Estilo de vida

Cómo trabajar desde casa cambiará definitivamente nuestra forma de viajar

La nueva tendencia podría suponer un gran impulso para el sector de los viajes. Estas son las principales características de la nueva manera de viajar

remote working
Por Nikki Ekstein
13 de febrero, 2022 | 08:20 am
Tiempo de lectura: 8 minutos
Últimascotizaciones

Bloomberg — Fue el primer rayo de esperanza para el asediado sector de los viajes en 2020: los ciudadanos, luego de las cuarentenas, empezaron a hacer algo nuevo en medio de la pandemia: no trabajar desde casa, sino desde cualquier lugar. Se iban durante semanas o meses a cualquier lugar con buen surf y mejor Wi-Fi, para mostrar un nuevo fondo de Zoom (ZM) después de nadar por la mañana.

Hoy en día, la era del desplazamiento desde la ciudad natal puede parecer tan lejana en el espejo retrovisor como lo es la semana laboral de cinco días presencial. Pero está surgiendo una nueva versión de esta tendencia, que podría suponer un gran impulso para el sector de los viajes.

PUBLICIDAD

La posibilidad de trabajar desde casa está cambiando profundamente, y de forma permanente, la forma de viajar. Las políticas de oficina son más permisivas, lo que significa que muchos trabajadores pueden viajar en cualquier momento, incluso durante las semanas de trabajo, siempre que puedan cumplir con los plazos desde lejos. Esto, a su vez, ha facilitado que la gente viaje con más frecuencia y durante más tiempo, a veces con destinos más lejanos. La mezcla de trabajo y ocio, a la que algunos expertos del sector se refieren (de forma molesta) como viajes de “bleisure” (negocios y ocio juntados en inglés), ha ayudado mucho a las aerolíneas a recuperar el tráfico perdido.

“La ‘gran desvinculación’ no es una tendencia, es permanente”, dice Chris Lehane, jefe global de política y comunicaciones de Airbnb Inc. (ABNB) “Es un patrón duradero y perdurable que, en última instancia, habría ocurrido a medida que la sociedad avanzara, incluso sin la pandemia”.

PUBLICIDAD

“Si pensamos en las tecnologías que han transformado los viajes, lo que estamos haciendo ahora, comunicándonos y trabajando a través de Zoom, es quizá más grande que la llegada de los trenes de vapor o los vuelos comerciales”, continúa Lehane. “Toda la estructura de los viajes está atravesando un cambio ahora mismo”.

Por eso, empresas tan variadas como Airbnb, Deloitte y la publicación comercial de viajes Skift han calificado la continuación del trabajo a distancia como el mayor factor de cambio en los viajes para 2022. He aquí cómo afectará a tus propias experiencias en los viajes mucho más allá del fin de la pandemia.

Harás más viajes

Según las perspectivas del sector de los viajes para 2022 de Deloitte, las personas que tienen la intención de adaptar el trabajo a sus viajes también planean viajar el doble de veces que las que buscan tiempo para desconectar. Los “laptop luggers” (“cargadores de laptops”), como los denomina Deloitte, harán de dos a cuatro viajes al año, frente a uno o dos para los “desconectadores”, y el 75% de ellos añadirá tiempo extra a sus vacaciones (sólo el 6% las ampliará en varias semanas, pero la mayoría, el 38%, añadirá de tres a seis días).

“Es un beneficio para el sector”, afirma Eileen Crowley, responsable de viajes de Deloitte. “Estos viajeros que trabajan desde casa gastan más. Ahí hay más potencial. Además, les ha ido un poco mejor económicamente durante la pandemia, así que también pueden aumentar sus presupuestos de viajes.”

PUBLICIDAD

El CEO de Kayak, Steve Hafner, está de acuerdo. En una conferencia de Skift en la que se anticipó a las megatendencias que darán forma a los viajes en 2022, dijo: “Cuando se trabaja desde cualquier lugar, eso significa más viajes de ocio. Si te liberas de una oficina, puedes ir a muchos otros lugares”.

Lehane, de Airbnb, dice que la posibilidad de llevar el trabajo a donde la familia quiere ir significa que “ahora puedes organizar tu vida laboral con tu familia en el centro, en lugar de trabajar con tu familia alrededor de tu trabajo.”

PUBLICIDAD

Y eso también beneficia a los hoteles y destinos, ya que dependen menos de los periodos de máxima afluencia que tradicionalmente se consideraban convenientes para viajar, por ejemplo, las semanas de vacaciones escolares.

Las estancias también son cada vez más largas. En un informe de tendencias para el año que viene, Airbnb compartió que en el tercer trimestre de 2021 (para el que se disponía de los datos más recientes), casi la mitad de las noches reservadas en su plataforma eran para estancias de al menos siete días, frente al 44% de 2019. Una de cada cinco noches brutas reservadas en el trimestre fueron para estancias de 28 días o más.

PUBLICIDAD

Y los datos de la plataforma de gestión de propiedades vacacionales Guesty sugieren que la tendencia de las estancias prolongadas ha seguido creciendo durante la pandemia. En 2021, las reservas de más de 14 días crecieron un 33% respecto al año anterior, con un aumento acumulado del 121% desde 2019.

