Brasil en español

Promesa de Lula de combustible barato amenaza millonarios dividendos de Petrobras

Un regreso a esa política podría significar gasolina de menor costo para los consumidores de Brasil, pero también un alto a los fuertes dividendos de la petrolera estatal

Petrobras
Por Vinicius Andrade y Peter Millard
09 de febrero, 2022 | 02:35 PM
Tiempo de lectura: 3 minutos

Bloomberg — En los últimos cuatro años, la compañía petrolera estatal de Brasil, Petrobras (PETR4), pasó de ser el productor de petróleo más endeudado del mundo a generar ganancias para los inversionistas. Una controversia sobre los precios del combustible en la campaña electoral del país sudamericano es una señal de que los buenos tiempos pueden no durar.

El aumento de los precios de las gasolinas está enojando a los votantes. El expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien es el favorito para ser elegido el próximo líder de Brasil en octubre, propone que la compañía ofrezca combustible a precios por debajo del mercado que anteriormente empobrecieron al gigante petrolero. Eso es lo que sucedió entre 2011 y 2015, cuando el Partido de los Trabajadores de Lula estaba en el poder.

Un regreso a tales políticas podría significar gasolina barata para los consumidores brasileños, pero también un alto a los fuertes dividendos que Petrobras ha estado pagando. Las acciones tocaron mínimos de sesión a principios de este mes después de que Lula dijera que la compañía no debería vender combustible vinculado a los precios internacionales más altos para enriquecer a los inversores.

PUBLICIDAD
Lula da Silvadfd

“Hay mucho valor por extraer en los próximos 12 meses y tenemos exposición a Petrobras, pero hemos cubierto nuestra posición larga en la acción para poder defendernos de cualquier posible caída”, dijo Andre Caldas, un gestor de carteras en Clave Capital en Sao Paulo. “Después de todo, es un año electoral”.

Valuaciones Baratas

Desde que el Partido de los Trabajadores perdió el poder en 2016, dos gobiernos pro empresas han transformado a Petrobras en un equipo más eficiente y rentable. Bajo un CEO designado por el presidente Jair Bolsonaro, el titular socialmente conservador que constantemente ha seguido a Lula en las encuestas, la compañía está vendiendo combustible a precios internacionales, y el petróleo se está disparando. La firma también recortó personal y redujo el tamaño de divisiones menos rentables como refinación y biocombustibles.

Los inversores acudieron en masa a la empresa, atraídos por la promesa de pagos masivos de dividendos. Las acciones han subido un 11% este año.

PUBLICIDAD

Hay razones para quedarse con las acciones a pesar de las preocupaciones sobre el año electoral. La relación precio-beneficio de Petrobras es solo una fracción de la de sus competidores estadounidenses y europeos, y menor que la de sus contrapartes controladas por el Estado ruso y chino. También está bien posicionado para aprovechar los precios más altos del petróleo porque ha seguido desarrollando campos gigantes en aguas profundas durante la pandemia de Covid-19.

Ptrobrasdfd

Aún así, no es solo la política de precios del combustible lo que preocupa bajo una administración de Lula. También podría obligar a Petrobras a construir nuevas refinerías que no tienen sentido económico, dijo Daniel Sensel, analista de inversiones de Emso Asset Management con sede en Nueva York. Guilherme Mello, asesor económico de Lula, dijo a Bloomberg en una entrevista que si Petrobras tuviera más capacidad de refinación no tendría que depender de las costosas importaciones de combustible que están alimentando la inflación.

“Parece más probable que esta forma de gestión va a cambiar”, dijo Sensel. Petrobras no sería “tan independiente”.

Recomendación de Compra

Goldman Sachs (GS) mantiene su recomendación de ‘comprar’ para Petrobras a pesar de las declaraciones de Lula sobre el precio del combustible. Incluso si la compañía aumenta las inversiones en refinación y vende combustible por debajo de la paridad internacional para brindar alivio a los consumidores, en el peor de los casos, borraría el flujo de caja libre de la compañía, en lugar de convertirlo en negativo como sucedió hace una década, dijo el banco en una nota de investigación del 2 de febrero. El directorio de Petrobras también tendría que cambiar los estatutos diseñados para evitar que el gobierno fije los precios del combustible, dijo el banco.

Si bien Bolsonaro también criticó duramente la política de precios de Petrobras, no llegó a intervenir en la empresa estatal. El CEO, Joaquim Silva e Luna, se comprometió a continuar con el seguimiento de las tasas internacionales.

Es difícil predecir cómo será la política de combustible de Petrobras a partir de 2023, con Lula indicando que haría algunos cambios”, dijo William Leite, fundador y gerente de cartera de Helius Capital. “Pero hasta entonces, habrá pagado tantos dividendos, devolviendo tanto capital a los tenedores, que eso será suficiente para compensar todos estos riesgos”, dijo Leite, que posee acciones de Petrobras.

PUBLICIDAD
Dividendos de Petrobrasdfd

Le puede interesar:

Alzas de tasas de Brasil afectan a la economía y envían una advertencia a la Fed

Brasil necesita más herramientas que tasas para mitigar inflación: asesor de Lula

PUBLICIDAD

Petrobras y Novonor aplazan venta multimillonaria de Braskem

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD