Uruguay

Residencia legal y fiscal en Uruguay: cuáles son los trámites y requisitos para mudarse

Los ciudadanos de países del Mercosur pueden tramitar el permiso de forma gratuita en el Ministerio de Relaciones Exteriores o en los consulados uruguayos en el exterior

El Aeropuerto de Carrasco es uno de los principales lugares de ingreso a Uruguay. Foto: Dirección Nacional de Aduanas.
03 de marzo, 2022 | 09:40 AM

Montevideo — El récord de pedidos de residencia legal en Uruguay por parte de argentinos llevó al consulado uruguayo en Buenos Aires a ampliar su capacidad de atención. Pero, ¿cuáles son los requisitos para el trámite? ¿Qué documentos se necesita presentar?

Los extranjeros que buscan radicarse o tener inversiones en Uruguay pueden estar sujetos a dos tipos de trámite: la residencia legal, la más común, y la residencia fiscal. Como no son excluyentes, se puede tener una sin la otra. La residencia legal es el proceso administrativo realizado para obtener la regularización de la estadía y luego poder obtener la cédula de identidad uruguaya. La residencia fiscal, en tanto, determina sobre qué impuestos está sujeto el contribuyente.

Las residencias legales para personas que nacieron en estados parte y asociados del Mercosur y para extranjeros familiares de uruguayos se tramitan ante el Ministerio de Relaciones Exteriores. Por su parte, aquellos ciudadanos de países sin vínculo con el bloque regional deben tramitarse ante la Dirección Nacional de Migración.

PUBLICIDAD

El trámite de residencia Mercosur es gratuito y se realiza ante el Ministerio de Relaciones Exteriores o consulados uruguayos en el exterior. Al tiempo que la solicitud ante Migraciones cuesta 557,30 Unidades Indexadas, unos US$65.

VER MÁS: PIB de Uruguay: cuál es el crecimiento económico que proyecta el gobierno en 2022

Residencia legal

Los requisitos para la residencia legal en Uruguay de los ciudadanos del Mercosur son los siguientes:

PUBLICIDAD
  • Documento de identidad original con el cual ingresó al país.
  • Deberán presentar certificado de Antecedentes Penales legalizado o apostillado y traducido (a excepción de Brasil que no requiere traducción) del país de origen y de los países donde residió los últimos cinco años por un periodo igual o mayor a 6 meses.
  • Carne de vacunas que acredite que el extranjero cumple con las vacunas requeridas en Uruguay y que se encuentra vigente.

Cuando el solicitante es menor de edad deberá presentar su partida de nacimiento apostillada y expedida en un plazo máximo de un año.

Las personas que no pertenecen a países del Mercosur deberán probar sus medios de vida, que entre las opciones más comunes están demostrar ser empleado, trabajador independiente, empresario o jubilado. Además, si el país requiere visa para el ingreso a Uruguay, el trámite deberá estar vigente.

Además requerirán carne de salud vigente expedido por los servicios habilitados por el Ministerio de Salud Pública.

Residencia fiscal

La residencia fiscal es un concepto distinto al de residencia legal, ya que se puede ser residente fiscal sin ser residente legal y al revés, explicó a Bloomberg Línea el contador Javier Otegui, socio del estudio Guyer & Regules especializado en temas tributarios.

“Para ser considerado residente fiscal, y por lo tanto sujeto pasible a priori de impuestos en Uruguay, hay que cumplir con ciertos vínculos con el país”, dijo el especialista. Las causales varían entre el tiempo de permanencia en el país, vínculos familiares, inmuebles adquiridos e inversiones.

ADEMÁS: Datos oficiales: ¿cuánto invierten los argentinos a través de Uruguay?

PUBLICIDAD

“Hay varias condiciones para ser considerado residente fiscal en Uruguay, algunas requieren inversión en el país y otras no. Se puede ser residente fiscal por ejemplo por pasar más de 183 días en un año calendario en Uruguay o por tener en Uruguay el centro de intereses vitales, por ejemplo cónyuge e hijos menores a cargo residiendo en Uruguay, sin necesidad de realizar inversión alguna”, explicó Otegui.

También hay causales que consideran si el solicitante cuenta con determinados intereses económicos en el país.

Una de ellas puede ser tener una inversión en una empresa por un valor superior a 45 millones de UI (unos US$5 millones) y que haya sido declarada de interés nacional de acuerdo a la Ley de Promoción de Inversiones.

PUBLICIDAD

Uruguay, uno de los 10 mejores países para jubilarse según un ranking internacional

Otra de las causales, explicó Otegui, es tener una inversión directa en inmuebles a comprarse a partir de julio de 2020 por un valor superior a 3,5 millones de UI (en el entorno de US$380 mil) y contar con una presencia efectiva en el territorio uruguayo de 60 días en el año civil. Esto fue agregado en un decreto emitido en 2020 por el gobierno de Luis Lacalle Pou.

PUBLICIDAD

Esa norma también agregó como causal tener inversiones en una empresa por un valor superior a 15 millones de UI (US$1,6 millones) “siempre que se realice a partir del 1° de julio de 2020 y generen, al menos, 15 nuevos puestos de trabajo directo en relación de dependencia, a tiempo completo, durante el año civil”.

El Parlamento uruguayo aprobó en 2020 una ley que otorga al nuevo residente una ventaja tributaria frente a los demás.

“Una vez obtenida la residencia fiscal existe la opción de tributar como No Residente por rentas de capital mobiliario del exterior (como intereses y dividendos) por el año que se vuelve residente y por los 10 años siguientes para residentes fiscales a partir de 2020, lo que implica no tributar por los rendimientos de capital mobiliario del exterior”, dijo Otegui. Una vez que pasa ese período, las rentas se gravan al 12%.

PUBLICIDAD

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Corporación América anuncia inversión de US$300M en Uruguay

Uruguay quiere abrir el mercado de marihuana a los turistas

“Aquí se puede pensar a largo plazo”, Lacalle Pou invitó a los argentinos a mudarse a Uruguay

PUBLICIDAD