Green

Política de trabajo desde la oficina de Goldman Sachs es ahora la aberración

Más de dos tercios de las personas (68%) prefieren ahora un modelo de trabajo híbrido, según la última encuesta trimestral de Future Forum

view
Por William Shaw, Irina Anghel y Loukia Gyftopoulou
13 de febrero, 2022 | 05:53 PM
Últimascotizaciones

Bloomberg — Con la desaparición de las restricciones por la pandemia en el Reino Unido, las oficinas están cada vez más ocupadas. Sin embargo, un gran número de escritorios siguen vacíos.

Incluso con el número de casos de Covid-19 sin cambios o en descenso en el Reino Unido, Estados Unidos y gran parte de Europa, muchos empleados siguen eligiendo activamente trabajar desde casa al menos parte de la semana. Cada vez es más difícil para los directivos afirmar que sus oficinas se llenarán simplemente cuando el virus disminuya.

Las empresas, grandes y pequeñas, están adoptando modelos de trabajo híbridos irreconocibles respecto a las rutinas anteriores a la pandemia, y prácticamente han acabado con los desplazamientos de cinco días a la semana.

PUBLICIDAD

Pocos predijeron un cambio tan radical, incluso cuando comenzó la pandemia. “Todo el mundo esperaba que todo volviera a la normalidad. Y creo que ahora nos damos cuenta de que no es así”, afirma Julia Hobsbawm, autora de The Nowhere Office: Reinventing Work and the Workplace of the Future (La oficina en ninguna parte: Reinventando el trabajo y el lugar de trabajo del futuro en español), que se publicará en el Reino Unido este mes y en EE.UU. en abril.

Las empresas o los directivos que están pensando en la vuelta a la jornada completa se enfrentan a una realidad incómoda, dicen los expertos: Sin los importantes incentivos salariales que sólo pueden ofrecer las empresas más ricas, es cada vez más probable que el personal busque otros lugares. Para todos los demás, se necesitan cambios radicales en la cultura laboral para retener y atraer a los mejores.

Casi un año después de que el CEO de Goldman Sachs Group Inc. (GS), David Solomon, calificó el trabajo desde casa de “aberración”, y el banco que dirige sigue manteniendo su postura. La expectativa de Goldman es que el personal trabaje desde la oficina, según una persona familiarizada con el asunto que declinó ser nombrada.

PUBLICIDAD

Las políticas de otros bancos son más matizadas. JPMorgan Chase & Co. (JPM) espera que el personal con sede en el Reino Unido vuelva a la oficina al menos algunos días a la semana. Citigroup Inc. (C) tiene planes similares. Standard Chartered Plc (STAN) y HSBC Holdings Plc (HSBC) están adoptando acuerdos de trabajo híbridos, sin imponer requisitos de presencia en la oficina. Del mismo modo, NatWest Group Plc (NWG) espera que el 87% de su personal divida su trabajo entre el hogar y la oficina a largo plazo.

Más de dos tercios de las personas (68%) prefieren ahora un modelo de trabajo híbrido, según la última encuesta trimestral de Future Forum realizada a casi 11.000 trabajadores del conocimiento en Australia, Francia, Alemania, Reino Unido y EE.UU.. Además, el 95% de los encuestados desea tener flexibilidad en los horarios de trabajo.

Empleados en sus mesas dentro de un edificio de oficinas en Londres. Fotógrafo: Chris Ratcliffe/Bloombergdfd

Por su parte, Solomon, de Goldman, sigue siendo partidario de que el personal vuelva a trabajar. El banco no ha dado detalles sobre qué nivel de trabajo a distancia se permite, si es que se permite, señalando sólo los comentarios que Solomon hizo en una llamada de ganancias el año pasado.

“Permítanme ser claro, lograr el objetivo de que nuestros colegas vuelvan a la oficina no es incompatible con el deseo de proporcionar a nuestra gente la flexibilidad que necesitan para gestionar sus vidas personales y profesionales, que es la forma en que siempre hemos dirigido esta empresa”, dijo Solomon en la llamada de abril de 2021.