Los viajes de negocios tendrán que ser más divertidos

No hay que descartar los viajes de negocios puros: siguen existiendo. Pero también está evolucionando. “La cultura del trabajo está siendo obstaculizada por los equipos distribuidos”, dice Evan Konwiser, vicepresidente ejecutivo de producto y estrategia de American Express Global Business Travel (AXP). “No nos dimos cuenta de lo mucho que dependíamos de las oficinas para ello. Pero ahora los viajes están surgiendo como una forma estupenda de desmercantilizar la experiencia de trabajo.”

PUBLICIDAD

Reunir al equipo de forma divertida, dice, se ha convertido en un enfoque popular para 2022, aunque la mayoría de las empresas siguen optando por celebrar eventos de fortalecimiento de equipos en sus sedes o de forma híbrida. Sin embargo, las empresas atípicas, que planifican estos retiros en dude ranches (ranchos para vacacionar), por ejemplo, son cada vez más populares, lo que hace esperar que el ambiente de las vacaciones se extienda a los viajes de negocios de la misma manera que los viajes de placer.

Algunos llaman a esto un impulso para la “gran reconexión”. Empresas de planificación de retiros como Troop y NextRetreat se encuentran entre las startups del sector de los viajes que cerraron rondas de financiación inicial en 2021. Y, según Skift, Marc Benioff, de Salesforce.com Inc. (CRM), ha llegado a plantear la posibilidad de construir un “complejo turístico de estilo rancho para los empleados, donde puedan pasar tiempo fortaleciendo equipos, realizando sesiones de formación o incluso para pasar las vacaciones con sus familias”.

PUBLICIDAD

Mucho de esto aún se está resolviendo. Pero espere más viajes de trabajo en 2022, aunque sólo sea para volver a la oficina trimestralmente para ver cómo está el equipo.

“Viajes en lugares geniales salvajes o locos formarán parte de la mezcla, al 100%”, dice Konwiser. “Pero ahora mismo la gente sale diciendo que fue muy agradable estar con mis colegas durante un día”. Y las empresas van a ir más lejos para asegurarse de que la experiencia del viaje sea positiva, añade. “Puede que tenga esta semana para hacer que tú, como miembro del equipo, sientas el poder de nuestra cultura. ¿Me voy a alojar en un motel de carretera o en un hotel boutique muy lindo en el corazón de la ciudad?”.

Su hotel puede parecer un poco diferente

Dado que los trabajadores a distancia representan un mercado totalmente nuevo para el sector de los viajes, los proveedores de alojamiento se apresurarán a satisfacer sus necesidades, si es que no lo han hecho ya. Según Crowley, de Deloitte, los alquileres de casas son la mejor opción para los laptop luggers, porque ofrecen espacio para esparcirse y separar el trabajo de la diversión. Y empresas emergentes como Landing, que cobra a los usuarios US$199 al año para acceder a una cartera global de opciones de alquiler por meses, han surgido para satisfacer la demanda de los nómadas digitales.

Las empresas hoteleras también intentan volver a meterse en ese terreno. Citizen M, por ejemplo, ha creado un programa de membresía que ofrece tarifas fijas por noche y descuentos en comida y bebida cuando los nómadas digitales se comprometen a una estancia de un mes; suele costar US$1.500 al mes incluso en mercados inmobiliarios caros como Nueva York, Ámsterdam o París. Los hoteles Hoxton han anunciado tarifas especiales para los viajeros que necesiten pasar una noche cerca de la oficina, mientras que el Mandarin Oriental de Washington, D.C., se encuentra entre los hoteles que ofrecen tarifas por día para los trabajadores en casa en busca de espacio extra. Seguramente habrá más. En otros lugares, los hoteles se están replanteando el viejo centro de negocios; algunos están transformando las cabañas de la piscina en estaciones de trabajo interiores y exteriores, o añadiendo una mayor variedad de material de oficina (y servicios de impresión) al escritorio estándar de la habitación.

Por su parte, los complejos turísticos de los destinos de lujo están incluyendo oficinas en casa y otros espacios flexibles que pueden equiparse, por ejemplo, con aparatos de gimnasia o material de guardería. Las nuevas construcciones se están diseñando para que haya menos habitaciones cuadradas y más suites espaciosas. Y nunca antes los directores generales se habían preocupado tanto por la potencia y la fiabilidad de sus redes Wi-Fi; eso está muy lejos de los días en que el Wi-Fi gratuito se consideraba un lujo (recuerde: eso no fue hace mucho tiempo).

Es posible que no tenga tanto tiempo libre

Una posible desventaja de los viajes combinados es que la gente olvide el valor de desconectar de verdad. Y las presiones de estar “siempre conectados” pueden seguirnos allá donde vayamos.

Y no cuente con conseguir una reserva donde quiera ir. Entre la demanda acumulada y la posibilidad de viajar en cualquier momento y lugar, la disponibilidad en los mejores complejos turísticos sigue siendo la más baja de la historia.

“Hemos tenido años récord en varios de nuestros complejos”, dice Craig Read, CEO de Auberge Resorts Collection. “La demanda es tan alta en algunos de nuestros establecimientos que incluso cuando he preguntado si el equipo de reservas puede hacerme un hueco con mi familia para las vacaciones de primavera, niegan con la cabeza y dicen que no.”

Le puede interesar:

¿Remoto o presencial? Las empresas en Colombia se inclinan por un modelo en 2022

¿Sueñas con vivir viajando? Este crucero ofrece un hogar para recorrer el mundo

Oportunidades de trabajo remoto en EE.UU. aumentarán este año

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD