Actualidad

Costarricenses parecen dispuestos a castigar al partido gobernante en elecciones

Alvarado está siendo investigado por recopilar ilegalmente datos sobre los ciudadanos y algunos de sus asesores fueron nombrados en un caso de soborno de infraestructuras

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, durante una entrevista de Bloomberg Television, en las conversaciones climáticas COP26 en Glasgow, Reino Unido, el miércoles 3 de noviembre de 2021.
Por Michael McDonald
06 de febrero, 2022 | 08:26 AM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — Los votantes de Costa Rica parecen dispuestos a castigar al partido gobernante en las elecciones presidenciales del domingo por la austeridad y los nuevos impuestos adoptados en virtud de un acuerdo del Fondo Monetario Internacional, la fatiga con las restricciones por Covid-19 y la debilidad de la economía.

Un récord de 25 candidatos están en la papeleta, incluyendo maestros de escuela, médicos, abogados, un agricultor y un cantante evangélico. Los sondeos muestran al candidato del partido gobernante PAC, que lleva 8 años en el poder, con un 1% de apoyo.

El expresidente José María Figueres va en cabeza con el respaldo del 17% de los posibles votantes, y promete reactivar la economía con una oleada de inversiones extranjeras.

PUBLICIDAD

Ver más: Problema de crecimiento de Costa Rica puede solucionarse, dice candidato presidencial

La exvicepresidenta Lineth Saborío está en segundo lugar con un 13% de apoyo, prometiendo bajar los precios de la gasolina, mientras que el cantante evangélico y subcampeón de 2018, Fabricio Alvarado, quien dijo que eliminaría 50 impuestos, está encuestando en tercer lugar con alrededor del 10%. Un candidato socialista procubano temido por los inversionistas, José María Villalta, se encuentra en quinto lugar. Un tercio de los potenciales votantes se declaran indecisos.

Los colegios electorales están abiertos desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde, y los primeros resultados se esperan para el domingo por la noche. Unos 3,5 millones de personas están registradas para votar, y se celebrará una segunda vuelta el 3 de abril si ningún candidato obtiene más del 40%.

PUBLICIDAD

Los votantes, enfadados por la pobreza y el elevado desempleo causados por los controles de la pandemia, derrocaron al partido gobernante en Honduras y a la coalición gobernante en Chile a finales de 2021, y los sondeos muestran que los candidatos de la oposición llevan la delantera en las elecciones de Colombia y Brasil de este año. El índice de aprobación del presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, se hundió hasta el 12% en noviembre tras casi dos años de toques de queda relacionados con Covid, restricciones a la actividad empresarial y a la conducción.

Ver más: Costa Rica va a las urnas en medio de la indecisión e inmensos retos económicos

Bajo investigación

Alvarado está siendo investigado por recopilar ilegalmente datos sobre los ciudadanos y algunos de sus asesores fueron nombrados en un caso de soborno de infraestructuras. Ha negado haber actuado mal y, en cualquier caso, las normas electorales de Costa Rica le impiden presentarse a otro mandato.

“Es una administración débil y el presidente Carlos Alvarado es muy impopular”, dijo la analista del Eurasia Group Risa Grais-Targow. “Ha tenido que lidiar con sus propios escándalos, sin mencionar la pandemia y hacer un ajuste fiscal”.

La economía del país centroamericano crecerá un 3,5% este año, más lentamente que la de Panamá, República Dominicana y Jamaica, aunque más rápido que la de El Salvador, según los analistas encuestados por Bloomberg. El desempleo se mantiene por encima de los niveles anteriores a la pandemia, con un 13,7%.

Ver más: “El crédito del FMI respaldará la política social”: Presidente de Costa Rica

PUBLICIDAD

El Gobierno de Alvarado aprobó un impuesto sobre el valor añadido del 13% en 2018 y en enero de 2021 firmó una línea de financiación ampliada de US$1.800 millones a tres años con el Fondo Monetario Internacional para ayudar a reducir el déficit fiscal.

Hasta ahora, su Administración no ha aprobado ninguna de las reformas propuestas en el marco del programa del FMI, incluida una ley de salarios públicos que frenaría el crecimiento de los sueldos del Gobierno y un proyecto de ley que aumentaría los impuestos sobre la propiedad de las viviendas valoradas en más de US$210.000.

Los votantes también elegirán el domingo a los nuevos miembros de la Asamblea Legislativa unicameral de 57 miembros del país. Las encuestas sugieren que hasta 10 partidos políticos diferentes podrían formar parte de la nueva legislatura.

PUBLICIDAD