La mayoría de las empresas tendrán problemas con este tipo de enfoque, según Claire McCartney, asesora principal de políticas del Chartered Institute of Personnel and Development del Reino Unido. “Si las organizaciones obligan a la gente a ir a la oficina sin una justificación clara, esto afectará a la motivación y acabará provocando que la gente se vaya”, afirma.

Según Hobsbawm, el sector financiero es uno de los que puede intentar, y en parte conseguir, obligar a volver a la oficina. Sin embargo, cree que Gran Bretaña y EE.UU. están experimentando una “gran reevaluación”, un profundo cambio cultural en torno a las actitudes hacia el trabajo.

PUBLICIDAD

“No hay una vuelta al por mayor a la oficina que se mantenga”.

En Londres, el ritmo al que el personal está volviendo a sus escritorios se está acelerando, pero los viajes en el metro de la ciudad se mantuvieron en sólo el 58% de los niveles de 2019, según las cifras del gobierno publicadas la semana pasada. El índice Pret de Bloomberg mostró que las transacciones en los distritos financieros de Londres alcanzaron el 78% de los niveles previos a la pandemia, 10 puntos porcentuales menos que el pico de 2021. En Nueva York, las ventas en la zona de Wall Street son sólo el 41% de los niveles normales.

El regreso de los desplazamientos al trabajo
El uso del transporte londinense aumenta, pero aún está por debajo de los niveles de 2019
Blanco: Tren
Azul: autobusdfd

Algunas empresas están aprovechando el momento híbrido para reinventar su forma de trabajar. En Alemania, Volkswagen AG (VOW3), uno de los mayores empleadores del país, planea la “máxima flexibilidad” tras la pandemia, junto con la formación de ejecutivos y directivos.

PUBLICIDAD

El proveedor de servicios sanitarios Bupa Ltd. también se centra en los directivos. Quiere que se celebren menos reuniones largas y ahora fomenta las reuniones breves y frecuentes con los equipos y las personas. Los directivos reciben formación sobre cómo establecer objetivos claros y medir el rendimiento, una medida que Bupa considera que sólo beneficiará a sus 84.000 empleados.

“Honestamente, el tipo de capacidades con las que estamos equipando a nuestros directivos, probablemente siempre deberían haberlas tenido”, dijo Julie Stephens, directora de bienestar, salud y seguridad de Bupa.

PUBLICIDAD

Otros, sobre todo los que tienen una alta proporción de personal joven, están tratando de tomar una versión de la Generación Z de la misma cuerda floja en la que ya se encuentra Goldman Sachs.

El minorista online británico Asos Plc (ASC), conocido por su moda rápida, quiere que sus 3.800 empleados, predominantemente jóvenes, “estén más dentro que fuera”. Muchos empleados “echaban de menos el bullicio de nuestras oficinas”, dice la empresa. Y aunque Asos dice que la “conectividad significativa de la oficina” ofrece los mejores resultados, subraya que su política no es “única”.

Viajeros regresando a la City de Londres, tras el levantamiento de la guía de trabajo desde casa, el 27 de enero. Fotógrafo: Luke MacGregor/Bloombergdfd

El planteamiento de Asos combina un compromiso con la flexibilidad con un recordatorio de que los profesionales de la empresa son importantes, lo que representa el dilema al que se enfrentan muchas empresas. Los trabajadores más jóvenes, en particular, buscan cada vez más empleadores que perciban que demuestran propósito e integridad.

PUBLICIDAD

“Especialmente cuando se trata de trabajos profesionales y altamente cualificados, es un mercado de trabajadores. Ellos dictan las condiciones de lo que necesitan”, afirma Mary Asante, directora de HR Independents, una organización que apoya a los profesionales de los recursos humanos.

Las oficinas están cambiando y van más allá de las mesas de ping-pong y la comida gratis. Citigroup se está gastando más de 100 millones de libras (US$136 millones) en renovar su rascacielos de Canary Wharf, centrándose en la eficiencia energética y en los espacios de trabajo compartidos, con jardines de invierno y de salud.

