esperaba que la inversión aportara beneficios a largo plazo a la región. Los ingresos por venta de entradas se estimaron entonces en US$118 millones, que probablemente no se recuperen ahora.

PUBLICIDAD

El arrastre económico de los juegos será probablemente temporal y no tendrá un impacto significativo en el crecimiento de China en el primer semestre, dijo Lu de Nomura.

“Lamentablemente, esta vez no impulsará la demanda de consumo debido a la pandemia”, dijo. “En general, hay un cierto impacto a corto plazo, pero no hay que exagerar el impacto en el primer semestre y el año completo”.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Aumentan casos de Covid-19 relacionados con Juegos Olímpicos en Pekín

China depende de cañones de nieve para los Juegos Olímpicos

PUBLICIDAD

EE.UU. no presionará empresas a que se retiren de los Juegos Olímpicos, dice Raimondo

Este artículo fue traducido por Estefanía Salinas Concha.

PUBLICIDAD