Mercados

Inversores obsesionados con la inflación ponen la mira en materias primas

La crisis de Ucrania incrementa las preocupaciones sobre posibles interrupciones en el suministro

Aluminio
Por Alex Longley y Mark Burton
23 de febrero, 2022 | 12:59 PM

Bloomberg — Los inversores están inyectando más dinero a fondos de materias primas que en cualquier otro momento de la última década, atraídos por la inflación al rojo vivo y un mercado de futuros que ofrece grandes ganancias.

Los suministros ajustados de todo, desde aluminio hasta petróleo y granos, han llevado los precios de las materias primas a un récord, al tiempo que empujan a los mercados a un backwardation, cuando el precio de los futuros es más alto cuanto más se acerca el vencimiento dando a los suministros a corto plazo una prima. Eso permite a los inversores reservar rendimientos vendiendo contratos al contado y comprando contratos con fecha posterior a precios más bajos.

El efectivo ha inundado las materias primas a medida que los administradores de fondos aprovechan esa oportunidad y buscan una protección contra el aumento más rápido en los precios al consumidor en décadas. Citigroup Inc. (C) estima que el dinero minorista e institucional en el sector ronda los US$700.000 millones, la mayor cantidad desde al menos 2007. Eso también podría estar alimentando aún más el repunte.

PUBLICIDAD

Las enormes entradas se producen a medida que las apuestas sobre la inflación y las tasas de interés agitan mercados más amplios y marcan un cambio para los fondos de seguimiento de índices que resultaron notoriamente poco rentables cuando el último auge de las materias primas se derrumbó en la década de 2010. En aquel entonces, una demanda más débil y una mayor oferta hicieron que muchos precios al contado pasaran a grandes descuentos, lo que dejaba a los inversores expuestos a pérdidas al renovar los contratos.

Materias primasdfd

Backwardation es “un gran viento de cola para la mentalidad de los inversores”, dijo Jason Bloom, jefe de estrategia de ETF de renta fija y alternativas en Invesco, que ha visto acumularse US$1.800 millones en sus mayores productos negociados en bolsa entre materias primas este año. “La gente por primera vez en 14 años ha llegado a la idea de ‘Dios mío, la inflación es un problema’”.

Como ejemplo de cuán atractivas son las curvas a futuro, las materias primas como el crudo pueden ofrecer rendimientos mensuales de más del 3 % al adelantar un mes las posiciones que vencen, incluso si los precios absolutos no se mueven. Los mercados como el del aluminio, que pasó la mayor parte de la última década en contango, la estructura opuesta al backwardation, también están resultando atractivos para los inversores hambrientos de rendimiento, particularmente porque la inflación perjudica los rendimientos de otros activos.

PUBLICIDAD

Eso está provocando que se transfiera más dinero a materias primas, según Ryan Issakainen, vicepresidente senior de First Trust Portfolios.

“La perspectiva ha cambiado y las conversaciones que estamos teniendo son ‘Reconsideremos cómo se ubica esto en una cartera’”, dijo. “¿De dónde debe sacarse el capital si vamos a hacer una asignación a las materias primas? ¿Debería ser de acciones, debería ser de bonos, debería ser de algún otro lugar?

Las materias primas también se han visto impulsadas últimamente, ya que la crisis de Ucrania genera preocupaciones sobre posibles interrupciones en el suministro. Rusia es una fuente importante de metales, incluidos el aluminio y el níquel, un gran productor de petróleo y gas y un peso pesado en el trigo. Rusia, que negó tener la intención de invadir Ucrania, se ha visto afectada por sanciones occidentales iniciales limitadas después de que aumentaron las tensiones.

Los fondos de materias primas de base amplia cotizados en bolsa ahora tienen más de US$21.000 millones, la mayor cantidad desde al menos 2007, según datos compilados por Bloomberg. El Global Tactical Commodity Fund (FTGC, Fondo de estrategia de materias primas globales) de First Trust ha subido a un récord de US$2.600 millones a medida que fue recaudando dinero este mes.

Sin embargo, ese rápido crecimiento plantea riesgos. Los rendimientos de rollo positivos son de poca utilidad cuando un mercado colapsa repentinamente, lo que las materias primas tienden a hacer.

Las grandes entradas también pueden dejar a los fondos con una gran parte de los contratos en un mercado, lo que puede dificultar potencialmente la entrada y salida de posiciones sin alterar los precios. Por ejemplo, los dos ETF de materias primas de Invesco tienen alrededor del 25% del interés abierto en la gasolina Nymex de diciembre, según muestran los datos y las cifras del intercambio en el sitio web de la compañía.

PUBLICIDAD

Eso se debe en parte a que el sector tiende en gran medida a seguir los dos principales productos del índice de materias primas: el índice S&P GSCI y el índice de materias primas de Bloomberg. Pero la naturaleza sistemática de tales inversiones significa que las entradas pueden crecer tan rápidamente que luego corren el riesgo de agitar los mercados, como sucedió cuando las apuestas a través del US Oil Fund (Fondo de petróleo de EE.UU.) contribuyeron al caos en el crudo en 2020.

Sin embargo, los fondos no están demasiado preocupados por ahora, incluso con millones de dólares que se invierten en materias primas todos los días.

No estamos ni cerca de lo que consideramos preocupaciones sobre la capacidad”, dijo Bloom. “Espero que tengamos ese problema en un año o dos. Diría que, en términos generales, todavía hay una gran parte de la comunidad inversora que no invierte lo suficiente en materias primas”.

PUBLICIDAD

Le puede interesar:

Bimbo: Conflicto en Ucrania es un riesgo adicional para mayores costos en materias primas

PUBLICIDAD

Aluminio cerca de su precio máximo de 13 años impulsado por crisis en Ucrania

Índice pánico: ¿qué es el VIX y qué nos cuenta del momento actual del mercado?

Este artículo fue traducido por Miriam Salazar

PUBLICIDAD