Citi quiere que el personal aprenda, entrene, innove y resuelva los problemas juntos. Se trata de un enfoque moderno, aunque James Bardrick, responsable de Citi en el Reino Unido, establece un paralelismo con otra época. “Aprendí la mayor parte de lo que hice cuando empecé hace 35 años observando y escuchando a personas más experimentadas a mi alrededor, ya fuera tomando notas o preparando té”.

PUBLICIDAD

Empresas como Citi, que dan importancia a la vida en la oficina, se enfrentan a una prueba: ¿Pueden poner en marcha políticas de trabajo híbrido que sean lo suficientemente flexibles como para mantener al personal contento y conseguir que su gente vuelva a trabajar in situ?

Algunas van más allá de rediseñar los edificios. Empresas de tecnología financiera como Revolut Ltd. y Eigen Technologies Ltd. ya se han comprometido a permitir que su personal trabaje a tiempo completo desde cualquier lugar.

El traslado “ha sido una de las decisiones más difíciles que he tenido que tomar”, dijo en una entrevista el cofundador y CEO de Eigen, Lewis Liu. “Una de las cosas que pierdes cuando te vuelves totalmente remoto es uno de los propósitos de por qué trabajas”.

Para asegurarse de que el personal sigue comprometido, Eigen les anima a asistir a eventos de queso y vino en la oficina y celebra sesiones de planificación fuera de la oficina en lugares como Monkey Island Estate, un hotel de lujo en Berkshire, a las afueras de Londres.

Del mismo modo, el banco de inversión Peel Hunt LLP (PEEL) reunió a sus empleados el año pasado en un “big bang” de dos semanas para que se reconectaran con la empresa. “Fue un éxito absoluto”, dijo el CEO Steven Fine. “Calculo que el 90% de los empleados que cumplían los requisitos se incorporaron y después volvieron a hacer lo que a su jefe le parecía bien que hicieran”.

Los empleados se alinean en los balcones y las escaleras mecánicas del edificio de Lloyd’s of London durante el servicio anual de conmemoración del armisticio en Londres, el 12 de noviembre. Fotógrafo: Christopher Furlong/Getty Imagesdfd

La magnitud del cambio causará bajas. El centenario mercado de seguros Lloyd’s (LLOY) de Londres está revisando sus necesidades inmobiliarias, alimentando las especulaciones de que podría abandonar su emblemática sede londinense. El alcalde de la City, Vincent Keaveny, socio del bufete de abogados DLA Piper, teme por los cafés, restaurantes, dentistas, médicos y gimnasios del distrito financiero. “Necesitamos que la gente vuelva a apoyar esos negocios”, dijo.

Otros informan de una sensación de deriva y confusión. Un gestor de fondos con sede en Londres que se aventuró a entrar en su oficina sólo encontró a otras cinco personas. Otro dijo que los constantes cambios en la normativa confundían a su equipo, y ahora cree que será difícil que vuelvan. Un tercero señaló que muchos empleados optan ahora por trabajar desde casa los lunes y los viernes, y lamentó la creciente falta de contacto cara a cara.

“La estructura de las jornadas laborales tiene que establecerse, pero será lugar por lugar”, dijo Hobsbawm, cuya teoría de la “Oficina en ningún sitio” cuestiona la cultura de estar siempre conectado y conectado que dominó la economía del conocimiento durante años antes de que se produjera la pandemia.

“Me solidarizo absolutamente con Goldman Sachs y con cualquier organización que intente equilibrar lo que tiene que hacer a diario”, dijo Hobsbawm. “Pero lo que les diría a todos los líderes empresariales y a los responsables políticos es que, por favor, miren a su alrededor. Por favor, capte el ambiente”.

Con la asistencia de Katie Linsell y Monica Raymunt.

Le puede interesar:

Trabajadores nómadas y el modelo híbrido se imponen en Latinoamérica en 2022

¿Remoto o presencial? Las empresas en Colombia se inclinan por un modelo en 2022

Goldman Sachs planea expansión en Latinoamérica tras año récord

Este artículo fue traducido por Andrea González

PUBLICIDAD