Actualidad

Se apagan las negociaciones entre Rusia y Ucrania; Kremlin avanza con plan militar

El presidente Ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, dijo que la lucha continúa. “Sabemos lo que estamos defendiendo. El país, la tierra, el futuro de los niños de Kiev”

Un policía en el exterior de un edificio dañado tras una explosión ocurrida la madrugada del viernes durante los ataques de la artillería rusa en Kiev-
Por Bloomberg News
26 de febrero, 2022 | 09:26 AM
Tiempo de lectura: 4 minutos

Bloomberg — El presidente Vladimir Putin apagó cualquier esperanza inmediata de la diplomacia para poner fin a los combates en Ucrania y ordenó que continuara el avance militar de Rusia, mientras las naciones occidentales apresuraban el apoyo para ayudar al gobierno de Kiev a defenderse.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo en una conferencia telefónica que “debido a que la parte ucraniana en efecto rechazó las negociaciones, las principales fuerzas rusas reanudaron su avance de acuerdo con el plan de la operación”.

Peskov señaló que el presidente Vladimir Putin había ordenado a las tropas rusas que detuvieran su avance el viernes mientras las dos partes discutían la posibilidad de negociaciones, pero no hubo indicios sobre el terreno de que el avance ruso se hubiera detenido el viernes.

PUBLICIDAD

Cuando se le preguntó a Peskov sobre la última ronda de sanciones de Estados Unidos y Europa, Peskov dijo que son “bastante serias”.

“Pero también nos preparamos muy seriamente para ellos con anticipación porque eran esencialmente predecibles”, dijo.

Alexéi Arestóvich, asesor de la Oficina del presidente de Ucrania, confirmó que Kiev rechazó las negociaciones.

PUBLICIDAD

“Sí. Ucrania se negó a negociar. Porque las condiciones que la parte rusa ha alterado a través de intermediarios no nos satisfacen. Fue un intento de obligarnos a rendirnos. Les dimos una señal de que los términos de un posible tratado de paz son posibles en los términos de Kiev, y no en los de Moscú, dijo Arestóvich, quien calificó las condiciones presentadas por Moscú como “demasiado arrogantes”.

Más tarde, el presidente Ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, dijo a través de sus redes sociales que la lucha continúa en muchas ciudades y distritos de su país.

“Sabemos lo que estamos defendiendo. El país, la tierra, el futuro de los niños de Kiev y las ciudades clave de la capital están controladas por nuestro ejército. Los invasores querían bloquear el centro de nuestro Estado y poner sus títeres aquí, como en Donetsk. Rompimos su plan”.

Las negociaciones se lanzaron por primera vez el viernes, poco después de que el presidente chino, Xi Jinping, instara a Putin a entablar conversaciones con Ucrania. Pero el éxito siempre pareció poco probable dada la insistencia de Rusia en la rendición de las fuerzas armadas de Ucrania y la destitución del gobierno electo, mientras realizaba una invasión a gran escala de su vecino. Tampoco había ninguna señal de que la ofensiva rusa se hubiera detenido alguna vez, como sostuvo Peskov.

Rusia atacó la infraestructura militar ucraniana durante la noche con armas, incluidos misiles de crucero, y tomó el control de la ciudad de Melitopol, según un comunicado del Ministerio de Defensa transmitido por el cable de noticias Interfax. Ucrania afirmó haber rechazado a los invasores rusos que intentaban derrocar al gobierno en la capital.

Medidas, sanciones y promesas

Con la guerra en su tercer día y las bajas aumentando, un mundo conmocionado aumentó los costos para el Kremlin de su agresión. La Unión Europea, EE. UU., el Reino Unido y otros ya han promulgado sanciones punitivas contra Rusia, incluso contra Putin y miembros de su círculo íntimo, lo que ha hecho que los mercados rusos y el rublo se desplomen.

PUBLICIDAD

La UE de 27 naciones se acercó más a apoyar la exclusión de Rusia del sistema de mensajería financiera SWIFT, un paso drástico que infligiría daños a la economía europea y a la de sus miembros de la UE, así como a Moscú. El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, y el presidente lituano, Gitanas Nauseda, se reunieron con el canciller Olaf Scholz en Berlín el sábado en un intento por anular uno de los obstáculos finales al acuerdo de la UE sobre la medida.

En una señal del aislamiento de Moscú, China se distanció de Rusia y el ministro de Relaciones Exteriores, Wang Yi, dijo que la situación en Ucrania “es algo que China no quiere ver”, y agregó que era “absolutamente imperativo” que todas las partes actuaran con moderación.

Llovieron las promesas de ayuda para Ucrania. El presidente de EE. UU., Joe Biden, autorizó al Departamento de Estado a proporcionar $600 millones en ayuda inmediata a Ucrania, incluidos $350 millones en fondos militares.

PUBLICIDAD

Holanda enviará 200 misiles antiaéreos Stinger lo antes posible, además de otras ayudas militares aprobadas a principios de este mes. La República Checa enviará ametralladoras, rifles de francotirador, pistolas y municiones además de los 4.000 proyectiles de artillería ya acordados. Bélgica está enviando combustible y 2.000 armas pequeñas, mientras que Eslovaquia, que comparte frontera con Ucrania, está enviando proyectiles y combustible. Alemania dijo que desplegaría tropas en Eslovaquia para instalar un sistema de misiles antiaéreos Patriot en su territorio.

“Es muy importante que la ayuda militar tangible llegue a Ucrania ahora”, dijo Nauseda de Lituania antes de reunirse con Scholz. “Las sanciones son importantes, pero las sanciones tendrán un impacto real y tangible en el comportamiento de Rusia solo dentro de un tiempo”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar:

Este es el peligro nuclear en Ucrania, y no es Chernobyl

¿Qué es la ciberguerra y cómo se relaciona con la guerra de Rusia en Ucrania?

EE.UU. impone sanciones a Putin y a su ministro de Exteriores por invasión a Ucrania

PUBLICIDAD