EE.UU.

Paciencia de EE.UU. con China se agota al no cumplirse promesas de acuerdo comercial

Los datos hasta noviembre muestran que las importaciones de China desde Estados Unidos ascendieron a menos del 60% de sus compromisos

China no cumplió los objetivos de compra del acuerdo, en el que se comprometía a comprar US$200.000 millones más en productos agrícolas, energéticos y manufacturados de EE.UU.
Por Eric Martin y Jenny Leonard
07 de febrero, 2022 | 06:52 PM

Bloomberg — Estados Unidos está perdiendo la paciencia con China después de que la nación no cumpliera con sus compromisos de compra bajo su acuerdo comercial alcanzado durante la administración Trump, según funcionarios estadounidenses.

Estados Unidos se ha comprometido con el gobierno de China sobre los déficits, pero no ha visto ninguna señal real de que la nación cumpla con sus compromisos en los últimos meses, dijeron los funcionarios, pidiendo no ser nombrados por no tener permiso para hablar públicamente.

Aunque China sigue hablando con Estados Unidos, el gobierno de Biden quiere que el país tome medidas concretas, y eso no ha sucedido, dijeron los funcionarios. La administración sigue presionando a China para que cumpla, pero considera que la experiencia hasta ahora ilustra los límites del llamado acuerdo de fase uno que heredó, añadieron los funcionarios.

China no cumplió los objetivos de compra del acuerdo, en el que se comprometía a comprar US$200.000 millones más en productos agrícolas, energéticos y manufacturados de EE.UU. respecto al nivel de 2017 en los dos años hasta finales de 2021. Al mismo tiempo, la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, ha dicho en repetidas ocasiones que las preocupaciones de la administración Biden van más allá de los compromisos de compra e incluyen la política industrial de Pekín centrada en el Estado.

PUBLICIDAD

Aunque los datos estadounidenses de diciembre no estarán disponibles hasta el martes, los datos hasta noviembre muestran que las importaciones de China desde Estados Unidos ascendieron a menos del 60% de sus compromisos. Pekín también se comprometió a combatir el robo de propiedad intelectual estadounidense y a abrir su mercado interno a los proveedores de servicios financieros de Estados Unidos.

El gobierno de Biden se tomó meses al comienzo para revisar la política de su predecesor hacia China y deliberar sobre una nueva dirección para tratar las prácticas económicas de Pekín, poniendo su foco inicial en la política interna y el alivio de Covid-19. Estados Unidos ha mantenido los aranceles sobre más de US$300.000 millones de dólares de exportaciones chinas como medida de presión.

Biden dijo el mes pasado que le gustaría estar en condiciones de decir que China está cumpliendo más compromisos del país y que, por tanto, se pueden levantar algunos aranceles, pero “todavía no estamos ahí”.

PUBLICIDAD

El mes pasado, tanto Tai como su adjunta a cargo de Asia, Sarah Bianchi, dijeron que las conversaciones con sus homólogos chinos sobre cuestiones comerciales han sido “difíciles”.

El incumplimiento del acuerdo por parte de China es competencia del USTR y la Casa Blanca está en estrecho contacto con la oficina de Tai sobre las actualizaciones del proceso, dijo la portavoz Jen Psaki.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, describió la relación comercial de ambas naciones como “mutuamente beneficiosa” durante una rueda de prensa regular el lunes en Pekín.

“Las cuestiones comerciales deben resolverse adecuadamente en un espíritu de respeto mutuo y de consulta en pie de igualdad”, añadió.

-- Con la ayuda de Colum Murphy.

Le puede interesar:

Las empresas de EE.UU. instan a Biden a reanudar las conversaciones con China

PUBLICIDAD

EE.UU. y la UE firman un acuerdo comercial para eliminar los aranceles al acero y al aluminio

Cómo la guerra comercial de Trump construyó a Shein, el primer gigante mundial de la moda en China